EONS ENTHRONED (int) – Into the arcane, 2021

Enlaces:

Para los amantes de las espadas, los dragones y los mundos de leyenda, hoy tienen en su menú el primer larga duración del proyecto coral internacional EONS ENTHRONED, titulado Into the arcane. Poca información tenemos de este proyecto internacional más allá de que comenzó su andadura en 2015 y que, tras varios singles, se lanzan ahora con su primer trabajo.

Inevitablemente para aquellos que seguimos el power metal en sus años de esplendor en la década de los 90 del siglo pasado, nos viene a la mente el nombre de AVANTASIA. Si bien en el caso de EONS ENTHRONED le falta algún nombre conocido en sus filas, pero si fuera así quizás no estaría en un webzine que se llama Subterráneo, ¿no?.

Las composiciones siguen las pautas propias del power metal más tradicional, con un doble bombo en las baterías que ríete tú de las clases de spinning del gimnasio, guitarras dobladas que parece mentira que puedan sonar tantas notas y tan limpias en tan pocos compases y voces y coros virtuosos. Es verdad que los temas son buenos, pero les falta a muchos de ellos ese toque épico propio de álbumes clásicos. Es verdad que llegar a los niveles de los RHAPSODY, BLIND GUARDIAN, NOCTURNAL RITES o HAMMERFALL de hace veinte años es difícil, pero aun así sólo en «Stormblessed«, «To sheathe the blade» y «King of kings» se puede sentir el viento en nuestra frente mientras cabalgamos hacia la batalla. No sé si me explico.

En todo caso, EONS ENTHRONED han sacado un trabajo de muchísima más calidad de lo que están haciendo las bandas en las que se inspiran últimamente pues sí apetece seguir explorando el álbum a ver qué nos muestran en el siguiente corte. Por ejemplo, el tema «Veins of gold«, que dura más de nueve minutos, se escucha sin que se haga pesado y sin necesidad de dividirlo en preludio, intermedio y epílogo como hacen otros, sin decir nombres.

Lo que sí he notado es que le falta un poco más de empuje en la masterización. Todo se escucha bien y en su sitio, pero si pasas de este disco a otro, se nota que se oye más bajo, lo cual le da un sonido un tanto maquetero que lo hace desmerecer injustamente.

Para concluir, creo que hay que valorar la valentía en meterse en un subgénero que ha dicho tanto sin resultar repetitivo o ser copia de algo que ya existe.

Comparte: