DE PROFUNDIS (GBR) – The blinding light of faith, 2018

Enlaces: MySpace Facebook BandCamp

Nunca he sido un gran fan del material más melódico, he de reconocerlo, pero esta formación londinense he de admitir que me ha sonado distinta y algo fresca, al menos en comparación con lo que suele caer en mis manos.

DE PROFUNDIS se crearon en 2005 y siguen una clara línea ascendente en la que dejaron atrás sus devaneos en el campo del doom metal. Este es su quinto disco completo de estudio, siendo el último de ellos Kingdom of the blind registrado en 2015 y que publicó Wickerman Recordings (AN AUTUMN FOR CRIPPLED CHILDREN, EBONILLUMINI, BLACKWÜLF…) desde China.

Previamente a la escucha de este The blinding light of faith había visto aquí y allá la etiqueta de progresivo en su música y las comparaciones con OPETH, aunque yo creo que es la típica paranoia actual en cuanto una banda es tildada con semejante adjetivo, pues sinceramente no les veo gran parecido con los suecos que capitanea Mikael Åkerfeldt… Podría andar equivocado o puede que se refiera a su material previo, pero salvo algún momento puntual en la voz…

Volviendo al contenido, veamos, el poder de esta formación reside en la parte instrumental, con un buen duelo de guitarras entre Shoi Sen (francés pero residente en Inglaterra) y Paul Nazarkardeh, bien conjuntados y acompañados por las habilidades del bajo fretless de Arran McSporran y la batería de Tom Atherton. Las voces son obra del sudafricano Craig Land, variadas y mejoradas en respecto a sus anteriores aportaciones, a medio camino entre los terrenos guturales del metal de la muerte y los registros rasgados y chillones del metal negro.

Casi cuarenta y cinco minutos de una mezcla entre death metal melódico, técnico y salpicado de pinceladas tanto black como heavy metal e incluso algún pequeño guiño jazz. “War be upon him” es la primera canción que señalaría y seguramente mi favorita en este álbum. Desprende agresividad, acertados riffs y momentos pegadizos. También “Godforsaken“, la más diversa, a medio tiempo en su mayoría, que contiene partes metaleras clásicas y bastantes cambios de ritmo, y el final “Bringer of light“, el más extenso y en el que se aprecian todas las influencias de la formación, que van desde los DEATH de su última etapa pasando por DISSECTION y similares o las melodías de la escuela sueca de Göteborg entre otros.

Letras antirreligiosas y portada a cargo del artista ruso Alexander Tartsus (SINISTER, HYPERION, MIST OF MISERY…). Desde la India, Trascending Obscurity Records (MASTER, DOWN AMONG THE DEAD MEN, SATHANAS…) es el sello que lo ha puesto en circulación.

Lo cierto es que no se me ocurre realmente alguna banda con la que compararlos. Recomendaría su escucha a los metaleros que disfruten con grupos similares a HORRENDOUS, EDGE OF SANITY, MORBUS CHRON…. Notable disco en resumen, no espectacular pero sí un tanto diferente y que puede disfrutarse en su integridad sin desvaríos ni copias flagrantes.

Comparte:

COMENTARIOS