EDHELLEN – Sombra y Anhelo, 2011

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook

EDHELLEN se forma en el año 2007, cuando Miguel Segura y Edu Guerrero deciden formar una banda de metal, no sería hasta el año siguiente cuando cerrarían su primera formación, con violinista, lo cual habla mucho de ese sonido que ya buscaban entonces.

Su debut en conciertos presentando su primer trabajo, la maqueta “Camino a la Luz”, no ocurriría hasta 2009, tras la marcha de Norma, violín del grupo, así cosechan buenas críticas y van haciéndose un nombre.

Más tarde, en 2010, trataron de grabar su primer largo, pero con la salida del cantante lo postergaron hasta 2011, con Álvaro Karvac como vocalista, entraron en los Fireworks Studios para trabajar codo con codo con Fernando Asensi, quien colabora también en una canción, y dando forma a este compacto, Sombra y Anhelo.

El CD comienza con una bella melodía “Preludio”, con un texto escrito por la banda en el libreto como bella reflexión del concepto de este trabajo y de su alma musical, conectando directamente con el artwork y concretamente la portada, ese barco varado en el hielo, perpetuo y sin muerte, entre la oscuridad y la luz, en estas líneas desean ellos moverse con su música, con melodías eternas ya sean potentes o más melódicas y sinfónicas.

Tras esa introducción, donde las notas van tomando forma y velocidad, nos regalan “Senda Celeste” y “cuento olvidado”, en la primera nos muestran sus capacidades impresionantes de sinfonía mientras que la siguiente sigue el mismo derrotero pero teniendo unas guitarras del power metal más espectacular, y es que esto es EDHELLEN, power metal sinfónico muy trabajado y pensado hasta el último detalle.

En “Buscando un Sol” nos sentimos el propio navío varado, ese hombre parado en una eternidad de la que no sabe o no puede escapar ni marchar, pues es superior a él mismo,  lo cual conecta con la siguiente, “Eterna la noche” aquí la voz pierde importancia, dando más valor a las partes instrumentales y unos coros muy bien ejecutados pero sin abusar de ellos, lo cual muchas veces no sucede en esta música.

En “Sombra en el océano” finaliza la primera mitad del compacto y de qué manera, pues es un tema realmente trabajado y muy muy mimado a cada momento de su composición, y eso se trasluce, pues con ese estilo que destila sinfonía y ciertos toques progresivos en algún riff nos deja una magnífica sensación, con unos arreglos impresionantes, y donde mejor se ve las capacidades de Álvaro, el vocalista.

Tras “Interludio” llega “Reflejos”, con una batería que suena muy bien, marcando el tiempo magníficamente, no obstante la letra es menos compleja que en canciones anteriores, esta canción a pesar de estar muy bien trabajada es más directa que otras, con toques de metal más puro por momentos y con esas intenciones progresivas que se acentúan aún más.

Sigue con la balada, bella composición en la que el violín te deja con un gran sabor de boca, pues aunque los arreglos orquestales están geniales, la unión del violín con la voz colaboradora de Mara Frischherz acompañan genialmente al propio teclado y la voz melódica repleta de sentimiento de Álvaro, balada trabajada con cambios de ritmo logrados y que demuestran aún más sus capacidades.

Guitarras sacadas del más clásico y veloz Heavy o incluso del Speed nos acompañan en el principio de “Tras las llamas” y este disco finaliza con “Todos los Sueños”, la cual vuelve a anteriores derroteros con gran espectáculo orquestal y donde lleva un gran peso el teclado, aunque va intercambiando el papel protagonista con guitarras y batería,  una música directa que acompaña a una letra pasional y sin momento de descanso.

Hay que mencionar que en este trabajo he tenido el placer de leer algunas de las más bellas letras que he visto en mucho tiempo, tan solo hay que escuchar el último tema para entenderlo, están realmente logradas pero, sobre todo, no sabría diferenciarlo con una buena poesía, lo cual me parece muy importante, pues no sólo trabajan su música sino que cuidan hasta el último detalle de sus composiciones.

Concluyendo, no puedes dejar escapar la oportunidad de escuchar este grupo si te gusta el metal trabajado y logrado, tienen las mejores cosas de grupos como DRAGONFLY y recuerdan a los mejores momentos en la historia de RHAPSODY, no será éste un grupo varado en su propia senda celeste.

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS