EQUALEFT (PRT) – Adapt & survive, 2014

Enlaces: MySpace Facebook Youtube Twitter BandCamp

equaleft01Cuando pedí a EQUALEFT para hacer su reseña, al instante detecté que la banda referencia de estos portugueses era MESHUGGAH, con esa peculiar base rítmica afinada especialmente grave (desconozco que si habrá sido con guitarras de 7 u 8 cuerdas), llena de breakdowns, y con espacios para dejar respirar al tema para que puedan transmitirnos un aura ambiental oscura y pesada. 

No obstante hay muchas maneras de imitar a los suecos. De los miles de seguidores que han surgido en los últimos años, coincidiendo con el boom de la popularidad de MESHUGGAH (pues, como buenos precursores, pocos les hacían caso en tiempos del Destroy erase improve), no todos son iguales, a pesar de que todos se engloben de una manera u otra en esa horrenda onomatopeya llamada djent. Agrupaciones como TESSERACT o PERIPHERY han explotado el lado más progresivo y técnico de los suecos, con un sonido más limpio. Pero EQUALEFT han optado por la vía opuesta: Fuera limpieza, fuera calma constante, fuera inclinaciones demasiado progresivas. Cual ejercicio de cirugía han removido dichos elementos y se han centrado en el camino más oscuro y contundente.

Para ello, la base del sonido no reside tan sólo en el peculiar tono de las guitarras que han dado lugar al polémico subgénero del que hablamos, sino también en una sucia mezcla entre groove y death metal. Tal vez por incorporar elementos más relativamente tradicionales, el álbum evita la pesadez y los dolores de cabeza casi instantáneos que puede provocar una obra de MESHUGGAH arquetípica. Algo perfecto para aquellos como servidor, que no terminan de asimilar el peculiar sonido de los suecos, y algo también positivo para los aficionados del género que no verán en EQUALEFT una copia absoluta (aunque tampoco vamos a negar que en algunos momentos los portugueses se empeñan en ser clavaditos a).

Desde la introducción y el primer tema propiamente dicho, “We are…” “…The chameleons”, queda claro por donde tiran los portugueses. Un medio tiempo asfixiante y repetitivo a propósito, difícil de digerir y que, irónicamente, a medida que pasen las escuchas el tema irá penetrando poco a poco en nuestro cerebro y ahí se quedará, pidiendo más tiempo en nuestra mente. 

No hay malos temas, algunos como “New false horizons”, que es una versión ultra grave de GOJIRA, o “When ruination becomes a bliss”, la canción más calmada de todas, son realmente buenos. El problema es que los cortes valen más por separado que juntos. Los portugueses no han logrado evitar la monotonía y se produce ese mal tan típico de “¿este tema es demasiado largo o es que hemos empezado el siguiente?”. Y es que, es aquí donde se nota que a EQUALEFT les queda por aprender y que esta es su primera obra completa. Buenos temas, buenos elementos, pero que en conjunto, no funcionan todo lo bien que debería y el disco sufre de repetición, por mucho que ponga el reproductor a cero, una y otra vez.

Al menos se han reservado una simpática sorpresa para el final, “To step”, una canción que roza los 2 minutos y que no tiene nada que ver con el resto del disco. Tema muy orientado al hardcore que, sin embargo, aprovechan los guitarristas del grupo para lucirse en un par de solos, haciendo notar que entre tanta afinación grave no se les ha olvidado acariciar el mástil de arriba a abajo.

Aún con sus pros y contras gustará más a aquellos que tengan curiosidad en esto del djent, pero no deseen perderse en una maraña de solos y poliritmos con la pretensión de ver quién es más técnico que el vecino. Si por el contrario lo que el oyente busca es virtuosismo técnico, un sonido depurado o unos perfectos alumnos de MESHUGGAH, que pase de largo.

firmapablobalbontín

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS