CUERNO – Rec Comtal, 2016

Enlaces: MySpace Facebook BandCamp Otro enlace

cuerno01Si por algún casual llegara a mis manos este disco en cualquier lugar, a juzgar por la portada no diría que se trata de un grupo como CUERNO. Pero la verdad es que detrás de esa portada que no parece nada oscura, sino una imagen más de macarrería callejera, nos encontramos con una banda que sabe plasmar perfectamente el significado de la palabra “doom”. Con ya 4 demos a sus espaldas, estos catalanes han lanzado su primer álbum bajo el nombre de Rec Comtal. El sonido respecto a los anteriores EPs es mejor, pero el rollo es el mismo. Mismos riffs pesados con muchas influencias clásicas que nos recuerdan a bandas como BLACK SABBATH o SAINT VITUS pero sin caer en la imitación en la que otras tantas bandas pecan. Estos tres individuos venidos de las alcantarillas tienen una gran trayectoria a sus espaldas.

Con sólo 3 temas este álbum muestra una perfecta progresión de los riffs más lentos y los solos más doomers, a los fraseos y melodías vocales más macarras que nos podían ofrecer. Y es que aunque no se caracterice por su amplia variedad de riffs, sí es verdad que todas y cada una de esas prolongadas y largas notas te sumergen en un completo estado de letargo que te inhibe del mundo exterior. Ahí se encuentra la magia, casi ritual, de este grupo: la hipnosis que te impregna en la mente de los músicos que están detrás del sonido. Batería y bajo acompañan perfectamente la espiral de sensaciones a la que nos introduce la guitarra y la voz. El toque sludge de la banda se coordina perfectamente con el resto de la música como si formara parte de un todo.

Adamea”, el tema que corte el disco, nos aporta 14 minutos cautivadores. Definitivamente es el tema más lento y largo de todo el álbum. Con un estrecho repertorio de riffs, estos quedan cosidos unos a otros, con un solo que nos recuerda al doom más clásico y primitivo. “Caught”, sin embargo, dura casi la mitad que el primer tema, pero no nos confundamos, que lo que pierde de duración lo gana en intensidad, en ritmo y en riffs, que rememoran bastante más a la vieja escuela, con una batería con total estilo “Sabbath”. Por último, pero no por ello peor, sólo queda la canción final: “Brain decay”. Aquí se concentra en sólo 5 minutos la parte más macarra y sludge del álbum. La parte que más me ha gustado, y creo que es algo nada fácil de hacer, es que la voz se utiliza como instrumento. El tema prácticamente no tiene letra, pero la voz, sin decir nada nos transmite cualquier sentimiento decadente mucho mejor que con cualquier palabra.

Así que, si lo que te gusta es la mugre, la decadencia y mucho mucho la hierba, este es el disco que tienes que oír. Muy recomendado para todos aquellos que sepan disfrutar del doom, porque estos catalanes han sabido transmitir perfectamente el significado de esta palabra y meterlo en una obra de 30 minutos que a más de uno se le quedará corto.

firmaalmu

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS