DARKENHÖLD (FRA) – Arcanes & Sortilèges, 2020

Enlaces:

Portada del álbum "Arcanes & Sortilèges" de Darkenhöld.Como comenté en su día en la crítica del último álbum de VÉHÉMENCE, el fenómeno que de algún modo podríamos etiquetar como black metal «medieval» es especialmente fértil en tierras francesas. DARKENHÖLD forman parte de la espina dorsal de esta corriente, con una trayectoria respetable de nada menos que cinco álbumes de estudio y tres splits. Con cada lanzamiento, la banda ha reafirmado su vocación por ofrecernos su interpretación del black metal noventero infusionada con elementos de heavy metal, y con el toque particularmente épico que aportan las letras íntegramente cantadas en francés.

Desde su primer álbum, lanzado en 2010, DARKENHÖLD ha demostrado su interés en incorporar sonoridades alternativas, como pasajes acústicos o electrónicos, en este último caso con una clara inspiración en el dungeon synth. Aunque están presentes en buena medida en su música, con el tiempo han sabido rebajarlas a un nivel discreto para evitar la artificiosidad innecesaria, y prescindiendo de los teclados omnipresentes en su debut. Probablemente, su trabajo más destacable sea el Castellum de 2014, recientemente reeditado, en el que podemos encontrar una buena parte de los clásicos de la banda como «Strongholds Eternal Rivalry» o «Le Souffle des Vieilles Pierres«. Aunque a esas alturas la banda ya había establecido los añadidos electrónicos como santo y seña de su personalidad musical, se podía apreciar un mayor esfuerzo compositivo en el que las melodías dirigidas por las guitarras cobraban un mayor peso frente a los teclados.

Esta tensión entre los instrumentos nos lleva a una de las cuestiones fundamentales al analizar Arcanes & Sortilèges: ¿Hasta qué punto hace falta añadir más capas a la música? Teniendo en cuenta, sobre todo, el bagaje que la banda posee. Es difícil dar una respuesta clara, ya que en algunos casos los sutiles acompañamientos electrónicos le sientan como un guante a la música, mientras que en otros siguen sin demasiada emoción a la voz o a la guitarra, pudiendo llegar a ser incluso molestos. Estos contrastes se dan dentro de las mismas canciones, siendo un buen ejemplo de ello «Oriflamme«, tema que abre el disco. Si obviamos este aspecto, se puede afirmar que DARKENHÖLD está en plena madurez a nivel musical, con temas concisos y que divagan poco, sin perder por ello ni un ápice de expresividad. No en vano, ninguna de las canciones dura más de siete minutos, y aun así la duración del álbum supera los tres cuartos de hora.

Temáticamente, Arcanes & Sortilèges añade una pizca más de elementos propios de la fantasía a la ambientación medieval común en su discografía, lo cual se puede deducir fácilmente solo con ver la portada y el título del álbum, así el de algunas de las canciones («Mystique de la Vouivre» o «Bestiaire Fantastique«). Aun así, las raíces del medievo siguen bien presentes, por ejemplo, en «Oriflamme» (estandarte medieval de los reyes de Francia) o en «Héraldique«. Como decía en un principio, DARKENHÖLD es una banda clave para entender el género del black «medieval» francés, y este último trabajo se enmarca en la misma corriente de otros álbumes de 2020 como el espectacular Jehanne de ABDUCTION. Del mismo modo que en ese disco, en Arcanes & Sortilèges podemos encontrar un buen equilibrio entre melodía épica y triunfal y agresión, si bien existe una notable inclinación hacia lo primero. En «Bestiaire Fantastique«, séptima canción del álbum, puede verse una clara muestra de esta contraposición.

Si algo es indiscutible es que con cada nuevo lanzamiento la banda da un pequeño, pero firme, salto cualitativo. La muestra más palpable de ello es la mayor presencia de solos de guitarra que, sin llegar a cúspides de virtuosismo, son relativamente abundantes y de muy buen gusto siempre que hacen acto de presencia. Lo mismo puede decirse de la batería, que hace un trabajo limpio y adornado con algunos arreglos puntuales, por ejemplo a lo largo de «L’Ost de la Forteresse«, segundo tema del álbum. Además, como viene siendo habitual en este estilo, los juegos de armonías entre guitarras se dan de manera frecuente tanto en los pasajes más cañeros como en las secciones puramente acústicas, llegando a convertirse un elemento inseparable de la música. Un magnífico ejemplo de ello lo podemos ver a partir de la segunda mitad de «Héraldique«.

Seis años después del lanzamiento de su álbum más emblemático, Arcanes & Sortilèges consagra definitivamente a DARKENHÖLD como uno de los principales referentes de este particular subgénero musical, tanto por la brillante carrera que tienen detrás como por la calidad que atesora este nuevo disco. Es digno de mencionar, además, el notable trabajo que ejerce la discográfica Les Acteurs de l’Ombre Productions, esforzándose para aupar este tipo de bandas a la escena internacional y aportando una más que necesario soplo de aire fresco a un panorama a veces tan saturado como es el del black metal.

Comparte: