EXIST (USA) – Egoiista, 2020

Enlaces:

Una vez más vuelven los Estados Unidos a brindarnos la oportunidad de disfrutar de un proyecto de metal progresivo de vertiente extrema. Si bien es cierto que no se trata de un proyecto recién parido, esta obra, que supone su tercer disco, seguro que sirve para poner a los de Baltimore donde se merecen dentro de la vasta escena progresiva.

Así pues, EXIST vienen cargados de influencias en una obra que supera por cuatro minutos la hora de duración y que para nada se torna tediosa. Es precisamente debido a esa brutal combinación de estilos que estos norteamericanos no dejan que nos aburramos en ningún momento, haciendo que sus ideas lleguen a nuestro sistema auditivo a base de habilidad en la ejecución y criterio compositivo. Y es que si dentro de un estilo más simple ya te lo tienes que currar mucho para llamar la atención, imaginad cómo habrá que currárselo cuando te adentras en terrenos progresivos y técnicos.

Juntando fuerzas con Prosthetic Records, Egoiista ha sido envuelto en una fina capa de esoterismo musical, profundizando como os decía en terrenos técnico-progresivos, pero sin hacer ascos a otros estilos y recursos que aumentan el atractivo y la calidad de este redondo. Me gusta mucho que, a pesar de que podamos reconocer también una base extrema, ésta quede relegada (quizá sin intención) a un mero ingrediente más dentro de este caldero. Quiero decir, sí, a lo largo del disco podemos pensar en bandas como OBSCURA, THE FACELESS u otros exponentes del tech death mundial, pero no sé hasta qué punto meter a EXIST dentro del mismo saco, puesto que la mayor parte del tiempo se centran más en crear texturas y atmósferas que en sonar específicamente brutales. Y, ojo, por supuesto que tienen sus partes agresivas, pero a un servidor se le antojan más como puntualizaciones enfáticas para remarcar momentos clave dentro de las composiciones que una parte definida de su identidad, lo cual no es malo, ni muchísimo menos.

¿Que EXIST podría ser una de esas bandas que reinventase el death metal técnico de corte progresivo? Por supuesto, tienen todo lo que hay que tener para hacerlo, pero considero un movimiento bastante inteligente de cara a la galería que hayan prestado más mimo a otro tipo de aspectos, pues, además de que probablemente atraigan a más variedad de público, ofrecen un punto de vista diferente y del que muchas bandas en el futuro podrían beber para seguir ofreciendo material fresco y que enganche. De igual modo que en lo instrumental emplean los momentos de más agresividad para enfatizar ciertos movimientos, han hecho lo propio con las líneas de voz, que cabalgan casi a mitad de camino entre lo melódico y lo gutural pero que en cualquiera de los dos casos se emplean a fondo en ofrecer una variedad brutal, tanto con tonalidades como con técnicas, modulaciones y todo tipo de recursos. Es complicado en un disco de esta magnitud remarcar algo como “lo que más me ha gustado” porque, sinceramente, tanto en ejecución como en composición Egoiista roza la perfección, si es que no la alcanza.

Si una palabra tuviera que representar este trabajo, sin duda sería ‘fusión’, pues han sido capaces de aunar metal progresivo (tanto en su vertiente más clásica como la más extrema), death técnico, jazz, psicodelia y atmosférico con una facilidad y acierto inusitados. Poco más podría añadir excepto más elogios hacia un proyecto que parecía salido de la nada, pero que en absoluto da esa sensación al escucharlo, pues transmiten seguridad y experiencia en cada movimiento que compone cada corte de este soberbio álbum.

Comparte: