DEFIANT (HRV) – Insurrection icon, 2018

Enlaces: Facebook BandCamp

Aunque sea la primera vez que oigo hablar de los croatas DEFIANT, no son precisamente nuevos en esto. Más de doce años, aunque con un pequeño parón en el que debieron de cambiar de estilo y de ser una banda de death melódico al uso pasaron a algo para mi gusto más interesante, no por originalidad sino por resultados. Insurrection icon es el tercer disco de esta segunda etapa y me ha hecho recordar a todos esos grupos de death black o black death, según lo prefiráis, que bebiendo de MORBID ANGEL y DEICIDE añadían un halo oscuro al asunto. ZYKLON, BEHEMOTH en los años del Satanica, UNION, CHRIST AGONY… pero además tienen una producción muy pastosa y oscura que a veces me recuerda a IMMOLATION, sin la densidad ni el avance armónico de estos últimos. Con este párrafo ya podría estar todo dicho, y de hecho lo está, pero lo que me ha enganchado de este grupo es que tienen mucha experiencia y buen gusto en lo que hacen y eso se traduce en unas composiciones compactas y bien construidas que captan la atención desde el principio.

Unas veces más death que otras, también por el tono de voz usado por Tomislav Debelić, la incorporación más reciente de la banda, DEFIANT tienen mucha carga melódica (que a veces me recuerda a DISSECTION), pero lo tiñen todo de oscuridad y malevolencia. Rítmicamente además son capaces de llevarte en volandas, haciendo que siempre estés moviendo los pies y la cabeza. Y la producción termina de completar ese halo de oscuridad necesario para que la inquietante y difuminada portada también impresione si se tiene de imagen de esta música. Todos estos ropajes nos conducen a un bien nutrido de bandas que, la mayoría centroeuropeas, en la segunda mitad de los noventa nublaban los cielos del este con hordas satánicas. Original la propuesta no es, eso está claro, pero la lección la tienen muy bien aprendida y eso se nota en la calidad final de Insurrection icon.

Temas de duración media, aunque alguno va más a tiro hecho, como la propia “Insurrection icon“, que es una de las que me recuerda a IMMOLATION en el tratamiento de los riffs, o sobre todo “Casus vir“, una de las más black. Ritmos cabeceantes y riffs afilados unas veces y pesados otras son la columna vertebral de estos temas, y la combinación de dos voces ya citada de Tomislav, que es uno de los puntos fuertes del grupo. El aburrimiento no entra en juego ni en el interludio de “Sulphur and void” ni en las partes más atmosféricas, que también las hay, y que dotan de variedad sonora al disco. Y, sobre todo, gracias a solos y melodías DEFIANT consigue evocar mucha maldad. Es el otro punto fuerte que le veo al grupo y que me hace tenerles como músicos con destreza dirigida a la creación de un entorno oscuro y cargado de rabia contenida.

Que no descubran el fuego no quiere decir que sean malos. DEFIANT transmite oscuridad y energía y provoca sensaciones muy atrayentes para los adoradores de los submundos más profundos. Insurrection icon no hace simplemente bulto en la estantería. Muy probablemente vuelva de forma recurrente a su escucha en sucesivas ocasiones. Además grupos con unos patrones tan claros pero creativos al mismo tiempo no abundan. Y eso es de agradecer.

Comparte:

COMENTARIOS