CYNIC (USA) – Traced in air – Remixed, 2019

Enlaces:

No hace mucho conocimos la noticia del fallecimiento de Sean Reinert. Fue una de las varias muertes destacadas de músicos conocidos que tuvieron lugar a principios de este año, y que fueron un anticipo de lo que estaba por llegar. Coincidiendo con esto, en septiembre de 2019 aparecía la reedición del segundo disco de CYNIC, titulada Traced in air – Remixed, en una nueva versión que presenta algunas novedades interesantes. Es un momento tan bueno como cualquier otro para recordar aquel proyecto que fue Traced in air.

Cuando apareció Traced in air en 2008 lo hizo con el imposible objetivo de hacer justicia al renombre de CYNIC, que hasta entonces se basaba en una única obra maestra: Focus. Este álbum ya era una referencia ineludible para el death metal técnico y, dentro del mismo, el modelo de esa vertiente consistente en aplicar métodos más propios del jazz. De hecho desde cierto punto de vista podría llegar a discutirse que Focus era en parte un álbum de jazz en el fondo, solo que con sonoridades extremas. Los acercamientos a esta fusión no han sido tan frecuentes en la historia del metal como sería deseable, y el legado de Focus ha permanecido intachable hasta hoy.

Supongo que muchas personas esperábamos que Traced in air fuera simplemente una segunda parte de Focus. Quienes consumimos metal extremo somos un público muy acostumbrado a asociar ciertas características superficiales con la “marca” de un proyecto y a reaccionar a sus productos en función de su cercanía o alejamiento de esa marca. CYNIC no satisfizo las expectativas en este sentido, porque Traced in air no se parecía demasiado a Focus. Ni siquiera se parecía a prácticamente ningún disco de death metal de esa época. En realidad, apenas podía decirse que Traced in air fuera un disco de death metal.

Recordemos que a finales de la década pasada el death metal vivía una temporada de buena salud en subgéneros muy distintos, si bien muchos de ellos ya bien establecidos y definidos y con poco margen para la experimentación. Traced in air no era rápido ni brutal, ni tampoco utilizaba la técnica instrumental o las melodías de ninguna forma parecida a las de sus contemporáneos. Era un disco contemplativo y racional, enrevesado pero manteniéndose en lo sobrio y comedido, muy limpio y claro, vistoso y colorido sin llegar al histrionismo y probablemente pretencioso en su autoindulgencia. En otras palabras, los rasgos estéticos más conspicuos que solemos asociar a lo extremo no estaban ahí. Sin embargo, los principios compositivos más sólidos seguían estando ahí, solo que mejorados gracias a quince años de aprendizaje y dirigidos a objetivos diferentes. CYNIC era un proyecto progresivo en sentido estricto, y en realidad su marca era la experimentación.

Esta nueva versión del álbum subraya aún con más fuerza ese alejamiento de lo tradicionalmente entendido como extremo, presentando un sonido más claro y equilibrado y prescindiendo totalmente de las voces guturales. El sonido del bajo regrabado también mejora, cosa que se agradece en un disco como este. Más allá de eso no creo que los cambios sean demasiado grandes.

No obstante sí pienso que esta versión es mucho más adecuada para juzgar Traced in air con los estándares actuales. Y esto es importante porque creo que si en su día el disco no hizo tanto ruido como debió fue por adelantarse algunos años a su tiempo. En los años posteriores a Traced in air hemos vivido una segunda edad de oro del metal progresivo que aún no ha terminado y a cuyas características Traced in air ya apuntaba en cierto modo. Por ello no me cabe duda de que habría sido mucho mejor recibido de haber aparecido diez años después. Pero es que eso es más o menos lo que ha pasado, ¿no? Para eso es para lo que debería servir este remix. Sed inteligentes y no os lo perdáis.

Comparte: