EVADNE (ESP) – Dethroned of our souls, 2019

Enlaces:

Vuelve, dos años después de su tercer larga duración, uno de los máximos exponentes nacionales dentro del death/doom, el death de corte fúnebre y lentorro, el doom guturalizado y rabioso, como lo queráis llamar. Este nuevo capítulo de la desesperación infinita escrito por el oscuro y herido apóstol EVADNE, unsacro, bello y cruel al mismo tiempo.

Es en esta ocasión pues, un capítulo que hace compendio, como en el título ya se deja entrever, de su demo de 2004 In the bitterness of our souls y su EP de 2014 Dethroned of light. De esta comunión de obras, llevada a cabo en los tenebrosos altares del sello armenio Funere, nace Dethroned of our souls, para el que se han empleado versiones remasterizadas y remezcladas del EP de 2014, además de un ‘live session‘ del tema «Colossal«. Además de esto, han incluido una versión de los neerlandeses OFFICIUM TRISTE incluida en el tributo oficial de los de Rotterdam, Born to lose, doomed to die. Es una de estas ediciones que resultan suculentas a la hora de sacar la vena coleccionista a relucir, que además ofrece la oportunidad de tener en físico una copia de la demo de 2004, de las que seguramente queden pocas copias y las tenga un señor de Kurdistán cuyo pseudónimo en Discogs es «glutterfux28» y no se conecta desde hace seis meses.

Fuera bromas, además de que no puedo ser del todo objetivo con EVADNE, ya que es una banda que me despierta cosas muy concretas que me traen recuerdos especiales a la mente, The shortest way fue un disco que hizo que volviera a retomar el contacto y a interesarme más que nunca por la escena ya no sólo nacional de death/doom metal, sino también por el que proviene de fuera de nuestras fronteras. Siempre me ha parecido que tienen una facilidad abrumadora para transmitir con precisión sentimientos tan delicados y sensaciones que pueden llenarte de esperanza y de absoluta desolación, formando un encontronazo emocional que parece que todo lo que gira en torno a uno se resquebraje a cámara superlenta. Seguimos entonces, cómo no, encontrando estos ingredientes en Dethroned of our souls, aunque me he encontrado con gratas sorpresas, además de los clásicos redescubrimientos ocasionados al volverme a reunir con canciones que hacía tiempo que no escuchaba. La primera es la ya comentada inclusión de la demo de 2004, en la que dan la oportunidad a gente como yo de escuchar el primer capítulo de la historia de EVADNE. Aunque ya se ofrece un estilo bastante definido, el sonido decanta un poco la balanza hacia derroteros que se acercan al gótico, con mucha más presencia de los teclados, ya no tanto por cuánto se emplean sino por cómo. Más audibles en la mezcla que en posteriores trabajos, los valencianos también juegan con la atmósfera, llegando a sonar a la parte de la psicodelia más afín a la oscuridad del espacio, como bien se percibe en «The autumn of the withered roses«. Como bien se percibe en los temas más modernos de este recopilatorio, este cautivador apóstol de la muerte que es EVADNE evolucionó tornándose más extremo, más rudo y furioso, pero igualmente desolador. Recuerdan su versión más pura de esto con «The wanderer«, una de las joyas de su tesis doctoral mentada anteriormente, The shortest way.

Otra de las sorpresas de esta edición ha sido la versión de OFFICIUM TRISTE. A pesar de lo complicado que parece a priori que una banda de death/doom versione a otra del mismo rollo y no parezca una mera reproducción ejecutada por otra banda, EVADNE ha conseguido tratar con mimo un tema tan delicado y majestuoso a la vez como «Like Atlas» y llevarlo a su terreno sin deteriorarlo, modificando con clase y minuciosidad algunos detalles, añadiendo otros y al mismo tiempo que se siga reconociendo la marca de OFFICIUM TRISTE, algo que si a alguien no le parece dificilísimo le reto a un duelo de guantes donde quiera y cuando quiera. La combinación de lo mejor de cada una de las bandas, unificada en proporciones equilibradas.

Como ya anunciaran en su día, la más reciente versión de «Bleak rememberance» y «Awaiting» vienen protagonizadas por la colaboración de dos nombres propios dentro del underground: Fiar de FOSCOR y Natalie Koskinen de SHAPE OF DESPAIR. A ambas se les ha dado un nuevo enfoque en cuanto a la producción.

Para cerrar las cosas que eran novedad y más me han marcado de este recopilatorio, la inclusión de esa versión ‘live session‘ de «Colossal«, en la que suenan más cercanos, más auténticos y orgánicos, y que destapa un poco más esos sentimientos tan palpables que acostumbran a expeler los de Valencia.

Un puzzle incompleto, pero del que se pueden ver los pedazos, casi desintegrados, de las piezas que faltan, que son las que alimentan nuestros sentimientos más aterradores y duros, esos de los que no podemos escondernos, esos de los que no podemos prescindir.

Comparte:

COMENTARIOS