EVNEN (ESP) + LAST DISSONANCE (ESP) + CENDRES (ESP) + HAUNTED GODS (ESP) – Barcelona – 09/03/19

Enlaces: Facebook BandCamp

El pasado sábado 9 no reunimos en la sala Razzmatazz 3 para presenciar una noche de metal con cuatro bandas emergentes de la escena catalana. Y en especial para la presentación del nuevo disco de los barceloneses EVNEN que nos traían recién salido de la imprenta su segundo trabajo titulado Act II.

Antes de entrar en la sala nos tomamos la cerveza de rigor en uno de los dos bares míticos en frente de la sala. Por suerte el concierto iba con algo de retraso y pudimos saborearlas con algo más de tiempo ya que llegamos algo justillos.

Cuando entramos en la sala se percibía buen ambiente con bastante gente dentro ya, unos atentos a los últimos retoques en el escenario, otros mirando el merchan de las bandas en el puesto habilitado para ello y, por supuesto, aquellos que no conciben un directo sin tener un vaso de birra en las manos.

Los primeros en subir al escenario fueron los barceloneses HAUNTED GODS, que llevan en activo desde el 2015 como banda más o menos afianzada aunque por lo que parece el proyecto empezó en 2013 con dos miembros de FORJA como creadores. Tienen en el mercado un EP titulado Myth & Gods editado a finales del año pasado.

Empezaron con “Snaeland”, que también abre su EP. Un tema cien por cien power metal, con doble bombo omnipresente y con gran protagonismo de los teclados. El sonido no era el mejor que digamos y se escuchaba todo bastante embarullado. La guitarra sonaba floja y muy aguda para mi gusto y los teclados algo flojos.

Su propuesta es un power metal genérico muy influenciado por la primera oleada de finales de los 90. También tienen ciertos toques folkies con melodías fiesteras para ser coreables.

Por lo que tengo entendido este era su primer o de los primeros conciertos con la nueva formación, ya que el EP lo grabó un chico a las voces y aquí era Txell la que se encargaba de cubrir ese puesto. Tengo que decir que se les notaba verdes en el escenario, a pesar de que parecían estar a gusto encima de él. A lo que sonaba le faltaba maduración y más trabajo. Además de los problemas de sonido, creo que les haría mucho bien pillar otro guitarra para darle más cuerpo al conjunto, y sobre todo cuando hagan los solos no se quede todo tan vacío. También había momentos que parecía que todos fuesen un poco a su bola. El batería a todo trapo por un sitio y los demás por otro, como si no se escucharan entre ellos. Puede que fuera debido a problemas de monitorización, que creo que los grupos se quejaron un poco de eso en general.

Todo esto es subsanable con trabajo, mucho en este caso, porque el estilo que practican está minado de millones de bandas y si quieren hacerse un hueco en la escena van a tener que trabajar mucho. A su favor tienen que les apasiona el estilo que hacen, eso se nota, yque pueden captar fans con su vertiente más friki. “Vaiana” de The witcher o la cover del tema principal de la BSO de la serie de anime Fairy tail son buena muestra de ello. Y, sobre todo, que en sus temas buscan siempre esa melodía y esas partes para ser coreables y “lololizables” que tanto enganchan en el power metal, como bien demostraron con su último tema “Tower of the rising sun”.

  1. «Snaeland«

  2. «Orpheus» 

  3. «Talekeeper«

  4. «Zirael«

  5. «Vaiana (cover)«

  6. «Fairy tail (cover)«

  7. «Seventh witch«

  8. «Hastings«

  9. «Tower of the rising sun«

Tras un breve cambio de set los siguientes en subir al escenario fueron CENDRES, que llegaron desde Girona para ofrecernos un buen rato de puro y genuino heavy metal de la vieja escuela, muy influenciado por la escena de la NWOBHM. Como en el grupo anterior, también tenían a una mujer al frente de la banda; en este caso era Myriam la encargada de llevar el peso de la actuación, con su potente voz que a mí me recordaba a una mezcla entre Doro y Federica de Boni (la cantante de WHITE SKULL) pero con una vertiente más melódica en temas como “La rosa i el drac”, un tema perfecto para su lucimiento, o el principio de “Flama de vida”, donde dio rienda suelta a su vertiente más lírica.

Su actuación se fue desarrollando con algún problema de sonido que otro, pero el sonido era mejor que en el concierto anterior. También se les notaba mucho más compenetrados y con más tablas encima del escenario. Algo estáticos, salvo Myriam que se movía y animaba al público para que coreasen sus temas, pero más conjuntados y haciendo que todo sonase potente y compacto. Eso sí, no faltaron los momentos de “coreografías” entre guitarras y bajo y animar al público con los omnipresente ey ey ey.

Una actuación muy clásica en todos los sentidos, tanto en ejecución como en los temas que nos presentaban. Creo que el grupo tiene una gran baza en Myriam. Tiene una muy buena voz, agresiva y algo rota en momentos puntuales, que pega muy bien con los riff pegadizos, las melodías de guitarra y el bajo eternamente galopante.

Al finalizar su actuación nos prometieron que dentro de poco tendrán material para escuchar en formato físico, ya que hasta el momento solo tienen temas colgados en la red además de camisetas y alguna cosa más como merchandising.

  1. «Cendres«

  2. «Avançant«

  3. «Mes forts«

  4. «La rosa i el drac«

  5. «Flama de vida«

  6. «Lliures o morts«

  7. «Mans enlaire«

  8. «Silenci«

  9. «Soldats«

Para la siguiente actuación el escenario se decoró con banderolas del grupo y un telón al fondo, todos los integrantes de LAST DISSONANCE salieron al escenario y empezó la debacle de la sala Razzmatazz 3. Desde el primer segundo la intensidad y entrega del grupo fueron brutales. La mejora del sonido también fue espectacular. Llevaban todo monitorizado y secuenciado, tanto instrumentos como luces que acompañan al show. Y la verdad es que se notó sobremanera, dándole un aire muy pro a su actuación. Si a eso le añadimos una entrega brutal por parte de todos los miembros del grupo tenemos la mezcla perfecta para un bolo épico y para que la gente se volviera loca con ellos.

La única pega que le pondría al sonido en su actuación es que en momentos puntuales el bombo se comía mucho el sonido del bajo, sobre todo en las partes más brutales. Por lo demás su actuación en cuanto sonido rozó casi la perfección.

Con “Bloodlust” empezaron los primeros pogos en la sala, que casi no pararían hasta el final de su actuación. La música que ofrece este combo es muy dada para estos menesteres, un death metal moderno con mucha base core y con momentos puntuales de melodía a lo Gotemburgo. Si además ellos no paran quietos un segundo, saltando, subiéndose a monitores y bancadas, dando vueltas por todo el escenario y por supuesto animando al público, es normal que se líen unos pitotes importantes en la pista. No recuerdo en que tema fue, pero hasta sus dos guitarras y el cantante bajaron del escenario para liarla en el pogo con el resto del público.

Un directo muy enérgico el de esta joven banda que sabe mezclar a la perfección el core y el death metal de corte más clásico, como en el tema “Dry undead”, uno de los que más me gustaron de su actuación. Habrá que seguirlos de cerca para ver como evolucionan, porque se ve que ellos están al cien por cien con el grupo.

  1. «End of sun«

  2. «Fight it«

  3. «Bloodlust«

  4. «Sleepwalker (PARKWAY DRIVE cover)«

  5. «Overlord»

  6. «Dry and dead«

  7. «Suka blyat«

  8. «Unspoken (THE GHOST INSIDE cover)«

  9. «Knife of betrayal«

  10. «Wealth slaves«

Y por fin, después de otro rápido cambio de set, llegaba la hora de que EVNEN nos presentaran en directo lo que puede dar de sí su nuevo disco.

Empezaron con “Perfidia”, tema que también abre su último trabajo Act II. Después de la descarga del grupo anterior era una actuación complicada y, a pesar de que al principio los vi algo dubitativos y estáticos, claramente fueron de menos a más y acabaron demostrando todo lo que pueden ofrecer en directo.

Tuve la oportunidad de verlos hace nada en la semifinal de la Wacken Metal Battle y se les veía algo más agarrotados e inseguros, pero poco a poco se fueron sacudiendo los nervios y cuando llegó el momento de tocar “Incursus” ya estaban a pleno rendimiento. Puede ser que al ser un tema del anterior disco lo tengan más por la mano y se sientan más cómodos con él, además de ser un tema perfecto para ir caldeando al público que ya empezó a mostrar conatos de pogos.

El sonido era bueno, aunque en momentos puntuales el doble bombo se comía un poco al resto de la banda. Pero por suerte se podían escuchar a la perfección las melodías, juegos de guitarra y las lineas de bajo de Dani, que lució un semblante sumamente serio y hasta de cabreo durante todo el bolo.

Los temas en directo han ganado en intensidad y agresividad sin la presencia de los teclados. Puede que hayan perdido un poco de la épica de su primer trabajo, pero lo han sabido suplir perfectamente con melodías de guitarra y un acercamiento más intenso al death metal de corte más clásico, y temas como “Thousand tears” y “Beyond the dark light” sonaron atronadores en directo.

Para ir acabando nos ofrecieron un tema ya clásico en sus actuaciones y hasta la fecha la canción que siempre ponía fin a sus directos: “Shades of suffering”, de su anterior disco, que sonó tan potente y épica como siempre, a pesar de no tener ya las partes de piano. Y el último tema con el que despidieron fue la extensa “Signati”, una canción que es agresividad y melodía pura a partes iguales, además de una partecuellos y creadora de remolinos brutal. Estoy seguro que se va a convertir en un clásico de la banda desde ya porque, si en disco ya es potente, en directo es una auténtica bomba.

Una buena noche de metal en todas sus vertientes con las dos bandas cabeza de cartel que tienen un prometedor futuro y un gran trabajo a sus espaldas.

  1. «Perfidia«

  2. «Falling into darkness«

  3. «Ángelus infernalis«

  4. «Incursus«

  5. «Thousand tears«

  6. «Beyond the dark light«

  7. «Shades of suffering«

  8. «Signati«

Texto:

Fotos:

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS