EMBERSLAND – Sunrise, 2013

Enlaces: Web Oficial MySpace Youtube

Enciendo el reproductor con la intención de dejarme embaucar por  la salida de sol que nos propone la banda barcelonesa EMBERSLAND, y es que Sunrise es el título de su disco debut. Una banda con un aliciente añadido pues no son muchas las bandas que cuenten con dos cantantes fijos en la formación. Apuesta arriesgada la de EMBERSLAND, que han decidido pasar directamente a la acción y grabar un disco sin maquetas previas ni EP’s, al menos en su biografía no consta que tengan publicado nada previo. El disco es autoproducido por ellos mismos, mezclado en los estudios TDC por Carlos Torregrosa y masterizado en los famosos estudios Finnvox por Mika Jussila. Sin duda la banda deja claro que sabe lo que quiere y que va a por todas.

El disco comienza con Why, una canción directa donde ya desde el principio se  muestra muy melódica y continua así durante los 5 minutos que dura. Lejos de hacerse pesado el  tema tiene varios cambios de ritmo que lo hacen interesante, así como una parte más instrumental donde el guitarra solista toma protagonismo dando muestra de  su calidad.

La siguiente canción es In Vine y en ella comenzamos a vislumbrar un poquito más el juego que puede llegar a dar tener dos voces en la formación, y más si son buenas voces como es el caso. Musicalmente es similar a Why, con cambios de ritmos muy parecidos y una parte lenta con guitarras acústicas que permiten reponer fuerzas para finalizar el tema. Si en la segunda canción ya intuíamos la calidad vocal del disco en Kidnapping se confirma. Nada más empezar nos da la bienvenida una voz más grave de lo habitual, una voz sobrecogedora que consigue transmitirte un estado relajado y melancólico al mismo tiempo. Tras este inicio el tema se  endurece, apareciendo en escena una voz gutural muy rabiosa, que recuerda un poco los inicios del  señor Äkerfeldt en OPETH. Al poco se une una  voz limpia llevando el tema a la parte melódica que viene siendo habitual en las canciones del disco. Un buen dúo el que protagonizan estas dos voces complementándose a la perfección.

Es hora de hacer un alto en el camino para intentar definir el estilo que practica EMBERSLAND. Si hay un adjetivo que defina el estilo este sería el de sinfónico, y es que la utilización constante  de  voces líricas, dobladas y coros en los estribillos, así como la gran labor de los teclados dotan al disco de un aire orquestal/meloso que engancha. Una labor, la del teclado, merecedora de destacar y es que está presente en todas las canciones,  en algunas quizá pueda pasar desapercibido en la primera escucha pero sin embargo si prestamos un poco de atención siempre encontramos ese aporte vital a la canción, dándole un toque más envolvente al sonido que te  atrapa  sin darte cuenta.

Este no es el caso de las dos canciones con las que continúa el disco: Figth For My Dream y Memories. En estos dos temas los teclados no pasan desapercibidos donde tienen sus minutos de glorias. Para ser justo en ambas canciones no pasa nada desapercibido: nada, ni voces ni guitarras solistas,  y especialmente  Memories, donde encontramos un estribillo de esos que ponen el vello de punta, de los que te enamoras y no quisieras abandonarlos. Estos dos temas me confirman una sensación que tengo durante toda la escucha del disco, y  es que me traen a la mente el veterano grupo madrileño DARK MOOR.

El LP encarrila la recta final con Sadness, When y It’s not the way. Tres buenas canciones  que mantiene la línea general del disco. Un cd que como única pega  que le veo es el sonido de las guitarras rítmicas, unas guitarras que en ocasiones tienen un sonido como sobresaturado. Pero dejemos de lado este “hándicap” personal  y vayamos al tema que cierra y da nombre al disco, Sunrise. Una forma de espectacular la que tienen EMBERSLAND de finalizar. La canción transcurre entre partes lentas y partes rápidas y va ganando interés minuto a minuto hasta llegar a los 8 minutos y medio que dura. Las partes más rápidas están acompañadas por una voz gutural muy potente, pero sin duda para mí la mejor voz del tema  y del disco la encontramos el final de la canción, una voz aguda con mucha fuerza, melodía y sentimiento. Una vez finalizas la canción te quedas con ganas de escuchar la segunda parte, pues según el tracklist este Sunrise es la primera.

Sunrise   es sin duda un buen disco debut que hará las delicias de aquellos a los que, como un servidor, les gusten estribillos melódicos y sinfónicos con algunas parte más  duras y otras mas lentas y calmadas. Un disco representativo de  la buena salud, a nivel estatal, de la que goza la escena metalera.

Tracklist:

  1. Why
  2. Vain
  3. Kidnapping
  4. Fight for my dream
  5. Memories
  6. Sadness
  7. When
  8. It’s not the way
  9. Sunrise (Part I)

 Componentes:

  • Guillermo Sarmiento – Voces
  • Xavi Cao – Voces y guitarras
  • Víctor Cao – Bajo
  • Luana Cuenca – Teclados
  • Jaime Sánchez – Guitarras
  • Damián García – Batería y percusión

Músicos  invitados:

  • Carlos Torregrosa – Voces
  • Susana Torregrosa – Voces
 

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS