DARK THE SUNS (FIN) – Suru raivosi sydämeni pimeydessä, 2021

Enlaces:

DARK THE SUNS nació como proyecto unipersonal del músico Mikko Ojala (que actualmente también forma parte de la banda de black metal KAAMOS WARRIORS) en el 2005. Unos años más tarde se consolidó como banda con formación estable y completa llegando a grabar tres álbumes de estudio: In darkness comes beauty, All ends in silence y Sleepwalking in a nightmare. Fueron lanzados por Firebox records, sello que dejó de existir pero que editó trabajos de bandas como MAR DE GRISES, FOREST OF SHADOWS o SWALLOW THE SUN entre otras maravillas del metal más melancólico y bonito que se pueda escuchar.

DARK THE SUNS tiene como pilar a su otro componente, la polifacética Inka Tuomaala. Esta mujer es bajista, teclista, cantante y diseñadora y pienso que, con su incorporación en 2007, la banda tomó forma y comenzó su carrera musical en serio. En la actualidad hay más mujeres en bandas pero algunas ya llevan años dando guerra; no las olvidemos.

En 2013 cesaron su actividad musical y han estado en silencio hasta abril de este año (a lo largo de 2020 fueron dando señales de vida estrenando algún single), en el que publicaron Suru raivosi sydämeni pimeydessä en formato digital con Inverse records. Formado por diez temas, es fiel a la música que han practicado desde sus inicios y no han dejado de lado el dark gothic metal que los ha caracterizado desde sus inicios.

The secrets of time” es uno de los temas que más me han llamado la atención. Tiene un arreglo de piano muy recurrente y pegadizo que me recordó los temas que bailaba en las discotecas góticas de principios de siglo (qué snob queda). De hecho todos los temas me trajeron recuerdos de esa época en la que THE KOVENANT puso los pelos de punta a sus fans más blackers con Animatronic y yo iba saltando con mis coletas altas por la pista cual Stian Hinderson (o  Lex Icon en esa época que dejó de ser Nagash) cuando sonaba el famoso sampler de “Time is running up…”.  Pero que conste que tengo mucho cariño a Nexus polaris.

Volviendo con DARK THE SUNS y el trabajo que nos interesa (esto de peinar canas lleva a contar batallitas de juventud, lo siento), podría seguir escribiendo sobre los temas que más me han gustado. “Hope in our hands” me atrajo por la cadencia melancólica que destilaba, aunque me sobra un arreglo de teclados que aparece, por suerte, en contadas ocasiones, pero es únicamente por ponerme exquisita en mis comentarios ya que el resto de tema es muy interesante.

Lo que sí queda claro en todo el conjunto de Suru raivosi sydämeni pimeydessä es que las teclas son protagonistas y el eje sobre el que se mueve todo el disco, algo que (siento barrer para casa) me parece genial. Tiene pasajes de piano, arpegios, colchones, “soniditos”, no falta de nada. Tal vez (mira lo que voy a decir) hay algunos temas que tienen exceso de arreglos de teclados, pero las partes de piano me gustan mucho. Por ejemplo, en “Everywhere” es esencial. Tal vez suene demasiado agudo para mi gusto, pero la frase que se repite en diferentes partes del tema para desarrollarla en la parte central hace que la balanza se equilibre.

Podría analizar cada uno de los temas de Suru raivosi sydämeni pimeydessä pero prefiero haber comentado los que más me han llamado la atención y haber creado la curiosidad por escucharlos e incluso descubrirlos. DARK THE SUNS llevaban años en silencio, pero han vuelto y ha valido la pena. Es una banda totalmente aconsejable, si no los conocéis, para los que gusten de bandas como DRACONIAN, ETERNAL TEARS OF SORROW o los ya comentados THE KOVENANT.

Comparte: