DAWN OF SOLACE (FIN) – Waves, 2020

Enlaces:

En 2006 el señor Tuomas Saukkonen decidía sacar un nuevo proyecto llamado DAWN OF SOLACE, aludiendo a que alguno de los temas para el siguiente disco de su por aquel entonces banda principal, BEFORE THE DAWN, eran demasiado oscuros y lentos para incluirlos en su siguiente trabajo. Así nació The darkness.

Durante varios años hubo rumores de que iba a sacar un segundo trabajo. Incluso se comentó que el cantante del siguiente disco iba a ser Fernando Ribeiro de MOONSPELL. Pero, con el cierre de todos sus proyectos y bandas acaecido en el año 2013 para dedicarse en exclusiva a su nuevo grupo WOLFHEART, se desvanecieron todas las esperanzas de un nuevo trabajo. Para mí fue un duro golpe, ya que precisamente este proyecto era mi grupo favorito de él. Me encanta todo lo que se puede escuchar en The darkness. El sonido general del disco, esa frialdad que desprende, con unas guitarras cortantes, unos teclados etéreos y misteriosos. Un aire de repetición en bucle de ciertos patrones que, lejos de darle monotonía al disco, le otorgan una cohesión brutal. En general un sonido mucho más doom que el resto de sus proyectos, a pesar de no sonar al doom death melódico clásico. Para mí uno de mis discos imprescindibles desde que salió. Por eso, cuando hace unos meses me enteré que retomaba el proyecto me alegré muchísimo y estaba ansioso por escuchar su nuevo material.

El primer adelanto, “Lead wings“, a pesar de gustarme, me dejó algo frío. Era un tema más melódico que lo anterior, y el nuevo cantante se me hacía extraño. Había algo que no me cuadraba. Después de escuchar el disco varias veces me sigue quedando esa sensación.

El sonido general del disco ha variado hacia un metal melódico, muy melancólico y con ciertos tintes goth de bandas finesas como CHARON o FOR MY PAIN. También pueden recordar en cierta medida a los KATATONIA más modernos.

La voz del nuevo cantante, Mikko Heikilä, no acaba de cuajarme. Ese timbre entre apesadumbrado y lastimero no me convence, y hace que en las partes más lentas y doomeras una vocecita en mi interior me diga que algo no anda bien. Estoy casi convencido que esto es algo puramente personal, ya que tengo muy interiorizado el sonido y voz de su anterior trabajo. Como he comentado anteriormente, es un disco que he escuchado hasta la saciedad. Y me da por culo, porque estoy convencido de que si mantuviese al anterior cantante estaría disfrutando como un gorrino con este disco. Es más, el tema que más me gusta del disco, “Choice”, creo que lo canta el anterior cantante, Lars Eikind.

Entre eso y que solo hay un tema en el que aparecen guturales y casi de forma testimonial, se me hicieron muy cuesta arriba las primeras escuchas de este trabajo. ¿Quiere esto decir que estamos ante un mal disco? Ni de puta coña. El buen gusto y el saber hacer para crear melodías del señor Saukkonen siguen intactos. Sigue siendo capaz de crear pasajes melancólicos y evocadores como en sus mejores tiempos. Sí, quizás algo menos contundentes, menos fríos y “mecánicos” que en The darkness, pero igualmente disfrutables. Aunque sólo en el tema “Tuli” he vuelto a sentir la misma sensación que recorre mi cuerpo al escuchar su opera prima.

A veces pienso que más que un segundo trabajo de DAWN OF SOLACE es una mezcla de su actual grupo con cosas de sus proyectos pasados (BLACK SUN AEON y BEFORE THE DAWN), cosa que no tiene nada de malo, pero siendo como soy un puto friki de su primer trabajo, hace que no pueda disfrutar del todo de este disco a pesar de que con las escuchas cada vez le voy pillando más el gustillo.

Si sois fans de su actual grupo y habéis disfrutado de sus innumerables proyectos, seguramente lo haréis igual o más con este Waves. Si es la primera vez que os enfrentáis a un grupo del señor Saukkonen, os vais a encontrar un grupo con un gusto exquisito por las melodías de guitarra, con partes muy melancólicas y con una voz melosa que te arropa y te acompaña a través de los fríos páramos fineses.

Comparte:

COMENTARIOS