EVIL RISE – Sentence to the world, 2013

Enlaces: MySpace Facebook Reverbnation BandCamp

evilrise09…In War and hate (2011) me dejó, en su momento, con cierto sabor agridulce. Quizás el tipo de producción, premeditada por otra parte, no hacía justicia a un álbum muy interesante en líneas generales. Es cierto que ésta empastaba bien con los temas más heavies y más melódicos, pero ensombrecía en cierto modo los más pesados y oscuros. No obstante eso era el disco: umbrío, nocturno… en contraposición a los temas más luminosos que nos habían adelantado un año antes. Quizás un servidor no pudo desprenderse de esa sensación de desconcierto que experimentó al escuchar por primera vez el álbum, y la crítica hacia el tipo de sonido fuera injusta.

En esta segunda entrega (solo ha tenido que pasar poco más de un año para tener entre manos Sentence to the world) ese factor sorpresa ya no existe. Uno tiene la sensación que Óscar G. Comendador (alma mater del grupo y productor del disco) esta vez sí ha dado con la tecla, o al menos un cabeza-cuadrada como el que escribe esto ya se ha ido haciendo una idea de lo que es, y significa, EVIL RISE. Ya no hay diferencia de sensaciones al escuchar cualquiera de los temas que guarda Sentence to the world, como sí la había por ejemplo al oír cortes tan diferentes como “Red sun” o “Metal seeds”.

Dejando aparte la subjetividad a la hora de valorar este tipo de cosas, y yendo a lo estrictamente musical, solo diré una cosa: EVIL RISE me parece una banda injustamente infravalorada en nuestro país. ¿Por qué digo esto? Porque es extraño encontrar un grupo con una personalidad tan acentuada basando su música en lo más old school, sin ser calcomanía de ninguna otra banda y sin encadenarse a un género en concreto, y menos aún formando parte de revivals corta-y-pega de los 80’s.

Fijando su base en el heavy metal, con el santo y seña de la voz de Sarah Evil (mezcla o término medio entre una Marta Gabriel de CRYSTAL VIPER y Peggy Meeussen de BLIKSEM), añaden una esencia doom bastante acentuada, enriqueciendo su propuesta con acercamientos a otros géneros, sin salirse nunca del guión establecido, respetando ese alma EVIL RISE que comenzaron a purgar con …In War and hate.

Así nos pueden sorprender con temas heavy metal como “Nuclear swarm” (heredero de la agresividad de “Run or walk”), e “Intensity” o “Divided”, testamentarios de la carga melódica de “At the house of pain”. Pero igualmente nos pueden asombrar con ese doom a lo CANDLEMASS en “Blood without tears” o en el inicio de “The lonely path” (más heavy), incluso con unos comienzos a lo HELLHAMMER / CELTIC FROST en un tema como “Screaming”.

Eso por no hablar de esas atmósferas sucesoras de “Red sun” o “Evil Dies” en “First the fist”, “My dark soul” y “Funeral to the world”, en ocasiones ligadas al sonido doom / gothic metal, incluso el grupo tiene tiempo para tímidos acercamientos al thrash metal en las instrumentales “Sentence to the world” y “Thrashed”…

No obstante, y para finalizar, diré que si hay un tema que es paradigma de lo que es este nuevo trabajo de EVIL RISE, ese es el inicial “The Place”. Lo tiene todo: sabor añejo, oscuridad y perfecta combinación de una base heavy metal con pasajes doom y hasta black. Y todo ello sin perder un ápice de lógica ni consistencia. Sentence to the world es un álbum, sobre todo, conexo, un rompecabezas perfectamente ensamblado. Y eso es muy difícil de conseguir cuando se combinan tantas ideas… Me da la impresión que esta vez no se han quedado a medio camino.

firmatopo

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS