DEMISE (VEN) – Old skull, 2021

Enlaces:

DEMISE es una banda venezolana con una extensísima carrera en su país natal, que arrancó allá en los albores de los noventa con la fascinación de rendir culto a todos sus héroes de la década previa. Muy similar a sus varias contrapartes latinoamericanas que vieron cómo la crisis nacional desguazaba sus bandas, el alejamiento físico de sus músicos no fue un obstáculo para la concepción de este disco, que se grabó entre los años 2018 y 2020 en tres países: la batería, el bajo y la voz fueron realizadas en Venezuela por Keny Godoy, mientras que las guitarras se hicieron una parte entre Chile por Bernardo König desde Chile y otra por Rubén Granadillo en Estados Unidos. La mezcla y masterización corrieron a cargo también de Rubén Granadillo en M-Producciones.

La banda decidió cortar la evolución natural que venían llevando para crear esta obra maestra que, según ha comentado en redes sociales, lleva el nombre Old Skull porque se trata de “un álbum un poco distinto al estilo tradicional de DEMISE, porque es un tributo al estilo desarrollado por las primeras bandas de death metal en los noventa, que hoy en día son dioses del old school death metal”. El resultado de esto son nueve pistas, la primera de ellas a modo de intro, que se titula “Infernal majestic«, el “infernal majestuoso”, ya que de una forma categórica este power trio hace notar en este lanzamiento que el mal está por todas partes, con temáticas de muerte repugnante y grotesca esta vez, ambientaciones bien espesas, riffs crueles, y voces mórbidas.

En realidad, el álbum cuenta con siete canciones como tal, donde Keny Godoy se puso al hombro las voces, exponiendo un poderío de lo más oscuro, más reminiscentes al old school black metal, con un reverb que lo lleva hacia al averno para clamar estas líricas sepulcrales. En lo que concierne a lo instrumental, se siente una fuerte reminiscencia de POSSESSED o BOLT THROWER, pero con atmósferas más densas y pesadas que recurren a riffs acompañados de punteos de guitarra que son los que terminan de coronar este matiz de ultratumba que presenta el disco, como se denota en temas como “Reborn against your will” o “Flesh of mortal souls”.

Asimismo, estos riffs a cargo de Bernardo König van acelerándose de manera estrepitosa a la par de la brutalidad de la canción, conforme transita el disco, alcanzando su pico en el séptimo tema, titulado “As you die”, donde el vocalista se ha vuelto un monstruo que puja por más muerte y destrucción. El compacto sigue con “Cause of agony”, donde la escalada de velocidad mete un freno, con una atmosfera trabada y una batería que se muerde las manos por no comenzar a romper los tachos, antes de dar paso a “Redemptions to the gods”, la última canción como tal, que cuenta con un interesante interludio con una voz apocalíptica. Termina desembocando en lo que quizás es el mejor segmento instrumental del disco, que culmina bien lúgubre con el track “Beneath the ground”.

Este álbum, más allá de exponer la maestría y experiencia de la banda proveniente de Los Teques para el agasajo de los oyentes, es también una especie de trofeo o más bien una recompensa, la olla de oro al final del arco iris, para quienes realizaron un magnífico esfuerzo para esta puesta en escena, que supo iniciarse inclusive antes de su previo lanzamiento, From brutality to obscurity. Sin embargo, posterior a la salida del disco la banda rodó por algunos medios de prensa para promocionarlo, pero hoy se encuentra en una situación incierta por la distancia y falta de miembros estables. Por palabras del mismo Bernardo König, la tecnología los ha mantenido unidos como tal, pero lejos de acelerar los procesos, los ha ralentizado; sin embargo, es posible que haya algún lanzamiento en el futuro no muy lejano para DEMISE. De ser así, te sugiero que los sigas en los links que están en la parte superior de esta nota, ya que, con tanto tiempo de maduración, va a ser un lanzamiento para tener en cuenta.

Comparte: