CURSE OF THE FORGOTTEN (HOL) – Building the palace, 2013

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook

curseoftheforgotten01Cuatro muchachos holandeses se presentan, tras su demo de 2010 “Sacrifice”, con un disco muy brillante, editado por el sello italiano Wormholedeath y que prueba que en la escena del país de los tulipanes aún hay vida tras GOREFEST.

Lo que es inconcebible es que CURSE OF THE FORGOTTEN sean etiquetados por su propio sello como Metalcore. Vamos, es que ni de lejos. Este “Building the palace” es un disco de puro y duro Death Metal melódico con algún toque Groove y Thrash. Un disco que puede atraer tanto a seguidores de DARK TRANQUILLITY como de los últimos MACHINE HEAD, con once canciones compuestas de forma precisa y con cada cosa en su sitio, sin aburrir con partes de relleno (aun sabiendo los cincuenta minutos que dura el disco) y con un estilo al que muchas veces se echa de menos. Pero parece que con grupos como este, el género no está perdido, y aunque tienen partes “modernas”, sí que me han recordado en ocasiones al primer Death melódico que se forjó en Europa (sobre todo en Suecia) en los ’90, y sin duda este grupo sí me parece más old school en ese sentido, aunque acoplan de forma precisa las influencias del nuevo Metal quedándoles un disco de lo más interesante.

Personalmente, creo que no hay ni un minuto de desperdicio en este disco, ni siquiera en la Intro inicial Time marches on, que da paso a Snake, un tema con un ritmo básico pero que personalmente echaba mucho de menos, y con ese riff melódico como los de antaño. Riffs como este los tiene el disco por doquier, aparte de un buen sonido, masterizado por Christian Donaldson (CRYPTOPSY), con cierto punto oscuro que hace que “Building the palace” recuerde, tal y como dije antes, a los seminales grupos suecos de Death melódico, una oscuridad que también queda reflejada en esa tenebrosa portada. Si no me creéis, echadle un oído a temas como “77” y ya me contáis… A mí, desde luego, me han transportado a la época de CEREMONIAL OATH o GODGORY.

En general, el álbum triunfa porque estos holandeses saben cómo hacer las cosas, saben mezclar los ritmos machacones y acompasados del mejor Groove Metal con el Death Metal, la melodía, y sobre todo, la total falta de ñoñería. CURSE OF THE FORGOTTEN van al cuello, no necesitan almidonar sus temas con voces limpias ni melodías facilonas. Es por esto que este disco me ha encantado. Y porque la honestidad con el estilo que tocan es innegable. Así deberían ser las cosas. Y por favor, que no se vuelva a etiquetar esto como Metalcore, hay una diferencia abismal.

miguelfirma

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS