DEATHSURRECTION – Embrace your fate, 2014

Enlaces: Facebook Youtube Twitter BandCamp

deathsurrection08He aquí un grupo joven y uno de los muchos ejemplos de que el amplio margen de mejora, de este tipo de grupos cadetes en sus comienzos, se reduce ostensiblemente en su segundo trabajo discográfico. Asimismo, DEATHSURRECTION es, en parte, uno de los múltiples paradigmas de que, con los años, uno opta por la mutación de un estilo musical inicial a otro con más tirón comercial, al menos dentro de nuestra escena. No sé si estos chicos tienen claro qué camino escoger, un atributo propio de este tipo de bandas noveles, pero lo que sí es obvio es que han decidido dar un giro a lo realizado en su EP anterior (Victim of atrocity, 2013), sin perder sus raíces (importante) y, en cierto modo, su identidad, renovando ese groove metal de los 90’s hacia un deathcore de lo más actual. Y en tan solo un año. ¿R-evolución natural? ¿Premeditada?

Y es que podríamos decir que han podido pasar de un grupo referencia, en sus influencias, como PANTERA, a otro diferente como LAMB OF GOD, de los que, por cierto, versionan más de un tema en sus conciertos. Por tanto, la cosa está más que clara: ya no tenemos en este Embrace your fate (2014) composiciones como “Destroy or die” o “Victim of atrocity” (cuya frescura echo de menos en este nuevo EP), sino otros más maduros, dotados de una mayor técnica (pienso en el caos perfectamente ordenado de “Erase” o en el muy bien estructurado “Embrace your fate”, corte que da nombre al disco), con una interesante combinación de guturales, expresividad y versatilidad vocal de Gabriel “Jester” fundida entre esa amalgama de guitarras y sonidos graves y pesados. ¿Los mejores ejemplos? Sin duda “Awakening” y “Dementia”.

Solamente hay un guiño a su etapa anterior, y es la autoversión del “Fuck the innocent”, el que fuera el primer single del grupo lanzado en el verano de 2011: más sureño y más groove. ¿El resto? Como indico antes, básicamente deathcore sin esconder sus influencias de un pasado aún demasiado inmediato para que el oyente pueda digerir, del todo, el cambio.

El crecimiento del quinteto madrileño no solo queda en una mayor madurez en sus composiciones (aunque he de reconocer que en la búsqueda de ese desarrollo han podido perder algo de espontaneidad en el camino), sino en una mayor técnica (muy bien representada por la nueva incorporación de Rubén al bajo y una más compleja labor de las guitarras), sino, asimismo, en una mejora evidente en el trabajo vocal (sin desmerecer al anterior vocalista) y en un mejor sonido.

Desconocía la existencia de los Bullet Games Studios pero veo que allí han grabado bandas como KITSUNE ART y GRAPESHOT, y, desde luego, el trabajo de Carlos Prieto Melero en la producción no desmerece un álbum que, gustará a algunos, sorprenderá a otros (sobre todo por el cambio) pero creo que todos coincidiremos en que se trata de un crecimiento a muchos niveles.

En definitiva, y esto es una opinión personal: Embrace your fate  podría considerarse una especie de r-evolución bastante natural y espontánea. Aunque se trate de una aparente contradicción, pero me inclino por esta opción frente al cambio forzado, artificioso y cerebral de un grupo aún demasiado joven pero bastante prometedor a estas alturas.

firmatopo

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS