DAWN OF DISEASE (DEU) – Worship the grave, 2016

Enlaces: Web Oficial Facebook Youtube Twitter BandCamp

dawnofdisease00Una vez más, de manos de Napalm Records, tenemos oportunidad de reseñar un discazo en mayúsculas, y es que tan sólo con echar un vistazo a las bandas que forman el roster del sello austríaco, es bastante entendible que no paren de editar discazos.

El que tenemos hoy en los auriculares sonando a todo trapo es el nuevo trabajo los germanos DAWN OF DISEASE. Formados en 2003 y tras algunos años de actividad, este Worship the grave sería su tercer larga duración, además de contar con un EP entre su discografía. No conocía a la banda hasta la publicación hace un par de meses del primer adelanto de este disco, y no me pude resistir a solicitar su reseña.

Muchas veces te puedes llevar el chasco al escuchar un single y después darte cuenta de que es la única o de las pocas canciones que merecen la pena cuando repasas el LP entero, pero esta vez ha sido al revés. Está repleto de temazos, influencias, evocaciones y recursos tremendamente satisfactorios para el oído de un devorador de metal extremo como yo.

Death metal old school en una de sus variantes más rápidas, agresivas y melódicas. Pero melódico a la vieja usanza: sin teclados, ni virtuosismos, ni pollas en vinagre. Estos tíos no se andan con miramientos. Desde que empieza hasta que acaba, este trabajo es una acometida constante al instinto de agresividad más primitivo, hasta el punto de querer pegarle cabezazos al marco de la puerta, o de tocar al timbre del vecino de al lado, pedirle sal, y pegarle un cabezazo cuando vuelva. Es una puta salvajada. Riffs desgarradores que enganchan como garfios en la piel, variedad de ritmos y recursos en las percusiones, y unas voces que, a pesar de no ser tan variadas en registros, no se hacen para nada monótonas.

Hay que sumarle a esto un sonido bastante natural, que no hace más que añadir atractivo a Worship the grave. Me han recordado mucho a los primeros KATAKLYSM, DISMEMBER, HYPOCRISY (en la instrumental “Prayer for the dawn”), BLOODBATH, PANZERCHRIST o incluso a los GOD DETHRONED del Toxic touch (“Ashes”, “Outsourcing the brain”).

Muchos ramalazos blackies, aunque no diría que hiciesen blackened death o cosas por el estilo, ya que a pesar de que, como digo, hay bastantes riffs que podrían ser incluidos en cualquier buen tema de black metal, suenan muchísimo más a death metal. Llegan a recordar a veces, con esas baterías a toda hostia sonando a la vez que esos riffs black metaleros de los que os hablo a los suecos DARK FUNERAL, y es que Mathias Blässe no tiene nada que envidiar a Dominator, ni en velocidad, ni en técnica.

Sorprenden rompiendo la brutalidad con la que acometen los temas con algún tupa tupa más “bailongo” a lo EXHUMED o CARCASS, haciendo todavía más disfrutable esta obra, y aumentando las ganas de un servidor de verlos pronto en directo. Sin duda alguna, estamos ante uno de los pepinos del año, así que si te gusta el death metal y vas a tener los santos cojonazos de dejar pasar la oportunidad de escuchar este disco, no eres digno de este mundo.

2firmajabo

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS