DIVINE CODEX (It) – The Dark Descent, 2011

Enlaces: MySpace Facebook

Una vez más, el sello MIGHTY HORDES PRODUCTIONS apadrina una auténtica joya del black metal, editando el segundo disco de la banda italiana DIVINE CODEX.

Esta banda formada en 2009 por Atum (IMPIETY, XEPER, HELL TERRORIST) a la batería y sintetizadores, y Guh Lu (IMPIETY, SETHERIAL, MALFEITOR) a la guitarra, bajo y voz; es la mezcla entre una apisonadora de metal negro y ambientes dark con toques de depresive, influenciados por bandas como  THORNS, SETHERIAL, MAYHEM o DARK FUNERAL.

El disco comienza con “The Dark Descent”, una intro ambiental que transmite oscuridad e incertidumbre sobre lo que va a acaecer. Este misterio se resuelve de la mano de  “Supreme Catharsis Sythesized”, un tema que comienza directo y rápido, como un depredador sobre su presa, mostrando contundencia y rabia, salpicada de unos riff de la vieja escuela sin desperdicio.

“Domain Of The Fallen” cuenta con su propia introducción donde se entrevén unos ritmos más marcados, pero que pronto cesan para dejar paso a los ritmos trepidantes a máxima potencia, consolidando un inicio de disco más que potente.

Sigue con “Journey Through Dyng Dimensions”, una canción mucho más intimista, donde a pesar de que los instrumentos rítmicos siguen dando caña a diestro y siniestro, las guitarras muestran una esencia más relajada y ambiental, muy bien complementada con la profunda y desgarrada voz de Mysteriis (SETHERIAL)

En “Outer Source Of Reality” se relentizan los tiempos jugando con partes muy doom, antes de volver al ataque colérico que la banda lleva como estandarte. Pero este tema aporta un solo que rompe con la linealidad, con un sonido breve pero fresco y muy bien aprovechado, así  como un riff ultra acelerado a medio tema, de lo más interesante; justo antes de romper la estructura y comenzar nuevamente con un pasaje de lo más sectario, con coros y dobles voces.

“The Last Sacrifice” vuelve a poner toda la carne en el asador, apostando por la música acelerada con los riff más afilados y clásicos como bandera, que junto a la voz ocupan la parte central del tema.

“Decrepitude Enigma” es el tema más largo del disco con una duración cercana a los diez minutos, que comienza con un breve

silencio y unos susurros que nos introducen en una parte marcada por  los ritmos más pausados de la banda, así como de unos punteos que nos mecen hasta el interior del tema, donde nuevamente se retoma el desenfreno y explota la rabia contenida. Un tema completo y muy bien desarrollado.

Como preludio del fin, “Psycho Maze Vortex” es una composición donde la batería a base de doble bombo, caja y platillo consigue el puesto preponderante, siendo un tema muy rítmico y marcado, con varias estructuras elegantemente enlazadas.

Para finalizar, “The Continuum Device”  es un tema lento y pausado con un final sorprendente, plagado de sonidos atípicos y de lo más interesantes. Generando un tema de lo más peculiar.

El disco cuenta con aportaciones de Mysteriis (SETHERIAL) en la voz y los solos de guitarra de Bernd «Bernth» Brodträger (BELPHEGOR) y Fabio Zperandio (OPHIOLATRY) y ha sido editado en dos versiones, para disfrute de los que siempre quieren algo más.

Físicamente, como todas las ediciones del sello, presenta un diseño cuidado en calidad, forma y contenido. No perdáis la ocasión de escuchar estos cincuenta minutos de black castizo a  la antigua usanza con un sonido de hoy.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS