DIARIO DE UN METALHEAD FEST II – Oviedo, 23/10/14

Enlaces:

Vuelvo a Asturias, esta vez me esperan en Oviedo para asistir a la segunda edición del festival organizado en esta ocasión entre Diario de un Metalhead y Soulburners Productions. El proyecto es ambicioso: junto a dos grandes bandas asturianas, HUMAN y BLACK DEVIL, podremos ver a PAUL DI’ANNO dentro de la gira que está recorriendo diferentes puntos de España. Si encima lo sumamos a que el programa de radio Diario de un Metalhead está de aniversario, tenemos razones más que suficientes como para poner de nuevo rumbo al norte. La noche anterior al concierto nos juntamos en el estudio de Radio Ujo unos cuantos amigos y profesionales que queríamos celebrar el tercer cumpleaños del programa. Parte de la organización de la Metal Battle Spain, Vero y Adrián, representantes de las dos bandas locales del festival y una servidora pasamos una noche estupenda compartiendo impresiones y nervios previos al evento. Y es que las noticias no podían ser mejores: las entradas anticipadas se habían agotado en Oviedo y Gijón, y se vendían a buen ritmo en otras ciudades. Todos estábamos impacientes, es una gran responsabilidad para la organización, que cuida todos los detalles para que no falle nada el día D. AQUÍ podéis escuchar lo grabado esa noche.

diariodeunmetalheadfest02

Amanecimos el viernes con los carteles de “soldout” colgados en las redes sociales y la noticia de que sólo unas pocas entradas estarán disponibles en taquilla. Esto hizo que desde bien temprano hubiera gente en la puerta deseando hacerse con alguna de ellas. Mucho se había hablado y escrito sobre el concierto de hoy, y oíamos cosas como que DI’ANNO sólo es una estrella en decadencia o un drogadicto que vive de glorias pasadas. O que el concierto de EXTREMODURO en Gijón se llevaría de calle a la gente. Pero el público es soberano, y sabe lo que quiere. Y los que queríamos disfrutar de una noche de buen metal, estábamos en la puerta de la sala Whipporwill. Allí nos encontramos muchas caras conocidas, entre ellas las de unos cuantos músicos de la escena asturiana. Miembros de bandas como  WARCRY, BLAST OPEN, LEGACY OF BRUTALITY o SOLDIER estaban disfrutando del concierto y apoyando a sus colegas. Es algo que siempre echo de menos en Madrid, donde es raro ver miembros de otras bandas en tus conciertos. Un gran ambiente previo que me pilla desprevenida: Comienza la actuación de HUMAN y yo todavía estoy en la calle, rápidamente me cuelo hasta las primeras filas. Comienza el espectáculo.

diariodeunmetalheadfest03HUMAN empieza con «World of fire« e irán de menos a más perdiendo rigidez a medida que pasan los temas. El sonido es bastante bueno y la actuación se escucha limpiamente en toda la sala. El grupo, como comentaban ayer mismo en la radio, está en un proceso de cambio tanto en estilo como en composición. Acaba de incorporarse Alberto Lage, el hermano de Ramón, al bajo. Suenan No more y Wandering soul y les vemos un tanto serios, demasiada corrección formal. The shit sube la intensidad de la banda y la nuestra, un tema que presentan como “basado en hechos reales cuando alguien pisa mierda” con una agresiva batería. Caña al clero en «All together» y una proclama por la unión de los de abajo ante los poderes fácticos en «We are one». Nos piden que nos unamos, a por ellos y junto a HUMAN. Una reivindicación muy propia en un día como hoy, en el que Oviedo está tomada por las fuerzas de seguridad debido a la entrega de los premios Príncipe de Asturias. Amagan una despedida que todavía no se produce, nos dirán adiós con la versión de BRUJERÍA «Hechando chingasos» único tema de su show cantado en español y con un ritmo mucho más pesado. No hay bises, el tiempo está ajustado al máximo. Como suele pasar en estos casos, el público ha ido entrando poco a poco en la sala, que ya presenta un aforo más que respetable.

Muchas camisetas de BLACK DEVIL (aunque no tantas como de MAIDEN) y poca gente que salga a la calle nos dan la pista: hay ganas de volver a ver a los demonios en acción. diariodeunmetalheadfest01Suena la intro, se abre el telón y aparece un escenario vacío que enseguida se llenará. La sala recibe entusiasmada a BLACK DEVIL que se meterá al público en el bolsillo desde los primeros acordes de De mentes. Una revolucionadísima «Descenso al infierno» nos hace cabecear a todos, y todos responderemos a los gritos de ánimo de Dany Jack. «Tras el cristal« es una llamada de atención sobre la manipulación en los medios de comunicación, que hoy precisamente podemos vivir de primera mano en la ciudad. Multitud de camiones de diferentes cadenas de radio y televisión cubren la entrega de los premios, pero apenas le dan voz a las voces discordantes de los manifestantes. En este tema el bajo toma el mando. Iván es pura pasión en el escenario, no queda sino seguirle y unirse a esta tralla demoledora. Siguen con «2014» – «2214» dos temas que para mí siempre serán uno solo, un único sueño que acabó en pesadilla. Al llegar «2214» las dos guitarras nos envuelven formando una sola sensación. El discreto segundo plano en el que se colocan estos dos gigantes no las hace desaparecer. Estamos dentro del universo infernal de BLACK DEVIL. Algunos acoples quieren deslucir su actuación, pero nada que no se pueda solucionar. El público está respondiendo en todo momento, tanto sus incondicionales como los que descubren hoy a una de las bandas más prometedoras de la escena asturiana. Pero ellos no se conforman, lo están dando todo y nos piden que hagamos lo mismo. Nos hacen tararear «Runnig free» para ir calentando a los fans de MAIDEN, pero los que estamos allí no necesitamos calentamiento. Antes de «Discusión» Dany bajará del escenario para montar una buena pared que invite al pogo. Vibramos con «Síndrome del miedo» y con los latidos de la batería de Pichi, que han sido el corazón de la banda durante todo el concierto. Es la traca final, Dany, que está enardecido, vuelve a desaparecer del escenario para cantar desde el mismo centro de la sala. Todavía les da tiempo a regalarnos «Mensajeros del horror«, segunda llamada anticlerical de la noche. Terminamos, ellos y nosotros, exhaustos y satisfechos.

Tras la actuación de los dementes tiene lugar el sorteo del lote de merchandising de Diario de un Metalhead. Las primeras 50 personas que entraron en la sala ya se habían llevado de regalo una púa conmemorativa. Para todos, un recuerdo de una noche que quedará grabada en nuestra memoria.

Desde que empieza el cambio de banda, los fans de DI’ANNO (o los de MAIDEN, tanto monta) están pegados al escenario y podemos ver aquí gente de todas las edades. Por suerte, y a diferencia de lo que ocurre en otras comunidades, en Asturias está permitida la entrada a las salas a partir de los 16 años. Nunca nos cansaremos de pedir desde estas páginas el libre acceso a la cultura, la eliminación de absurdas restricciones que atan de pies y manos a las salas y promotores y privan a los más jóvenes de poder disfrutar de la magia insustituible de la música en directo. Y más, como en este caso, cuando la música ha unido a generaciones enteras. Cualquier mínimo movimiento tras el telón provoca nerviosismo en las primeras filas. Cuando suena la intro la sala está a reventar. Nadie quiere perderse la salida al escenario de esta leyenda viva.

diariodeunmetalheadfest04Aparece DI’ANNO en escena rodeado de los jóvenes músicos de CHILDREN OF DAMNED, banda italiana tributo a MAIDEN y sus compañeros habituales. «Sanctuary» abre una noche que nos trasladará a los inicios de una de las bandas de metal más grandes del mundo. Sólo tienen que sonar los primeros acordes de «Prowler» para enloquecer a sus seguidores. La voz está un poco baja y PAUL pide que suban el micro. Las quejas y disculpas por el estado de su voz forman parte del espectáculo. Desde luego, no se la cuida mucho, le vimos fumando un cigarrillo tras otro durante el show. Pero también es verdad que pidiendo perdón por adelantado se cubre las espaldas, avisando a los más académicos de que ya no van a ver al mismo DI’ANNO de hace 30 años. De todas formas, y a pesar de las secuelas de una vida intensa, todavía le responde la garganta. Al menos mis expectativas, que tampoco eran muy altas, quedaron cubiertas de sobra. Es probablemente lo que él busca.

Durante «Wrathchild» comprobamos que la guitarra de Andrea MorettiMurray” y el bajo de TeoHarris” forman un tándem indestructible. Con «Murders in the rue Morgue» hay un vuelco absoluto hacia el escenario. Se habló durante toda la noche de que PAUL no es únicamente un cantante de MAIDEN, aunque sólo sonaron dos temas suyos que no pertenecieran a la mítica banda: «Marshall Lokjaw«,  «Children of madness«. Esta última, de su etapa en BATTLEZONE, recibió todo el entusiasmo del público. Alucinamos con la increíble batería de FiffoMc Brain” que marcaría un ritmo imparable durante todo el concierto. Después de dos temas que han acelerado al personal suena una de las grandes melodías de MAIDEN «Ides of March» y DI’ANNO cede protagonismo a sus músicos, culpables en gran medida del éxito de esta gira.

Podremos comprobar a partir de ahora como PAUL sabe sacarle provecho a su voz, que le responde en la mayor parte de los temas a pesar del desgaste. Su garganta será regada constantemente con tragos de Gatorade, cerveza y Jack Daniel´s, todo ello preparado por su personal en el escenario. Compartirá un trago de cerveza con las primeras filas, gesto repetido en sus actuaciones para alegría del fan, que ya puede contar que bebió del mismo vaso que su ídolo. Es el encanto de estos conciertos en salas pequeñas, donde podemos estar más cerca de los músicos. Di’anno se dirige constantemente al público y, aunque no todos seguimos sus discursos en inglés, será cercano a la gente pero manteniendo cierta distancia profesional. La seguridad de la sala y sus propios acompañantes no permitirán que nadie traspase ciertos límites. Aunque hubo quien lo intentó subiendo al escenario, solo pudo estar arriba unos segundos, suficientes para darle la mano a la estrella. También tuvo una relación más directa con el resto de músicos de lo que suele ser habitual, la razón principal es que la banda no trae equipo propio y utilizaron la mayor parte del equipo de BLACK DEVIL para todas las actuaciones.

Vuelve la locura con «Charlotte the harlot» y «Killers«. Aquí me di cuenta de que los más jóvenes entraban en la misma comunión que los veteranos. Ya no hay primera o segunda fila, media pista está echada sobre el escenario. Disfrutamos de un increíble solo de batería, y es que “Mc Brain” lleva un rato pidiendo quedarse con todo el escenario para él. Menos mal que esos parches están acostumbrados a soportar una pegada brutal, porque cualquier otra batería hubiera salido volando. Suenan «Phantom of the opera» y «Iron Maiden«, la idea es que no disminuya la intensidad del show. A estas alturas del mismo, me voy a ahorrar comparaciones con Dickinson. Hemos venido a ver a PAUL DI´ANNO, por lo que fue, lo que es y lo que representa y nos ha llevado a su terreno. Tanto a los que botan en la pista como a los que disfrutan en los laterales de una sencilla puesta en escena, sin atrezzo ni Eddies de baratillo. Simplemente música. Aprobado con nota. Así, el bloque final es un trance. Imposible no contagiarse del entusiasmo general cuando suenan «Transylvania» y «Runnig free«, temas que están en nuestra memoria colectiva. Tendrá lugar un desfile de instrumentos que hace que parezca que esto no va a terminar nunca, pero nada es para siempre. «Blitzkrieg bop» de los RAMONES pone un festivo broche final.

diariodeunmetalheadfest05

La noche no ha terminado todavía, los más nocturnos nos dirigimos a la fiesta post-concierto organizada en el Pub Vader, donde la entrada al concierto se convertirá en un trago y los metalheads Larry y Leónidas estarán pinchando en la cabina. Pero esa ya es otra historia, y la crónica debe acabar aquí, no sin dar la enhorabuena a los organizadores: Larry y María Amor de Diario de un Metalhead, y Fon y Juli de Soulburners productions. Todos sabemos lo que cuesta sacar adelante un evento así y es de agradecer que haya quien lo consiga contra viento y marea. Un aplauso para Pachi, de la sala Whirpoolwill, que se dejó los cuernos en los preparativos y durante toda la noche. Muchísimas gracias a Nacho Álvarez de La nave del metal y a Mariah Riesco por cedernos sus fotos, junto a mi inseparable Pablo Folgueira de Metalcry formáis la troupe de compañeros con los que siempre da gusto coincidir. ¡Nos volveremos a ver muy pronto!

 firmasilvi

Comparte:

3 thoughts on “DIARIO DE UN METALHEAD FEST II – Oviedo, 23/10/14

  1. Gracias de corazón por la fantástica crónica y por el detalle de la portada. Es fantástico tener a compañeros como vosotros o como Pablo Folgueira de Metalcry. Celebro que te lo pasaras bien en Asturias Silvia. Ya sabes que eres casi una asturianina más.

  2. Me voy a sacar a este paso la doble nacionalidad, Larry. Nos veremos muy pronto, ya hay ganas de liarla, y tengo la impresión de que la próxima va a ser de las gordas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS