DARK CONFESSIONS – Insanity, 2012

Enlaces: MySpace Facebook Youtube

Desde que el nombre de DARK CONFESSIONS llegó a mis oídos no han dejado de sorprenderme en todo momento, primero con su potente directo, después con su demo “Centuries of blood”, y ahora con su disco “Insanity”, el cual hoy nos ocupa.

Este primer disco de la banda cuenta con once cortes en los que se desgranan su mezcla de death metal más rudo y primigenio, con su  otra vertiente llena de matices melódicos y rítmicos.

Siendo enormemente generalista, esas dos vertientes son las que podemos encontrar en el cd, una marcada por un asalto visceral de intensidad y potencia, que arrolla los sentidos, bien sea en un maremagnum liderado por el frenesí, o por estructuras más desarrolladas a grandes velocidades.

En la segunda fase general los ritmos son más marcados, y hay una mayor presencia de punteos y toques de guitarrazo, dejando ver la vertiente más melódica pero sin dejar de lado la postulación agresiva y potente que marca a toda la grabación.

¿Solo esto marca al disco? Para nada… Sea cual sea el modo que elijan de hacerlo, los temas del disco tienen  un equilibrio muy bueno entre la potencia absoluta y unas atmósferas cargadas y oscuras, que en más de una ocasión hacen de paréntesis en el tema, generando cierta incertidumbre por la dirección que va a tomar la canción.

También destaca el buen trabajo de Enrique, el vocalista de la banda, que constantemente juega con una dualidad de registros entre los desgarros más deathmetaleros, a los graves heredados del brutal metal más castizo, generando una vivacidad en las canciones que no todos los grupos de este género poseen. Y esto me hace ir, a otra de las grandes virtudes de este disco…

Dinamismo. Me resulta increíble lo bien que han sido de aprovechar el espacio, generando canciones cortas, directas, pero muy desarrolladas, que hacen que el disco avance tema tras tema de forma veloz, pero que cuando ves que tras cuarenta minutos el cd ha terminado de girar, de ninguna forma te deja vacío.

¿Más? Por supuesto, el sonido.  La banda se desplazó a Portugal para realizar la grabación del disco en los estudios Ultrasound Studios II, y desde luego mis expectativas las han sobrepasado con creces, ya que han facturado un disco con un sonido nítido, potente, afilado y devastador, que nada tiene que envidiar a otras grabaciones hechas muchos más quilómetros al norte.

Si os apabullan las 473 palabras que el word dice que he escrito os las voy a resumir en solo dos: DISCO IMPRESCINDIBLE, el resto de la reseña podéis borrarla de la mente, hoy vamos al concepto importante.

Temas:

  1. Frozen Soul
  2. My Turn
  3. Sea of Oblivion
  4. BioHazard
  5. The Voice of the Apocalypse
  6. Prelude to Tragedy
  7. Scars of Insanity
  8. Denigration
  9. Inferno Infection
  10. Distorted Reality
  11. Bloodsheed
Formación:
  1. Jose Ángel Moreno Garrido (Guitarra y Coros)
  2. David Palazón Gamero (Bajista y Coros) 
  3. Vicente Cremades Lopez (Guitarra) 
  4. Sébastien Alcolea Garrido (Bateria)
  5. Enrique Balsalobre Martinez (Vocalista) 

 

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS