DECAPITATED CHRIST – Antikristian Extreme Dekapitation

Enlaces:

decapitatedchrist01

Algunas veces lees el nombre de un disco y, cuando después lo terminas de escuchar, te preguntas por qué misteriosa razón se le ocurriría al grupo en cuestión poner un título que no dice nada de lo que luego encuentras dentro. Pues bien, a los que les gusten las cosas claras están de enhorabuena, porque el Antikristian Extreme Dekapitation queda perfectamente descrito con sólo nombrarlo. El disco es una sucesión de temas que invocan la parte más sucia, destructiva y vomitiva del ser humano, enlazados por la repulsa total hacia el cristianismo, que actúa como cepo de ella. Olvidad los buenos modales, todo lo que os enseñaron desde pequeños, y sumíos en la masacre humana. DECAPITATED CHRIST nos presentan un disco de metal extremo no apto para remilgados, en el que dan rienda suelta al black metal en su salsa, con algún que otro toque death. No encontrarás ningún adorno, ninguna pincelada “para que quede más bonito”. La putrefacción no gasta colonia ni se mira al espejo.

decapitatedchrist02En este caso, DECAPITATED CHRIST deciden no empezar la matanza sin presentarse. La instrumental “The Prime Exekution (Dekapitation Hymn)” hace los honores, dejando claro el motivo de su llegada: ¡¡TOTAL FUCKING DECAPITATION!! Después del afectuoso saludo, la primera víctima de los barceloneses queda clara: “Decapitated Christ”. El primer trallazo comienza con un preliminar misterioso que da lugar a la brutal decapitación, y la sangre comienza a brotar. La muerte del mesías deja un chorro de ponzoña, y este es “Profound Sources of Perversion and Disgust”, un himno a lo insalubre y macabro, al más puro estilo de los Carcass más grindcore. Con dos minutos veintidós es suficiente para inundarlo todo de enfermedad y violencia sexual. El siguiente corte, “The Vampress”, es muy similar al anterior en decapitatedchrist04cuanto a brevedad. Musicalmente es quizás el tema que más se acerca al death metal, con cambios de ritmo bruscos que crean la impresión de que el tema es más largo de lo que en realidad es. “Leviathan” es también muy death, haciendo honor a ese gran monstruo que describe la Biblia, y que habita en el fondo del mar. Pero el Leviatán no es el ser que define al mal. “Lucifer”, sí. Es el tema más violento del disco, el más grindcore, el que representa mejor al caos. Distorsión total, batería que emula a una terrible avalancha, toda la destrucción es poca si hablamos del demonio.

Cerca del final, DECAPITATED CHRIST nos sorprenden con el único tema en español, que les sirve de autorretrato. “Los Poetas de lo Mórbido” es el resumen perfecto de la esencia del grupo, está claro que no le cantarán a la primavera ni a la belleza. De nuevo guitarras infernales, en otro de los temas que no le “aloca” tanto, excepto al final, que desemboca en “Day of Suffering”. Una de las manifestaciones de metal más crudas del disco, se desarrolla en menos de dos minutos y es el tema ideal para crear una masacre en directo, hemofílicos abstenerse. Por último, “The Devil Next Door”, la canción que cierra el disco, es también la más elaborada, en el que incluso encuentras una parte tranquila, de transición, eso sí.

Disco muy recomendado para los fans del black metal puro y duro, y para los que osen adentrarse en la maldad y en la deshumanización. Cómo no, deseamos mucha suerte a DECAPITATED CHRIST con el disco y con todo lo que les depare el futuro, ¡seguid con la carnicería blasfema!

sergio@subterraneowebzine.com

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS