DEATHLESS LEGACY (ITA) – Rituals of black magic, 2018

Enlaces: Facebook

Desde Italia nos llega el último trabajo de la banda de horror metal DEATHLESS LEGACY, banda que nació como tributo a uno de los grupos por excelencia del género, los también italianos DEATH SS.

Puede que algunos os preguntéis qué es el horror metal y qué bandas lo pueblan. La verdad es que musicalmente es un poco un cajón de sastre, ya que dentro del género hay bandas tan variopintas como: ROB ZOMBIE, THE VISION BLEAK, WHITE ZOMBIE, KING DIAMOND, CADAVERIA, NECROPHAGIA o los ya citados DEATH SS entre muchos otros. El nexo de unión de todas estas bandas es la temática de la que hablan, sus letras y también la búsqueda de una estética muy influenciada por las películas de horror y de serie B.

Por lo tanto, las canciones de la mayoría de estos grupos van a tratar sobre temas de horror, ciencia ficción y cualquier imaginería relacionada con temas ocultistas, de invocación de demonios, magia negra, espíritus, etc.

En este Rituals of black magic toda la temática del disco versa sobre la descripción de rituales arcanos de magia negra, sacados de un antiguo grimorio encerrado y olvidado en algún oscuro y lúgubre sótano del Vaticano, que fue robado por seis demonios. Supondremos que algunos de los demonios, o todos ellos, son los miembros de la banda y que con este disco nos están invitando a formar parte de su particular aquelarre.

Musicalmente, el disco es un poco como el estilo al que pertenece, ya que podemos encontrar casi de todo. Aunque la base es un metal sinfónico oscuro y barroco, también podemos encontrar fuertes influencias del heavy metal clásico sabbathiano, con ciertos toques doom que le vienen de fábula para recalcar el aura mística y tenebrosa que destila el disco. En temas como “I summon the spirits” y sobre todo en la extensa “Dominus inferí” es donde se hacen más patentes.

En el resto del disco las influencias son varias y podemos encontrar temas más enfocados al gótico o con sonidos algo industriales, pero siempre implementándolos con gusto y sin que desentonen con el aire tétrico y místico del conjunto. O podemos encontrarnos temas como “Vigor mortis” una canción algo inclasificable, llena de cambios de ritmo, de locura y de epicidad a partes iguales, donde los teclados y la voz de Steva se hacen amos absolutos del tema y nos transportan de la calma a la locura con suma facilidad y solvencia.

Y es que, si hay algo a destacar en este opus, sin duda son dos aspectos. Por una parte, la voz y versatilidad de Steva a la hora de cantar y de transportarnos por el mundo de magia y horror que han creado. Tanto puede parecer que nos está susurrando una leyenda antigua, transmitida de generación en generación, como que está invocando a un ser del averno o que ella misma se ha convertido en una criatura de la noche o en una bruja y nos está echando algún tipo de maldición o conjuro.

Por otro lado, los teclados están omnipresentes en todo el trabajo, mayoritariamente apoyando y creando atmósferas de suspense, con colchones que lo llenan todo por debajo de las guitarras y batería. También hay momentos en que se adueñan del tema, creando melodías insanas o típicamente de BSO de películas ideales para visionar en Halloween, creando grandilocuentes pasajes, como en la citada “Vigor mortis”, o que nos sorprenden con solos típicos del metal neoclásico o progresivo.

Los italianos han logrado crear un álbum intenso y que te adentra con suma facilidad en su mundo de misticismo y artes arcanas, con un gran trabajo vocal y de teclados.

Comparte:

COMENTARIOS