ERED / MARTHYRIUM – Psalms of plagues & cult of death, 2013

Enlaces:

marthyrium01

Desde que OUIJA sacaran en el lejano 1997 su primera, y hasta el año pasado, única obra, ese Riding Into Funeral Paths, fuertemente influenciado por la banda de Jon Nödtveidt (que por entonces comenzaba su travesía carcelaria), mucho ha llovido. Dudo que los oscenses fueran la primera banda de black de España (por ahí anda la demo del ’96 de DARK DRAKKAR), pero sí se podría decir que se convirtieron en el primer emblema de este género en la piel de toro. 

Aunque hoy día ese misticismo se ha perdido, a cambio hemos recibido infinidad de bandas de black. No hay Comunidad Autónoma en la que no haya surgido un grupo de estas características. Algunas excelentes, otros buenas, otras del montón, y otras malas, (que cada uno catalogue quién es quién). Quiero pensar y pienso que las dos bandas que se han juntado en este Split de 7 pulgadas, son bastante competentes. Los catalanes ERED y los gallegos MARTHYRIUM, cada uno con su particular visión del género, pero cada uno cuenta con tan sólo un tema para demostrar lo que valen. Eso sí, cada canción es exclusiva de este lanzamiento.

ERED juegan más en la barrera del black/death, con su «Wings of plague (The black spreading)», canción que oscila entre el black metal trallero de 1349 y TSJUDER, a BEHEMOTH, cuando estos realmente conseguían una mezcla equitativa de géneros (y eran bastante más guarros tocando, todo sea dicho), y a DISSECTION en unos cuantos riffs y la estructura y los cambios de ritmo de esta. Lo mejor sin duda es que es de los temas que, sin duda alguna, ganan con las escuchas. Incluso se puede apreciar cierta melodía fúnebre casi al final del tema, y que se irá disolviendo progresivamente, junto con toda la rabia de la canción. Un buen avance con respecto a su Goatworshipping Metal de 2010, que no era malo, pero pecaba de cierta monotonía, mientras que este tema representa un enfoque distinto.

MARTHYRIUM por su parte nos ha ofrecido mucho menos material de estudio. Si ERED tienen dos álbumes completos, los gallegos tan sólo han sacado una demo, un EP y otro split más reciente. Su «Deathkult devotion» suena crudo y asqueroso. Sin la mínima concesión a la melodía, ni a cualquier elemento que nos pueda servir de «salvavidas». Lo que nos ofrecen es un ritmo demencial a través de la (casi) constante tormenta de blast beats. Y si con los anteriores hemos sacado similitudes, con estos no vamos a ser menos. Sonido acelerado y sucio que nos lleva a la memoria a los primeros GORGOROTH, los MARDUK más cafres, o la escuela de black finés como SARGEIST o BEHEXEN. Una continuación del material que hemos podido oír de los gallegos. 

Es también un tema con un desarrollo, rozando los 7 minutos, y en los que se empeñan en ir a saco, sin descanso alguno. Sin partes acústicas, ni riffs que evoquen frialdad. Nada de eso: un corte seco, agresivo y directo, como la misma guerra. 

Lo peor de este Split es que nos sabe a muy poco, tan solo dos temas, uno por agrupación. Insuficiente a mi parecer, para que captemos una idea más completa de lo que son capaces de hacer. La muestra que oímos no es mala, pero es demasiado pequeña. Queda esperar a que cada una siga sacando más material por su cuenta, hace falta y hay ganas.

firmapablobalbontín

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS