DREAMLAND – s/t, 2011

Enlaces:

dreamland01Esa conocida frase de “no son buenos tiempos para la lírica” se podría dar la vuelta y transformarla en “definitivamente son buenos tiempos para los teclistas”, al menos en España. Eso si atendemos a la calidad de los trabajos que han caído en mis manos en los últimos meses, porque todos sabemos lo difíciles que son estos tiempos para todos los músicos, más si cabe para instrumentistas cuyo útil de trabajo no es el más requerido o demandado por la gran masa.

Éstos, los primeros en darse cuenta de que la industria discográfica se encuentra en un callejón sin salida, optan en muchos casos por apostar por la libre difusión de sus creaciones en plataformas como Jamendo. Pienso inevitablemente en el teclista de ENUMA ELISH, Dave Imbernön, que ha puesto en dicha web todos sus discos, aunque bien es cierto que se puede conseguir su …From the Other Side físicamente si lo encargas a lulu.com. Triste el panorama cuando el disco de un artista nacional tiene que llegarte desde Estados Unidos, si aún perteneces a esa especie de extinción que somos los coleccionistas y amantes de la música en soporte físico.

David, teclista de los disueltos EFLUXION, es uno de ellos. En Jamendo puedes oír su EP en solitario en su “metal versión” y en su versión orquestal. No es su primer trabajo, de hecho lleva grabando demos desde hace dos años, y una vez desaparecido el grupo con el que compartía espacio con Blas de KORUMBÁ, se lanza en su carrera en solitario con este EP repleto de melodías, la magia de los teclados y sinfonismo.

Por ejemplo, en El Pantano del Sufrimiento Eterno nada en aguas pantanosas y realmente pesadas, con unas guitarras muy graves y unas teclas que ponen el contrapunto a éstas. Aunque ese carácter sinfónico, tan propio de esta metal versión, se pone más, y mejor, de manifiesto en Bienvenido a Dreamland, tema que podría estar perfectamente diseñado para banda sonora de videojuego de temática medieval.

dreamland02La Senda de los Colibríes es melodía y optimismo, al cual algún friki amante de las etiquetas podría definirlo como happy keyboard sin miedo a enrojecer ante miradas inquisidoras. Las Hadas del Anochecer recoge esa ingenuidad para transformarla en melancolía y enigma, envuelta en un sinfonismo muy marcado en todo el corte, como en todo el disco.

Y Un Largo Camino de Vuelta a Casa nos muestra, para finalizar, una composición realmente interesante, que quizás se haga demasiado larga debido a sus casi diez minutos. No termina de dejar un gran sabor de boca para finalizar, por esto mismo (al menos a mí personalmente).

Metal sinfónico liderado por unos teclados con bastante personalidad, la cual muestra el camino en todo momento, y que añade algún toque diferente como aquel corte “pantanoso” del cual hablo antes. Tema precisamente éste que quizás haga que el EP no caiga en una cierta linealidad en su conjunto. Elegancia que se plasma más abiertamente y de forma más desnuda en su versión orquestal, desprovista ésta de guitarras e instrumentos básicos del metal, y que llevan ese carácter de banda sonora a extremos más altos, incidiendo en ese alma de videojuego que rezuma el trabajo de David en este disco. Elegante y recomendable trabajo en sus dos versiones.

firmatopo

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS