DISTORTHEAD (CAN) – Invasive Species, 2014

Enlaces: Facebook Reverbnation

Distorthead-AlbumAunque esta crítica sea la segunda que publique, DISTORTHEAD ha sido el grupo con el que tuve el honor de desvirgarme en Subterráneo Heavy a modo de crítico, colaborador y defensor de la escena de bandas underground y emergentes. Ya sólo por eso, le he cogido un cariño especial a este disco en concreto.

DISTORTHEAD se mueven dentro de la música extrema tocando muchos estilos. Hacen principalmente un metalcore de riffs pesados con tintes death aderezado con fases melódicas de guitarras y pequeños diamantes melódicos de voz, muy al estilo ALL SHALL PERISH, AS BLOOD RUNS BLACK…

Apuestan por una portada simple, fácil y efectiva. Agradable de vista, al estilo cómic, y con un rollo muy “día del juicio final”.  Jugando con la intuición y con un color predominante, verde oscuro, el cual puso tan de moda TYPE O NEGATIVE. El libreto es exquisito, siempre rezumando apocalipsis, con ese color verde que combinan también con violeta. Letras perfectamente visibles que se agradece para poder ir leyendo mientras escuchas los temas.

El disco comienza con una intro muy apocalíptica, la cual ya te prepara el cuerpo para lo que va a venir. Invasive species” es el corte que abre el cede y le da nombre, y no han podido elegir otro mejor  ya que en éste recogen todos los elementos que van a aparecer. Guitarras melódicas y tralleras, buenos cambios de ritmo, death growls a lo DESPISED ICON a la voz junto con predominantes screamings, etc. “Ode to the sun” me recordó a los grupos de doom death lentos con sus ritmos machacantes, luego te sorprende el giro que da el corte. Aquí, Phil Ranger (vocalista) se atreve con voces melódicas dobladas muy buenas, elemento que echo en falta más veces en esta larga duración. La canción termina con un riff muy contundente al más puro estilo PANTERA, que enlaza con “Jack is always smiling” de estilo similar. En el ecuador de esta pista, llevan un sorprendente rollo thrash muy a lo DESTRUCTION, tanto en guitarras como a la voz.

El corte número  cinco te da un pequeño respiro, ya que empieza con un triste piano que da paso a una preciosa orquestación la cual termina con tonos de suspense y vuelve a desembocar en el metalcore salvaje de estos chicos, un muy buen “After patriotic march”, que personalmente es el que más me gusta del plástico, a pesar de que sea uno de los más largos en duración. Me encanta el trabajo aquí de su batería Max Arseneau que otorga al tema un elenco de ritmos imposibles acojonantes, muchos breaks down muy agresivos a pesar de ser medios tiempos.

Continuamos con “Erupting skies” que es una de las pistas más extremas y salvajes del disco, y junto a la anterior y a la siguiente para mí son la cumbre de Invasive Species; escupe violencia por todas partes, un trabajo vocal brutal, baterías death con blast beats, que a mitad del corte combinan con esas migajas de voces melódicas que tanto se agradecen dentro de la rabia de DISTORHEAD. Las guitarras hacen un trabajo especial doblándose constantemente, un diez para Pelletier y Guindon. Seguimos con “SKYZO”  que es  más thrashero, alternando riffs al estilo MACHINE HEAD; podría perfectamente ser uno de los singles de Invasive Species si no fuera por su extensa duración. Y ya abordando la parte final del cedé, nos encontramos con “Cognitive dissonance” que combina ritmos lentos, thrashers y death en apenas tres minutos, que termina por destrozarte el pecho. Max Arseneau no deja de hacer de las suyas con unos dobles bombos que parecen alas de mosca. Y el disco lo cierra “Distorted reality”, que vuelven a darte esas migajas de melodía vocal, junto a la rabia desbordada del metalcore más puro.

Tengo que decir que me ha sorprendido la producción de este Invasive Species en los Silver Wings Studios, la cual es muy limpia y se acerca a un buen nivel. Las guitarras suenan muy envolventes y potentes, y la batería muy plastificada, hecho que se agradece para este estilo de música. El bajo está en su sitio y las voces mezcladas un poquito por encima de la música (similar a las producciones europeas), que a mí personalmente me parece genial, porque hay tantos grupos que la mezclan al mismo nivel que la música y a veces se pierde la voz entre tanto instrumento.

A pesar de ser un disco puro y duro de death metal core, tiene elementos muy técnicos y melódicos, que se hace muy asequible a todo el público metalero y altamente recomendable para el oyente extremo que guste de grupos como AS BLOOD RUNS BLACK, ALL SHALL PERISH, JOB FOR A COWBOY, SUICIDE SILENCE… Les auguro un gran futuro a estos canadienses y espero que con esta larga duración se hagan hueco en la escena musical extrema porque lo merecen.  Invasive Species incita a la violencia corporal, a mover tu cuerpo agresivamente, y a desfogar y supurar odio musical. ¿Qué más quieres?

firmaalonso

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS