END (USA) – From the unforgiving arms of God, 2017

Enlaces: Facebook BandCamp

En el mundo de la música, en lo que a los llamados “supergrupos” se refiere, el talento no es siempre una garantía de éxito. La mezcla de individualidades que pertenecen a proyectos consolidados y reconocidos puede actuar en positivo, sumando las virtudes de cada uno de ellos para liberarse en un ejercicio creativo explosivo. No obstante existe el caso contrario, en el que la suma de inspiraciones aparece disgregada, dando lugar a trabajos inconsistentes y carentes de cohesión que no alcanzan el nivel de calidad que los miembros muestran en sus grupos habituales. El supergrupo estadounidense END aúna las aptitudes y actitudes de músicos de éxito en su vertiente más positiva, complementándose entre sí y aportando de manera constructiva al conjunto todas las capacidades individuales. Su debut en forma de EP, From the unforgiving arms of God, es un manifiesto de hardcore con una ferocidad sin paliativos.

Como cabeza visible encontramos a Brendan Murphy, vocalista de COUNTERPARTS, cuyo registro se desata para mostrarse en una vertiente mucho más agresiva, alcanzando unas cotas de intensidad devastadoras. Su rango vocal apenas varía, ni falta que hace, y desde el primer minuto muestra una gran consistencia, destilando una brutalidad que parece no tener límites.

Siendo a la vez productor del disco y miembro fundacional a la guitarra, Will Putney, de los excelentes FIT FOR AN AUTOPSY, desempeña un trabajo de altura al que se une Greg Thomas, antiguo miembro de SHAI HULUD. Ambos muestran un alto grado de compenetración y, aunque quizá exista una cierta carencia de pasajes que se retengan en la memoria, el despliegue de intensidad y el alto grado de acordes disonantes es realmente feroz.

En un cambio de rol soprendente, Jay Pepito, habitual vocalista de REIGN SUPREME, toma el control del bajo. La brutalidad que destila el resto de instrumentos hace quedar algo deslucido su trabajo; aun así funciona con una gran solidez y se aprecia su constante retumbar como un complemento perfecto en la unión del conjunto.

Cerrando la formación tenemos a Andrew McEnaney, batería de los extintos STRUCTURES, con una demostración de energía frenética que no concede un segundo a la quietud.

El cúmulo de talentos resulta en una creatividad liberada, que no se somete a una norma compositiva fija, resultando en estructuras caóticas y transmitiendo altas dosis de frustración y violencia. Los seis temas que incluye este trabajo, que apenas alcanza los 17 minutos de duración, son una auténtica tormenta sonora que destila una actitud y un sonido que conserva las características esenciales del hardcore y el punk, pero mantiene un alma y un vigor de puro metal. From the unforgiving arms of God es un trabajo conciso, directo, contundente y honesto que demuestra que la sencillez es también una virtud si se trabaja con talento.

 

Comparte:

COMENTARIOS