Estrellas y estrellados

Enlaces:

Felipe: Me gustan los blancosconfederada.svg

Roberto: O sea, que no te gustan los negros.

Felipe: Lo siento, no volveré a decir que odio a los negros.

Y así, niños, es como se incendió Internet.

Pero si conseguimos dejar de lado la polémica que aún arrasa entre la comunidad metalera (y no metalera, si observamos las redes) y que por desgracia, seguirá dando de qué hablar durante un tiempo, podremos encontrar una de las eternas luchas, que han dado pie a esta situación, o que por lo menos, la han alimentado.

Bastante inofensiva y con mucha timidez, la llamada “Bandera Confederada” ha hecho acto de presencia en más de un concierto y local de rock, metal e incluso blues (aunque nos pueda parecer incompatible). ¿Pero qué simboliza esa bandera, una con la que no todos están de acuerdo?

En primer lugar, hay que aclarar que ni se llama “confederada”, ni ha tenido nunca oficialidad. Al menos si nos atenemos al popular diseño cuadrado. Ese que vemos en pañuelos, parches, y en las verdaderas y oficiales banderas de los Estados Confederados (amen de ciertas reminiscencias en estados del sur a los que se les ha permitido mantener ciertos diseños).

Todo comienza con la guerra civil, o “Guerra de secesión estadounidense” en 1861. Se plantea la Bandera Nacional Confederada. Su primera versión muestra estrellas en círculo, en un recuadro azul, en la esquina superior izquierda. La acompañan dos franjas rojas y una franja central blanca. Hasta el inicio de la guerra, el número de estrellas fue variando en función de la cantidad de estados que se fueron uniendo al bando sudista, hasta llegar a trece. Las similitudes con la bandera que utilizaban los estados del norte, hacía que la confusión en batalla fuese un problema y se llega al segundo emblema. “La impoluta”.

Con un recuadro rojo, cruzado por una cruz azul marino, adornada con trece estrellas representando a los estados, y forma cuadrada, en la esquina superior izquierda, sobre un fondo completamente blanco, nace la Segunda Bandera Nacional Confederada. Conocida como “El emblema impoluto”, fue rápidamente desechada. Creo que no os hace falta mucha imaginación para entender que una bandera cuya mayor parte es un espacio en blanco, puede confundirse con una señal de rendición…

Y por fin llega la tercera, y última bandera. Al diseño anterior, se le añadió una franja vertical en el margen derecho, de color rojo. Popularmente conocida como “la bañada en sangre” o “la sangrienta”, esta bandera terminaría siendo la oficial en marzo de 1865.

En abril de ese mismo año, el general Lee rendiría su ejército, y menos de una semana más tarde (el día 14) Abraham Lincoln sería asesinado. En noviembre, los últimos reductos del ejército secesionistas desaparecerían por completo. Qué irónico, ¿no?

Pero nos estamos separando del concepto principal. ¿De dónde viene esa bandera que asociamos con el racismo, la opresión, y con los redneck más duros y llenos de moonshine? ¿Fue el uso popular de la forma cuadrada de la cruz azul con el fondo rojo? Sí, y no. De manera no oficial, la versión cuadrada se llevaba a la batalla y se mostraba con orgullo como símbolo de unión sudista, frente a la unión norteña, que consideraban opresora y dictatorial.

teddyDel mismo modo, una versión rectangular, con un azul ligeramente más claro en la llamada Cruz de San Andrés, se llevaba usando desde 1863 en los barcos. Se la conocía como “Navy Jack” y no tenía otra connotación distinta a cualquier otra bandera sureña, salvo su uso exclusivamente naval. Este es el origen aceptado de la versión cuadrada de la mal llamada “confederada”. Que ni es confederada, ni es nada. Es solo una pequeña parte del diseño establecido como oficial, y que se usó sin control ni oficialidad.

Me gustaría recalcar que tenemos algo muy parecido en España. ¿A alguien le suena la Cruz de Borgoña? Se trata del emblema imperialista español por antonomasia. Fondo blanco, y aspas (o espigas) rojas, en forma de Cruz de San Andrés. Una bandera usada por el imperio, por el Carlismo, con uso naval en ocasiones, y querida por algunos fachas muy fachas. Dicho esto…

¿De dónde viene entonces el uso tan racista, lleno de prejuicios, y el contexto peyorativo de esta bandera? Distintas encuestas (a nivel estatal, no nacional) han demostrado en varias ocasiones, que la población negra, no se sentía ofendida por el uso particular y público esta enseña (la cuadrada, en dimensiones de la naval). Al menos hasta los últimos veinte años, en los que los conflictos raciales han vuelto a ganar importancia en los medios, y el cambio a una mentalidad más abierta y menos nostálgica se ha vuelto más palpable…

El problema viene cuando se intenta convertir un símbolo con connotaciones negativas en uno que muestre algo positivo. El lema “heritage, not hate” (herencia, no odio) es el ejemplo más reconocible en un intento por ganar aceptación y olvidar determinados patrones de conducta que muestren esos prejuicios que se asocian a una simbología que, nos guste o no, es rancia como ella sola. Y la dificultad para “limpiar” esta bandera viene del uso que se hace desde determinados colectivos de ella.

No todos los que muestran la bandera con orgullo son racistas, o unos fachas carcas que siguen pensando en la secesión como algo necesario. Y el orgullo patrio, aunque no todos lo compartamos, y si no se usa para provocar al resto, no tiene nada de malo. En tu casa, piensa lo que quieras.

Pero si ese orgullo, y esa bandera, se usa sin ningún miedo desde colectivos como el KKK, la NRA (¿esa gente tan maja defensora de las armas que días después de la masacre de Columbine se plantó en la ciudad para dar un discurso pro derechos de las armas?) o amigos políticos de la saga Bush y (agarraos, que vienen curvas, y no deberían sorprender) y simpatizantes de Donald Trump (y él mismo)… bueno, queda claro que es muy difícil ver lo bonito de tu herencia y tu orgullo personal si hay gente pisándolo y usándolo como arma política, y como cultura racista para meter miedo a la población.

Pero, y centrándonos en el tema a tratar, ni Phil Anselmo ni Pantera (recordemos cierta custom Dean tan llamativa) son los primeros en mostrar esta enseña como algo suyo. Kid Rock (que de rock tiene el nombre, todo sea dicho) ya tuvo su polémica por mostrar la bandera en directos, Ted Nugent y su horrenda camisa sin mangas que es, básicamente la bandera, Lynyrd Skynyrd, que no solo la muestran en directo, sino que la llevan incluida en su logotipo, o el archiconocido rapero favorito de las cagadas monumentales Kayne West, que la luce muy orgulloso en una bomber.

Y nos dejamos por el camino, mil ejemplos. La Les Paul confederada de Zakk Wylde, por ejemplo. ¿Nadie habla de él o de todas las bandas de rock,dean rockabilly y similares que la muestran en sus directos, portadas de discos y merchandising? ¿Son ellos menos gilipollas que Phil Anselmo? (Digo gilipollas porque es lo más bonito que se le está llamando esta semana) ¿Son ellos menos racistas que el Ku Kux Klan, o menos insensibles que el tarugo de Charlton Heston y su discurso de “la única forma de quitarme este rifle será de mis frías y muertas manos”? ¿Qué ha hecho tan especial la polémica? A parte de lo obvio, claro…

Sinceramente creo que, a pesar de lo desafortunado que sea o deje de ser el asunto que envuelve al vocalista de Pantera, Down, Superjoint Ritual… hemos olvidado que estos símbolos que se están aprovechando para meterle caña, se llevan usando mucho tiempo por muchas personas, hacia quienes no se muestra tanto odio, o que la comunidad rock/metalera tiende a ignorar, minimizando el problema de que, nos guste o no, hay una enorme cultura (o subcultura si lo preferís) que comparte una ideología basada en la carencia de respeto por otros colectivos o personas que sí se sienten ofendidos, molestos y cabreados. En muchos casos, con razón.

¿Y no vamos siempre con la boca llena de la palabra “hermanamiento”, cuando nos referimos a la cultura a la que orgullosamente pertenecemos, y que muchas veces, ponemos de superior frente a otros movimientos musicales? Que levante la mano quien NUNCA haya menospreciado un género (dentro o fuera del rock y del metal) en favor de lo propio. Tenemos que aplicarnos el cuento, y analizar profundamente de dónde viene la simbología que utilizamos. Si es inherentemente buena, o tiene connotaciones negativas. Si usarla nos convierte en racistas con ansias de tomar las armas y conquistar el mundo, o en tontos redomados con unas copas de más…

No todo es tan sencillo cuando nos paramos a mirar este problema. Porque es un problema. Enorme. Y llevamos ignorándolo, y dejándolo pasar, muchísimo tiempo. Porque una bandera, y su uso político y social, no son algo para tomar a la ligera. Tu herencia puede ser usada para demostrar odio, aunque tú no tengas ni pizca de ese sentimiento de rencor en el cuerpo. Y seguramente, esa gente del “Heritage, not hate” sienta que no tiene por qué dejar de usar su querida bandera roja, con aspas azules, y estrellas blancas… ¿Pero no se les dice, por poner un ejemplo, a las feministas, que repudien a todas aquellas radicales que “no hacen bien al feminismo”? ¿O a muchos vascos, que se desmarquen de la simbología que pueda tener algo que ver con el terrorismo etarra? ¿Por qué seguir insistiendo en mostrar orgullo por algo que la gente usa para sus propósitos de violencia y mezquindad?

Permitidme la opinión, más allá de esta exposición de datos, hechos, y conceptos. Las banderas, son trapos de colores. Las fronteras no nos definen. Sentirte orgulloso de dónde has nacido me parece un señor chiste, porque es una lotería que no decides. Hagamos de verdad hermanamiento y unámonos bajo la única bandera que importa. La de la música.

Bueno, y la pirata. Que siempre queda graciosa y parece que esa no ofende a nadie.

firmaeloy

Comparte:

3 thoughts on “Estrellas y estrellados

  1. No eran los confederados los que querian mantener el derecho a tener esclavos y comerciar con ellos?. O que Anselmo ademas hizo el saludo romano y grito white pride!
    A lo mejor eso tiene algo q ver. La Dixie representa muchas cosas y su significado a ido evolucionando, pero a lo mejor hay personas q no olvidan esa parte de la historia. Como. Aqui en España, q dos franjas rojas separadas por una amarilla es de fachas. A mi personalmente me parece triste pero bueno.

  2. Estimado, “D”. No pretendo llevarte la contraria, sino todo lo contrario. El sur, tuvo sus cosas. Y el norte igual. Hay una cosa llamada “Ley de Jim Crow” (si no me falla la memoria, y que te aconsejo que revises, porque es demasiado compleja para copiar y pegar aquí) que permitía a los hombres (HOMBRES, ya ni mujeres) blancos mantener esclavos negros.

    Esta ley, fue secundada y aprobada gracias a norteños y demócratas (je, bonita palabra). Aquí nadie estuvo libre de pecado. Es lo que tienen las guerras civiles, sobre todo si vienen movidas por intereses económicos.

    No me malinterpretes y pienses que te estoy dando cera sobre quién era bueno y quien era malo. Para mí, quien enfrenta a hermanos bajo la bandera que sea, es un grandísimo… en fin, me abstengo de usar un lenguaje pasado de vueltas porque ni es necesario, ni has venido faltando al respeto. En cuyo caso, tampoco estaría justificada la blasfemia.

    Me permito añadir, con el tema de España, que te sorprendería saber la de comunistas que me han llamado facha, y la de fascistas (con todas sus siglas) que me han llamado “perro rojo” entre otras muchas lindezas. La política, cada uno en su casa, y si se hace con respeto, en la de todos.

    Mientras tanto, aquí me limitaré a hablar de música, y si acaso… como se ha dado esta vez… a hablar de la lengua suelta de muchos (que no de la de Anselmo, mis opiniones me las guardo para mi entorno), y de cómo tenemos mucho que aprender del pasado y de los símbolos que nos rodean, y a veces usamos demasiado a la ligera.

    Un saludo, muy sincero.

  3. Muy bien explicado!!

    Ahora bien, sobre el uso que se da a la dichosa banderita «Confederada» en el entorno Rock/Metalero estatal, pues tengo que decir que, personalmente, tiendo a identificarla con la típica gente a la que el Rock o el Metal se la trae bastante floja, pero les encanta toda la parafernalia y el folclore relacionados con el mundillo Jebi.

    La ecuación en cuanto a perfiles es clara: Oyente de Rock FM + Espectador de Realities de Mecánicos + Espectador de Realities de Tatuadores = Banderita «Confederada» como un piano de gorda jeje.

    Por el contrario, Músicos, Fotógrafos Profesionales y Periodistas independientes = Alergia a la banderita «Confederada», y además alergia de las malas, de las de granos rojos e hinchazón.

    Luego, por otra parte, está lo del Anselmo.

    OJO!!! Lo que voy a decir es sólo de oidas, así que hay muchas posibilidades de que lo que vaya a decir sea una trola como una casa, y hay que tomarlo como un «cuñadez» más. Vamos, que de «fuente fiable», lo mismo que las encuestas de 13TV. Pero vamos, que por lo que tengo entendido, el Anselmo debe ser un chorra como un piano, es decir, en plan Bertín Osborne o Arturo Fernández, de los de «Si te vacilo a malas te tienes que reir conmigo, y si no te meto». Vamos, un desagradable de cojones con compañeros músicos de otras bandas, pipas, técnicos, etc.

    Repito, esto es solo de oidas, pero si es cierto, pues todo el festejo que se ha montado es más que comprensible y lo del «Nazismo» es circunstancial, me explico: Si tienes un vecino que es un anormal, que pone la tele a tope a las dos de la mañana entre semana y que si te vas a quejar te dice que te va a meter dos ostias, que mira mal a la peña en la escalera en plan macarra de playa, y que aparca torcido y no te deja salir cuando tienes que ir al curro, pues si ese señor en Nochevieja se agarra un cepillo y acaba sobado en la calle tirado en un charco, pues cualquier vecino va a pensar «Te va a recoger tu puta madre, a ver si pillas una neumonía». Pues lo del Anselmo igual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS