¿Dónde está la libertad de expresión?

Enlaces:

S.A.00

 

Vergüenza y rabia. Sentimientos que fluyen desde el centro de mis entrañas y que vomito con odio sobre el papel en blanco, mientras tecleo en mi ordenador al ritmo del doble bombo de Roberto Castresana.  

Los hechos acontecidos en las últimas veinticuatro horas no nos pillan de nuevas, ya que sabemos de sobra lo que está sucediendo en este país, pero en estos momentos, cuando las ideas toman forma y se hacen realidad de una manera tan explícita, se multiplica el odio y la impotencia. 

Efectivamente, estoy hablando de la censura del concierto de SOZIEDAD ALKOHÓLIKA en la capital. En este Madrid que no hace tantos años fue símbolo de resistencia contra aquellos asesinos que intentaron destruir un sistema que era ejemplo de libertad en Europa.  

Este Madrid que se ha convertido en un nido de arpías y gusanos. El Madrid de la falsedad, de la demagogia, de los errores cometidos una y otra vez. Este Madrid en el que sobrevivimos gobernados siempre por las mismas élites que no son sino la herencia de los que bombardearon al pueblo sin control, sin tregua, hasta que no quedaron más que ruinas, miseria y dolor. 

Esta élite que es votada una y otra vez por el pueblo esclavo y sumiso, por ese redil de borregos que se siente parte de una clase social a la que no pertenece, con esa ignorancia orgullosa que otorga la ausencia de conciencia de clase. Ese pueblo madrileño que no representa el sentir de la mayoría y que vuelve a legitimar el poder a los de siempre para que continúen campando a sus anchas en este cortijo en el que se ha convertido Madrid.  

Y continúan regalando la dignidad del pueblo a quien tenga dinero para comprarla, la sanidad, los terrenos. Riéndose de nosotros en sus restaurantes de lujo, intercambiando billetes manchados de la sangre de los desahuciados, de los inmigrantes, de los que buscan en contenedores para poder rescatar un pedazo de pan que llevarse a la boca. 

Unas élites que se ríen de nosotros mientras se les llena la boca con bonitas frases vacías de contenido sobre la libertad de expresión, mientras nos la arrebatan día tras día, minuto a minuto. Mientras se hacen la foto con su crespón negro, condenando lo acontecido en los terribles atentados de Francia, y a la vez, aprueban leyes anticonstitucionales, y clausuran conciertos porque no quieren que se extienda el mensaje de la libertad. Y no olvidemos que la libertad sólo se aprende ejerciéndola.

Pero el momento de romper estas cadenas está cerca. Acabaremos rompiendo estas cadenas oxidadas después de tanto tiempo, nos liberaremos de tiranos y demoleremos el sistema. Que no os pille de sorpresa.

 

STOP CRIMINALIZACIÓN

 

firmamarta

Comparte:

5 thoughts on “¿Dónde está la libertad de expresión?

  1. «Acabaremos rompiendo estas cadenas oxidadas después de tanto tiempo, nos liberaremos de tiranos y demoleremos el sistema.» Dios te oiga Marta! (Ya sabes, es un expresión).

    La verdad es que ahí en Madrid el tema apesta más que en ninguna otra parte del estado

  2. Al margen de las obviedades en las que todos estamos de acuerdo, y haciendo una segunda lectura de lo sucedido con S.A., podemos adivinar algunas de las señas de identidad de la derechona franquista que suelen pasar desapercibidas, como son la dejadez, la endogamia y la cabezonería. Y lo triste para los S.A., una banda como la copa de un pino, es que están pagando el pato por temas meramente circunstanciales asociados a estas señas de identidad tan típicas de los fachas.

    En primer lugar, hay un hecho constatable: Si la banda en el punto de mira de la ultraderecha fascista es un grupo que canta en castellano, es simplemente por no ponerse a traducir. Así de fácil. Y ahora podría escribir «jejeje» o «XD», pero no, tajantemente no, porque estoy hablando muy en serio. Un partido con miles de afiliados y millones de votantes y simpatizantes, y con un organigrama interno digno de una multinacional, se dedica a criminalizar a una banda de Rock «de las vascongadas» en concreto y no a otras por el simple hecho de no tener que ponerse a trabajar para entender las letras. Y luego se quejan del tópico de «siesta-botijo» y de zánganos a babor.

    Lo gracioso de todo es que todo esto enlaza con el segundo «FachaTopic», el de la endogamia. Y se puede resumir en que, para el PP, los S.A. son unos peligrosísimos terroristas de la lírica que pueden influenciar negativamente (bajo su punto de vista reaccionario) en jóvenes y niños, porque «cantan en cristiano». Y si han aflojado el nudo con Berri Txarrak, Sutagar o Fermin Muguruza es porque consideran que son menos peligrosos porque «cantan en vascuence y eso no lo entiende nadie». Y al igual que antes, ahora podría meter un «jejeje» o un «XD», pero no, la cosa es así de triste en un partido, repito, con un potencial (para el mal, en este caso) realmente terrorífico.

    Y de aquí pasamos a la última pata del reaccionarismo de torerito y flamenca sobre el tapete de la tele de tubo, que es la cabezonería. Y es que, para estas cosas, los fachas son como los jabalís salvajes cuando se empecinan en amochar un seto en concreto y no cualquiera de los de alrededor. El PP tenía varias bandas en «proceso de criminalización», pero por las razones que antes he expuesto, se han decantado por S.A. como su objeto de ensañamiento. Y da igual los comunicados que pueda lanzar S.A., porque los peperos son como son, y por mucho que se intenten disfrazar no dejan de ser una mezcla entre «navajero de trabuco» y «neonazi acomplejado», y ese tipo de infragente, una vez que han olido sangre, no te los puedes quitar de encima ni con agua caliente.

    Lo bueno que nos queda es el derecho a sentirnos superiores a esa gente, que por mucho que aparentes, no dejan de ser una manada de cabestros más cercanos a «Ortega y Pacheco» que a otra cosa.

    Una vez dicho todo esto, todo el ánimo del mundo a S.A., una de las bandas más importantes de la historia del Rock en Euskal Herria. Egurre!!!

  3. V for Vendetta: People should not be afraid of their governments. Governments should be afraid of their people.

  4. aupa S.A teneis todo mi apoyo, para solucionar la censura de los conciertos de S.A en Madrid y en otros lugares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS