DAWN OF DISEASE (DEU) – Procession of ghosts, 2019

Enlaces:

A veces no es necesario reinventarse para seguir ofreciendo arte de buena calidad sin caer en la repetición. Con reciclar, en algunas ocasiones, es suficiente. 

Gran ejercicio de esto es el que ha ejecutado el combo alemán DAWN OF DISEASE, quienes toman la base que les ha caracterizado en anteriores entregas y le han dado un lavado de cara con más acierto que desatino. Desde que les descubrí con su sobresaliente Worship the grave, en 2016, llamaron muchísimo la atención, siendo aquella obra una de mis favoritas dentro del género. Con Ascension gate quizá no tuvieron tiempo de macerar más las ideas, pues lanzándose tan sólo un año después que su predecesor, que tan alto puso el listón, no me llegó a enganchar tanto, aunque me dejó muy buenas sensaciones, sobre todo de cara a escuchar un futuro trabajo. 

Pues aquí está, de manos de Napalm Records, un nuevo opus que trae una buena carga de cera, resultando el equilibrio casi perfecto entre ésta y la melodía. Por fin vuelven un poco a la senda marcada por el Worship the grave, pero añadiendo nuevos elementos, como los arreglos de teclado, que si bien me han resultado sorprendentes, no podían ser más necesarios para aumentar la sensación fantasmagórico-esotérica que nos induce el título del álbum y la portada. También sirven de refuerzo para las melodías, para estribillos, rellenando vacíos en ocasiones o destacando en otras para aportar algo de atmósfera. Un acierto, sin lugar a dudas, y uno de los principales motivos que han causado ese reciclaje. Si en Worship the grave ya me recordaron a HYPOCRISY, con la inclusión de esos sintetizadores las similitudes se hacen todavía más palpables, y eso para un servidor es algo top.

Mucho más equilibrio también entre los cortes más “tranquilos” y los que meten caña a base de rapidísimos blast beats y poderosos riffs, de los que te darían ánimos y fuerzas suficientes para batirte en carrera contra doce guepardos, resultando un álbum muy completo, más maduro y disfrutable, sobre todo por la manera en la que se han dispuesto los cortes a lo largo de la duración de este redondo. Armonías de guitarra mucho más trabajadas y presentes, resultando las composiciones mucho más gloriosas. Además, cuando estas armonías se funden con los elementos de atmósfera, como por ejemplo en “Autumn days”, se crea una exótica mezcla de majestuosa melancolía, que cautiva muchísimo. 

Destacable trabajo el de Mathias Blässe a las baquetas, quien no se deja llevar por su capacidad para desbordar con vertiginosa rapidez, dejando respirar a las cuerdas, jugando mucho con violentos redobles, medios tiempos y platillazos que resultan auténticos latigazos. Rapidez, versatilidad, pegada y criterio, ¡sí, señor!

Death metal melódico que combina a la perfección la vieja escuela con destellos de otra más actual, sin perder ni un ápice de la identidad de DAWN OF DISEASE. Uno de los discos del año dentro del género. Si os va el rollo de peña como DESERTED FEAR, los ya mencionados HYPOCRISY, KATAKLYSM o incluso NECROPHOBIC, sigue escuchando a los pesados de AMON AMARTH, que llevan sacando el mismo disco desde el With Oden on our side y eso es lo que le va a la mayoría de la gente, seguir la tendencia y ser igual de pesados. Si por el contrario te quieres despegar de lo que hace todo el mundo y descubrir buenas bandas, de esas que están totalmente infravaloradas, dale caña a Procession of ghosts y flipa en colores, joder.

Comparte:

COMENTARIOS