EX DEO (CAN) – The immortal wars, 2017

Enlaces: Facebook

Cinco años han pasado desde la salida de Caligvla, el aclamado segundo disco de los canadienses EX DEO que confirmaba la continuidad y la proyección de la banda más allá de su aparente estatus inicial de proyecto paralelo de Maurizio Iacono de KATAKLYSM. Aquel fue el álbum con el que mucha gente descubrió a EX DEO y se enganchó a su death metal épico y sinfónico inspirado en la historia de Roma. Además, y mucho más importante, era un gran disco que superaba al prometedor debut Romulus de 2009.

Tras un breve cese de la actividad de la banda EX DEO se reactivó para la creación de este tercer trabajo, The immortal wars, que nos presenta a unos EX DEO que son básicamente KATAKLYSM con otro nombre. Lo que empezó como un proyecto paralelo ha acabado fagocitando miembros hasta el punto actual en que todos los miembros de un grupo forman parte también el otro, lo que no deja de ser llamativo si tenemos en cuenta que a estas alturas tampoco hay tantas diferencias musicales entre EX DEO y KATAKLYSM.

Esto no se debe a diferencias demasiado importantes entre este álbum y los anteriores de EX DEO. Está claro que The immortal wars sigue moviéndose en los mismos terrenos, y desde el comienzo del álbum identificamos claramente los patrones que va a seguir: death metal de gran carga melódica, con abundantes tempos lentos y pesados que acentúan el carácter épico de las composiciones con los ubicuos añadidos sinfónicos y que recuerda tanto a HYPOCRISY o a BOLT THROWER como a, en algunos momentos, cualquier disco de death melódico sueco de hace diez o quince años.

De esta manera el propósito de la banda pasa por recrearse en el sentimiento trágico de la guerra y en la grandeza más que en lo violento o agresivo. Con arreglo a esto, los escasos pasajes rápidos del disco suenan interesantes y bien hilados, pero mucho menos expresivos que los más lentos. Es en estas partes donde EX DEO trabaja en su terreno y consigue dar a sus composiciones un carácter melancólico que evoca de forma muy efectiva el dramatismo del conflicto.

Sin embargo, moverse en estos terrenos ocasiona un problema que también se da frecuentemente en grupos clásicos como los que mencionaba más arriba: la simplicidad de algunos pasajes hace que la escucha se haga monótona en muchos momentos. A esto no ayuda, en mi opinión, la producción, muy clara y contundente pero quizá demasiado limpia y aséptica. Es buena, pero se parece demasiado a lo que tantísimos grupos hacen en la actualidad, y hace que EX DEO pierda parte de su particularidad. No obstante esta monotonía se ve en gran parte superada con los interludios y las partes sinfónicas, que recuerdan a la banda sonora de una película o un videojuego. Se ha puesto especial cuidado en ello y es un rasgo que no llega a saturar y que se integra bien en la textura de las guitarras, ya de por sí bastante melódicas.

A nivel individual todos los instrumentos ofrecen un trabajo digno. Lo que menos me ha gustado en este apartado es la batería, con líneas a piñón fijo técnicamente muy buenas pero que acaban haciéndose repetitivas. Lo que más, sin duda, las líneas de guitarra, más centradas en la melodía que en el exhibicionismo, ofreciendo solos melódicos técnicamente sencillos pero muy expresivos. Muestra de ello es “Hispania (The siege of Saguntum)“, uno de mis cortes favoritos.

En resumen, The immortal wars es un trabajo continuista respecto a Caligvla. No ofrece grandes novedades pero sabrá enganchar a oyentes habituales de EX DEO y seguramente también de KATAKLYSM. El grupo tiene bien identificado su terreno de trabajo.

Comparte:

COMENTARIOS