DEATH COURIER (GRC) – Necrotic verses, 2020

Enlaces:

Portada del álbum "Necrotic Verses" de Death Courier.Resulta ciertamente difícil encontrar bandas que despunten dentro de un género tan trillado como es el death metal. De hecho, probablemente no esté solo en la guerra cultural en contra de la casposidad que a veces reina entre el público aficionado a este estilo: ya basta de etiquetas old school, ya basta de vender la moto de que lo de siempre es lo mejor. Políticamente no cuela, y musicalmente tampoco. Con unos orígenes que se remontan tan atrás como a la década de 1980, DEATH COURIER podría jugar perfectamente esa carta para tratar de vender su propuesta. En efecto, la banda griega empezó su andadura con una serie de demos en una época en la que el death metal estaba en un estado aún embrionario, y tras dejarlo de manera prematura en 1993 después de lanzar su segundo álbum Demise se reagruparon de manera definitiva en 2009. Con este trasfondo, cobra mucho sentido hacerse la pregunta de si son un mero reencuentro de viejas glorias que quieren exprimir su legado o si se trata de una banda reimaginada con ganas de sacar material de calidad aprovechando su bagaje musical.

Desde el primer tema homónimo al disco, Necrotic verses nos lanza una rápida andanada de riffs basados en el tremolo, rayanos en en ocasiones a las melodías frías propias del black metal. Sin embargo, la disonancia característica del estilo que abanderan no tarda en hacerse patente. Al continuar escuchando «Necrotic verses» se pueden apreciar algunos cambios de cadencia, dirigidos principalmente por la omnipresente batería. Pasada la mitad del tema, el tempo cambia a un ritmo más lento y pesado; algo hasta cierto punto previsible tras la velocidad imparable acumulada en la primera sección de canción, pero no por ello menos agradecido. ¿Por qué me he centrado tanto en describir el primer corte del disco? Principalmente, porque esta estructura se puede encontrar en buena parte de los temas que componen el álbum. No me esperaba necesariamente originalidad al escuchar una banda de estas características, pero sí una cierta intención de variar a lo largo de una misma obra. Los temas en sí no son para nada malos; de hecho, en piezas como «As Heaven blends with rot» y su vibrato del riff de guitarra inicial con reminiscencias de CANNIBAL CORPSE o la misma «Necrotic verses» se nota que DEATH COURIER han sacado su experiencia a relucir.

Esta falta de inventiva se hace especialmente relevante cuando uno escucha los dos temas que, a mi juicio, no solo salvan el álbum sino que son capaces de subirle el listón: el post-interludio «Pillars» y el cierre «Remnants«. En el primer caso, «Pillars» se nos presenta con unos riffs que hacen un muy buen uso del vibrato de la guitarra, dándole un aire de metal vanguardista, y aporta texturas novedosas a la música. Por puntual que sea el aporte, el aplicar esta clase de ideas a una base estilística ya consolidada como es el death metal de corte clásico resulta de gran interés, y es el camino que deberían seguir muchas bandas que quieren jugar con el equilibrio tradición-modernidad presente en esta música. Tanto «Pillars» como «Remnants«, además, poseen un cierto componente de progresión que debería estar más presente en el resto del disco, y que se nota como mucho en el tema inicial, «Necrotic verses«, que he descrito en el párrafo anterior.

La producción, como ya se puede suponer a estas alturas, se centra en conseguir un sonido propio del death old school, y es quizá uno de los aspectos más destacables de Necrotic verses: las guitarras presentan unos agudos punzantes, y la distorsión está omnipresente pero ahorrándose el sacrificar claridad o rango de sonido, lo cual redondea de manera muy notable el conjunto. El bajo, si bien es discreto en su ejecución, se distingue perfectamente y cumple su papel. Lo mismo puede decirse de la batería o de la voz, y es que en ambos casos se puede decir que realizan su función, sin nada especialmente destacable que aportar.

En definitiva, esta vuelta al trabajo por parte de DEATH COURIER se podría definir de manera acertada como un ejercicio en death metal tan correcto, bien ejecutado y profesional como gris, regular y común. De entre todas las virtudes que se pueden encontrar en Necrotic Verses, la que más se echa en falta es la de querer aportar algo nuevo al panorama musical del estilo que practican. Y no me cabe duda de que los griegos son más que capaces de llevarlo a cabo; los años de experiencia no pasan en vano, y les bastaría lanzarse más al vacío para ofrecernos un álbum verdaderemente memorable.

Comparte: