DEFECTO (DNK) – Excluded, 2016

Enlaces: Web Oficial Facebook Youtube Twitter

DefectoexcludedEstamos ante el álbum de debut de los daneses DEFECTO. Y no hay nada defectuoso en el mismo. Al contrario. Es una muy digna continuación de su EP Defecto del 2012. En este álbum la banda no inventa la pólvora, pero tampoco dejará indiferentes ni a los amantes del progresivo, ni a los del power metal/hard rock, pero sobre todo al público en general, cualesquiera que sean sus gustos.

Y parte de la culpa de que ello sea así la tiene un tal Flemming Rasmussen (si, ese señor que le grabó a METALLICA aquella delicada pieza musical que fue el Master of Puppets), quien junto a Jan Langhoff han firmado un trabajo de producción impecable, aportando las tres ces básicas de cualquier disco que se precie: claro, conciso y contundente. ¿Qué más se puede pedir con esas credenciales?

Desde el primer corte del álbum, “Excluded”, el grupo te cautiva, te arropa y te embauca. Unos riffs potentes te arrullan con unas voces desgarradas que llegan a coquetear con matices guturales puestos en el momento adecuado.

Si pasamos al segundo corte la cosa incluso pinta mejor. “When Daylight Dies” tiene un estribillo de los que se te mete en la cabeza y cantas semanas.

“You Had It Coming” va por los mismos senderos de su antecesor, con un inicio espectacular por parte de su cantante Nicklas Sonne y unos teclados que perfectamente podría haber firmado Jens Johansson para MALMSTEEN o STRATOVARIUS. Y enlazando a saco llega “Drifting Into Blackness”. Nos relajamos un poco y nos ofrecen un medio tiempo titulado “The Final Transition”. Pero sólo es un espejismo porque nos encontarmos con el que quizás sea su tema más rockero, “Rage”, muy en la onda de composiciones de JEFF SCOTT SOTO o AXEL RUDI PELL, pero con el aliciente de rezumar cierta mala leche en algunos de sus momentos. “Desperate Addict”, “Don’t Lose Yourself” e “Into Oblivion” siguen las pautas del anterior tema.

Y llegamos a “Sovereign”, que quizás sea el tema más comercial y accesible del álbum, a la vez que salvaje y en el que dejan muy claro lo que hacen y cómo lo hacen. Y para terminar esta impecable lección de cómo hacer metal, nos firman un tema muy épico, “The Sands Of Time”, quizás el mejor corte que deja ver las cualidades de su cantante y la propuesta de la banda.

En resumen. Las voces se mueven como pez en el agua entre el hard rock y el metal. Los teclados son hermosos, cambiantes y sorprendentes. Las guitarras pueden sacudir tu habitación con sus aplastantes y espectaculares solos, las delicadas melodías y los registros cambiantes propios del progresivo. Y de la base rítmica poco que contar. El bajo y la batería son, según el momento, un martillo pilón que cercena tus neuronas o el hermoso sonido de una mariposa batiendo las alas.

Un gran logro por parte de la banda es conservar su propia identidad y hacer progresivo de tal manera que no lo parezca de una manera evidente. Aplican cánones preestablecidos con el estilo pero lo hacen con una elegancia y frescura que marca territorio con el resto de bandas. Y por eso mismo es tan sorprendente este disco debut de DEFECTO.

firmachris

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS