DEFORMITY (ESP) / MIXOMATOSIS (ESP) – Split, 2019

Enlaces: Facebook BandCamp

Cuando te pones el Scum de NAPALM DEATH, en especial la primera cara, la mítica con Justin Broadrick, sientes algo especial. Es extremo. Es por momentos inaudible. Es pura rabia hecha música (o ruido, según se mire). La primera vez que me puse ese disco con diecisiete años es lo que sentí. Pues bien, aquel espíritu está muy bien recogido en este split que tengo entre manos entre dos bandas españolas amantes del ruido más extremo. Por un lado los míticos MIXOMATOSIS, uno de los grupos pioneros con casi treinta años de historia. Por otro lado un proyecto colaborativo, DEFORMITY,  con Rubén de NeburZone al frente, metiendo voces y multitud de efectos. Ambos se ponen al servicio del caos, especialmente DEFORMITY, y dan como resultado un vinilo de doble cara no apto para todos los estómagos ni para todos los oídos, y que será un disfrute para los que nos gusta el riesgo musical y sonoro.

Empezaré por la cara menos convencional, la de los sevillanos DEFORMITY. No son nuevos en la escena. Llevan desde los primeros noventa también, al igual que MIXOMATOSIS, sólo que no con producción discográfica a sus espaldas más allá de una demo y un compartido con OVERLOAD en el año 92. El grupo sevillano, con Rubén Rodríguez al frente como vocalista histriónico y encargado de la producción y los efectos, ha contado en esta ocasión con las guitarras de Jesús de MURDER WORKER, Manuel de FUNERALIA como bajista, Marc de MIXOMATOSIS con las voces y Gaspar también en MIXOMATOSIS entre otros y jefe de Base Records metiendo instrumentos de cuerda y rayadas varias, completando la formación el otro Jesús a la batería. En los trece minutos de su cara del compartido se desatará la locura y la experimentación más ruidosa, y también la más interesante.

Aquí es donde la referencia al Scum es más evidente, mezclada con rayadas a lo NAKED CITY o incluso el puro ruido de SEVEN MINUTES OF NAUSEA. El violoncello, violín y contrabajo de Gaspar les dan un toque aún más loco, cortando las estructuras y llenando los silencios o los momentos en que todo se vuelve grindnoise, con efectos esquizoides. La combinación de voces entre Rubén y Marc recuerda mucho a NAPALM DEATH y la guitarra de Jesús, más crepitante y grave, avanza un poco más en el tiempo grindcoreta metiendo retazos del From enslavement to obliteration. Temas de duración más elevada, como el punto de partida «Long silent dream (LSD Vortex)» o sobre todo «In the deepest«, sirven para llevar más allá el minimalismo reinante en el resto, con cambios de ritmo muy acusados en donde el bajo de Manuel es la constante de la distorsión. A mí desde luego me han sorprendido, porque aunque son rayantes, atonales y desestructurados, consiguen recrear ese ambiente a la vez repulsivo y atrayente que mencionaba al principio. Una pasada.

En la otra cara tenemos otros trece minutos para los catalanes MIXOMATOSIS. Una mezcla entre los NAPALM DEATH del F.E.T.O., IMPETIGO por el sonido y la combinación de dos voces y el powerviolence a lo SIEGE. Continuista en el sonido con la cara de DEFORMITY (no en vano los mezcla también Rubén de NeburZone), no por ser más arquetípicos son menos interesantes, y desde luego mantienen el gusto por el ruido y la locura que sus compañeros de acetato. De hecho lo que más me gusta en este trabajo es quizás su acercamiento mayor al ruido violento, con unas guitarras y baterías más caóticas y un mayor minimalismo que se hace patente en temas como «Stop pruebas nucleares» o sobre todo «Muerte en segmentos» y «Zika«. Aquí es donde la voz chillona resulta más necesaria y donde la música se nos mete en la cabeza como un cuchillo.

En lo demás, temas más o menos rítmicos, con letras en castellano que en la voz más grave resultan perfectamente entendibles y la sensación de grabación en directo. El bajo de Gaspar siempre presente e indispensable en los momentos de transición entre las partes más grind bailables y los momentos de desenfreno powerviolence, y las guitarras de Percha que parece que van a su bola cuando en realidad no es así. En conjunto, un trabajo muy interesante, sobre todo por esas transiciones y el sonido conseguido; aunque es cierto que después del riesgo de DEFORMITY esta cara resulta un poco más atávica y predecible, no por ello es menos buena.

Como siempre digo, en los discos compartidos lo ideal es que o sean bandas muy diferentes o complementarias pero con distintos puntos de vista. Con DEFORMITY y MIXOMATOSIS estamos en este segundo caso, dando como resultado una oda al caos y al ruido que, viniendo de dos bandas veteranas y con bagaje de sus componentes detrás, es sinónimo de calidad. Encima la portada y el diseño interior del vinilo se salen. Para qué más.

Comparte:

COMENTARIOS