DEATHPROOF – Abuse, 2011

Enlaces: MySpace Facebook

“Abuse” es el primer disco de la banda procedente de Manises DEATHPROOF, la cual se formó en 2010 tras la disolución del grupo INNERFEARS. A pesar de la juventud de la formación, al estar formada por músicos ya rodados, se han movido a paso de gigante, consiguiendo grandes hitos, como puede ser llegar a tocar en Alemania, y este primer disco al que ya pasamos a hablar.

La música contenida en esta ópera prima suena desde el primer momento muy compacta y cañera. Cada composición es muy hermética en ella misma, pero a la vez, son muy diferentes entre sí, cogiendo multitud de referencias y estilos, sin perder la cohesión al mirar “Abuse” en su conjunto.

De esta forma en el tema  “Alcoholic Sad Times”, su single,  podemos ver un metal de amplias miras, mezclado un set de batería contundente con riff rápidos y una voz que alterna entre registros puramente guturales con algunos más desgarrados, muy usados en el death metal melódico. El tema cuenta con un solo de guitarra muy digno de escucha.

“My own wold” es una canción más dura donde los registros guturales ganan protagonismo, se acelera la batería y se recrudecen los ritmos con un resultado demoledor.

“It´s all” es un tema que me recuerda enormemente a “Refuse/resist” de SEPULTURA en su estribillo  y en su cuerpo general. Como ya sucedía en “Alcoholic sad times” es una canción que entra con una facilidad pasmosa. Cuenta también con una parte para dar cancha a unos buenos juegos de ritmos de guitarra.

Sigue con “When do you break?” y es quizá una canción menos llamativa, pero muy rica en ritmos más thrash, que junto con la vuelta a los registros vocales más duros, hacen una canción oscura donde después brilla el doble bombo.

En “It´s time to run” se parapetan a un sonido menos recargado, cercano al doom en algunas partes, que poco a poco va ganando algo de ritmo. Una canción genial, que con memos cantidad de elementos y a una velocidad muy inferior a lo habitual consigue un impacto sonoro muy satisfactorio.

“She is” es uno de los temas que más me ha gustado del disco, recordándome a ratos, a KREATOR en sus últimos lanzamientos. En este tema se vuelve a hacer gala de una técnica de guitarra muy digna de elogio.

Algo que no he comentado es que las canciones tienen una corta duración, y con la facilidad sonora que tienen  los temas, sin apenas haberte dado cuenta estas casi en el final del disco, que por otro lado tampoco es demasiado largo (45 minutos)

Y con esa tesitura entramos en “Justice imposed by my” un tema  donde se recuperan los ritmos agresivos, tanto musicales como vocales. Un tema muy completo, aunque ya no sorprende tanto como algunos de sus predecesores.

Para terminar “Doom” es un tema partido en dos pistas.

En la primera, “The prayer”, vuelven a hacer gala de unos riff doom-metaleros, que dan un toque muy atmosférico, realzado por una voz en off, que mayora la sensación de penumbra y oscuridad. Esto solo sirve de preámbulo para la segunda parte “The curse of deathproof”.

En este tema se pueden ver una mezcla de todos los elementos que han ido desarrollándose en los cortes anteriores, a gran ritmo y con un resultado arrollador.

El disco, el cual es una autoproducción, ha sido grabado en los estudios Novo Studios de Valencia, los cuales han conseguido un sonido muy logrado, que sin ninguna duda ha “vestido de domingo” los buenos temas de la banda.

Amantes del metal pesado de nueva tendencia, dedicarles un rato a estos valencianos, que merece la pena.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS