DECLAMATORY (GER) – Human Remains, 2012

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook

La banda de melodic thrash metal procedente de Alemania y afincada en Berlin, DECLAMATORY, nos presenta su primer trabajo de larga duración titulado Human Remains, después de diversas demos como “Acrónimus”, “Nevolution” o “Mental explosion”.

Este disco consta de ocho temas, todos ellos grabados en estudio, y entre los que nos encontamos con canciones realmente interesantes a nivel tanto lírico como instrumental. Human remains es un disco conceptual cuya temática gira en torno a un mundo post-apocalítico, que se da tras el colapso de la sociedad industrializada, en el que se enfrentan dos facciones dominantes: los “Invasores” (“raiders”) y los “Dioses de Cristal”.

Die off“, tema que abre este Human remains, nos habla acera de la mala utilización que la humanidad ha hecho de los recursos naturales y de cómo, a raíz de esto, se inician guerras en diferentes partes del globo mientras que en otras reina la hambruna. Esto sirve como introducción a la temática que se sigue en el resto del disco y que, al menos en esta canción, podríamos aplicarla, en cierta manera, a la actualidad mundial. Cabría destacar, entre otras cosas, el hecho de que la tercera estrofa de la misma sea de alguna manera “recitada” por Robert Scholich (vocalista de la banda), o bien el solo de guitarra que le precede. 

En segundo lugar suena “ It’s all over”, que guarda cierta similitud con “Die off” en cuanto a la temática. Sin embargo, musicalmente, cuenta con una introducción un poco más lenta para irse volviendo más “agresiva” a nivel instrumental conforme van pasando los minutos. Además, creo que Eric Klieme se luce con la batería en esta canción.  Seguidamente tenemos “Raider Messiah”, cuyo inicio es uno de los más rápidos del disco en su conjunto y que extrañamente me recuerda a algunos temas de CHILDREN OF BODOM como “Sixpounder”.

“Law of the gun” es el cuarto tema de este Human remains. Esta canción cuenta con un solo realmente feroz, y Robert Scholich se luce una vez más en la parte vocal.  También destacan canciones como “Night club booze tales“, en la que la batería de Eric Klieme y el bajo de Gregor Sommer dan forma al tema.  “Nomad” es otra de las canciones que cuenta con una introducción lenta pero que a medida que avanzan los minutos va cogiendo velocidad y contundencia. En la misma, nos volvemos a encontrar con Robert “recitando” ciertos pasajes, lo que hace que estos nos llamen más la atención al tiempo que son un interesante recurso.

El séptimo tema, titulado “A perfect drug”, es, a mi parecer y sin desmerecer al resto, el mejor del disco. Trata de forma literal la idea del amor como una droga a la que solo son inmunes los “Dioses de Cristal”. Además, en esta canción podemos apreciar cómo Robert saca a relucir su faceta más agresiva atreviéndose con voces más guturales.  “Human remains”, tema que da nombre al disco, se encarga de cerrar el mismo sorprendiéndonos desde la introducción con guitarras acústicas y permitiéndonos apreciar una faceta de la voz de Scholich mucho más “limpia” en contraste con la mencionada “A perfect drug” .

Me gustaría aprovechar la ocasión para desear toda la buena suerte del mundo y el mayor éxito posible a esta prometedora banda, éxito que sin duda llegará, ya que todo trabajo duro conduce a él. El disco podéis conseguirlo a través de la web oficial del grupo, espero que lo disfrutéis tanto como yo lo he hecho.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS