EMBRYO (ITA) – A step beyond divinity, 2017

Enlaces: Facebook

Descubrí a EMBRYO, como probablemente mucha más gente, a raíz de su extensa gira junto a TRIBULATION, MELECHESH y KEEP OF KALESSIN; aunque en aquella fecha en Murcia, por desgracia (y por trabajo), no tuve oportunidad de verles, ya que llegué con el concierto de TRIBULATION empezado. Sí que estuve escuchando su trabajo de 2015, Embryo, las semanas previas al evento, ya que me gusta escuchar a las bandas teloneras que no conozco antes de verlos en directo.

He de decir que aquel disco me gustó bastante y estos días, haciendo un repaso del mismo tras haber escuchado su nueva obra, me parece mejor todavía. Sé que las comparaciones son odiosas, pero este A step beyond divinity (Art Gates Records) se me ha hecho un poco cuesta arriba a pesar de no ser un mal disco.

La idea de EMBRYO es buena: una contundente base de death melódico con fuerte carga atmosférica y combinado con metal más moderno, cercano al metalcore en gran parte de las composiciones. Hasta aquí todo bien; pero no puedo evitar mencionar que, si bien su disco homónimo rezumaba creatividad, éste nuevo álbum se antoja repetitivo, ganando el metalcore la partida a ese death melódico moderno y, aunque en producción suene quizá un poco más maduro que su predecesor, no me parece que transmita ni la mitad que éste.

Para empezar, como decía antes, los recursos más modernos y propios del metalcore son demasiado abundantes y muy parecidos entre sí. Este es el principal motivo de que A step beyond divinity suene tan monótono. Si a esto le sumamos que Roberto Pasolini no juega tanto con sus registros vocales, a sabiendas de que podría haber sacado más jugo a sus agudos y medios, se hace un poquito más aburrido, dejándo esos registros un poco má de lado. Es verdad que igual la música expelida en este redondo precisa más de gutural grave (muy bien ejecutado, por cierto) pero creo que debería haber dotado de más variedad a su labor, dada la escasez de la misma por parte de las guitarras.

Eso sí, me continúa pareciendo muy interesante la inclusión de elementos atmosféricos como bien hacen con esos samples a modo de sintetizador, que le dan un rollo muy oscuro, a veces incluso industrial, a su música. Me recuerda un poco al rollo que llevaban los daneses URKRAFT en The inhuman aberration, aunque sonando menos thrasheros, por supuesto. Muy chulo.

Por supuesto, hay más cosas positivas en este LP además de las buenas maneras en la ejecución por parte de voces, cuerdas y las secuencias de sintetizadores. La precisión de Enea Pasarella tras los platos es brutal, explayándose en temas como “Witness of your life“, con esas intrincadas figuras dibujadas con el doble bombo, dignas de la élite. Es curioso porque con este tema da la sensación de que el disco mejora; como si a partir del mismo todo se tornase un poco más extremo y agresivo. Una lástima, dado que se trata del penúltimo corte de los once que conforman los cuarenta y ocho minutos de duración del trabajo.

En resumidas cuentas, un disco que podría haber sido un trallazo pero al que le falta variedad. Tratándose de una banda capaz de recordar por momentos a una versión más actual de STRAPPING YOUNG LAD, espero que en un futuro sepan sacar mucho más jugo a su creatividad; seguro que volverán a llamar la atención de un servidor.

Comparte:

COMENTARIOS