DIABOLIZER (TUR) – Khalkedonian death, 2021

Enlaces:

Khalkedonian death es uno de sus discos en los que todo es salvajismo y potencia, desde el comienzo hasta el fin, pasando por una monstruosa y bestial portada. Los turcos DIABOLIZER dan muestra de que Turquía posee un buen puñado de bandas y ellos no son ninguna excepción a la norma.

No me puedo quitar tres palabras de la cabeza que me ahorrarían la mitad de las que voy a escribir en esta crítica y definirían estas ocho canciones y algo más de tres cuartos de hora de duración, y son: intensidad, brutalidad y oscuridad… Nada más, se acabó, fin.

Lo primero podrás encontrarlo a raudales, desde el inicial «Dawn of obliteration«, con unos trepidantes riffs, hasta el final «Perishing in his oceans of blood«. Vale, en ocasiones puede que se echen en falta pequeños cambios de ritmo más marcados, para hacer su propuesta más variada y dar un ligero respiro al oyente, pero supongo que así lo quieren y así es su propuesta, vamos, que es lo que hay. La brutalidad reventará también tus oídos con guitarras pesadas y graves, una batería que es un auténtico martillo neumático y una voz cavernosa y gutural. Por último, la oscuridad, que viene dada por la producción y el sonido que han conseguido, logrando una atmósfera realmente infernal y envolvente que te atrapa, te absorbe y finalmente te devora sin remedio.

Suenan modernos, actuales (en cuanto a death metal se refiere, claro). No es típico refrito que ya hemos escuchado una y mil veces, pero continúa la senda de este género de música sin caer en una burda copia. ¿Quién dijo que no se puede hacer un álbum de calidad en estos tiempos sin desmarcarse de los principios del estilo?

Espectacular portada de Jon Zig (DEFEATED SANITY, FLESHGRIND, PATHOLOGY…); este tipo es un auténtico genio al que admiro desde hace años gracias a sus tremendos dibujos y portadas. Sonido aplastante gracias a la grabación a cargo de Ozan Yildrim (DECIMATION, HECATOMB, THE SARCOPHAGUS…), mientras que DIABOLIZER se compone de Abomination Demoseed a las voces, Mustafa y Can a las guitarras, Mallik al bajo y Aberrant a la batería.

Como cada vez es más habitual, cada formato del disco ha sido lanzado por un sello diferente; tenemos por un lado el CD de la mano de Everlasting Spew Records (GALVANIZER, BIRDFLESH, DISEMBODIMENT…), el vinilo a cargo de Me Saco Un Ojo Records (ANATOMIA, UNDERGANG, ENGULFED…) y el cassette a través de Desiccated Productions (CRUCIAMENTUM, FACELESS BURIAL, MAVETH…).

Death metal oscuro y bestial que podrías comparar por hacerte una idea con grupos como DEAD CONGREGATION, HATE ETERNAL, VOMITORY… No está nada mal para ser su álbum debut.

Comparte: