DØDSFALL (NOR/SWE) – Døden skal ikke vente, 2019

Enlaces: MySpace Facebook GooglePlus BandCamp

La primera vez que escuché este álbum me llevé una pequeña decepción, la verdad sea dicha. El porqué… pues a ciencia cierta no sabría muy bien decirlo. Puede que el hecho de que los autores de este Døden skal ikke vente procedan de Noruega (aunque actualmente andan a medio camino entre ese país y su vecina Suecia), que este material salga por un sello de renombre como Osmose (aunque ya lo hizo su disco anterior Kaosmakt de 2015) que sigue teniendo en sus filas a IMPALED NAZARENE, MOURNFUL CONGREGATION, EMPTY…. Supongo que mis expectativas eran demasiado altas.

Ahora bien, reconozco que la propuesta de DØDSFALL no me era demasiado familiar y, tras sucesivas escuchas, este trabajo ha conseguido encandilarme poco a poco. Veamos, la banda se formó en 2009 y este es su quinta obra completa de estudio que consta de diez canciones.

Bajo una buena producción potente y limpia comienzan a desfilar los temas que conforman este Døden skal ikke vente, algo así como «la muerte no esperará», que desprende ira, rabia y es poderoso. Algo muy presente en la música de estos tipos es, sin duda, el componente heavy metal clásico o thrash que podrás encontrar por doquier, tanto en los diferentes riffs como especialmente en los solos de guitarra.

Así, el primero que destacaría sin dudarlo es «Tåkefjell«, en su mayoría a medio tiempo y melódico, con buenos cambios de ritmo y un aire similar a KAMPFAR, TAAKE… ayudado por esos coros con voz normal, dándole un aire muy épico y majestuoso (igualmente aplicable a otros cortes como «Kampsalmer«, quizá a «I de dødens øyne«…). También «Grå himlar«, furioso y para el que han rodado un videoclip cuya parte intermedia posee un sentimiento melancólico que podría haber sido sacado de los mismísimos SEPTIC FLESH. «Ødemarkens mørkedal«, agresivo y de buenos riffs, buena parte de ellos en una onda thrasher y que encierra incluso un intermedio tranquilo. Finalmente, «Skogstrollet» es una pequeña outro de guitarra limpia que cierra el álbum de manera breve. Las letras, como podéis observar, son en lengua madre, y el tono de su vocalista, para daros una pista, podría recordaros en más de una ocasión al ex-MARDUK Legion.

Grabado y mezclado en los Necromorbus Studio de Estocolmo (Suecia) por Tore Stjerna (WATAIN, FUNERAL MIST, NOCTEM…), el dúo que forma este grupo se compone de Ishtar que se ocupa de voces, guitarras y bajo y Telal de la batería, quien debuta con DØDSFALL en este trabajo. La portada ha sido realizada por Pazuzuh, quien ya trabajara en la de su disco Djevelens evangelie de 2013.

En fin, lo dicho, black metal tradicional variado, con melodía y toques del metal clásico en su fórmula. Enraizada en la segunda mitad de los 90 diría más concretamente, que gustará a los más nostálgicos del estilo que echan de menos los viejos tiempos y que no sean tan devotos de las capuchas de MGLA, UADA y demás combos actuales.

Comparte:

COMENTARIOS