CRYPTOSIS (NLD) – Bionic swarm, 2021

Enlaces:

Portada del album Bionic Swarm de CryptosisLos cambios de nombre en un grupo suelen suponer un cambio de sonido. Personalmente lo veo la mejor opción, aunque bien se sabe que muchas bandas pasan del tema y siguen creando música que nada tiene que ver con lo que hacían en sus inicios. DISTILLATOR en este caso han sido sinceros consigo mismos y aquí los tenemos como CRYPTOSIS. De esta manera su thrash se vuelva progresivo, fichan por Century Media y lanzan un split junto a los reformados VEKTOR. Esa banda en la que muchos veían un soplo de aire fresco en el género y que su líder David DiSanto, consiguió herir su imagen de manera significativa al agredir a la que era su pareja en aquel momento. Normalmente no me gusta mencionar estas cosas para complementar mis reseñas. En este caso lo considero de vital importancia. Lo veo necesario, porque en un principio tenía dudas de si nuestros también reformados protagonistas de hoy tendrían lugar aquí y, cómo no, yo como fan no estaba tampoco muy cómodo con ese split, y eso que me declaro fan de ambas bandas. No obstante no echo la mirada a un lado, soy critico. Al final llegamos a la conclusión de que si utilizábamos esta lógica con todas las bandas no reseñaríamos ninguna, y al fin al cabo puede que CRYPTOSIS lo hayan hecho por interés, presión del sello y otros mil factores ajenos a ellos. Puede que simplemente necesitan ese pequeño empujón para su carrera, ignoren este hecho o no se quieran mojar en este aspecto. Sea como sea, solo quiero aprovechar esto para recordar lo importante que es vuestro apoyo a bandas con integrantes turbios entre sus filas. Sin demanda no existirían y la escena, además del mundo, sería un lugar mejor. Allá cada uno con su conciencia en estos casos. No voy a ser quien diga lo que escuchar o no haciendo de juez, jurado y verdugo. Bastante tengo con lo mío y mi vida en general. Solo me veo en la obligación de mencionarlo.

Vayamos al grano. El thrash de corte progresivo y técnico es de mis subgéneros preferidos. Sin embargo, el mal de la pretenciosidad y el minutaje largo en los discos parece haberse convertido en la norma en este gran género; eso o intentar imitar o inspirarse en VOIVOD se ha convertido en un dolor de huevos u ovarios para mucha gente. CRYPTOSIS en este caso han sido listos y han aprovechado muy bien sus posibilidades. No han renunciado ni a la violencia que todo buen fan busca en este género ni a los esguinces cerebrales que solo el progresivo puede darte. Crean de esta manera una red neuronal única que activa las partes del cerebro que sacan la auténtica y horrible naturaleza humana a la luz, expuesta ante todos en su forma más pura. No contentos con eso, intercalan temas tradicionales con otros más introvertidos, explotando de esa manera diferentes tipos de distopias, distintos terrores sociales, y exploran la psique humana en todas sus interminables facetas a lo largo de su historia.

La técnica a la hora de tocar facilita la escucha del disco de manera ejemplar y, si bien está presente, está condensada de tal manera que ayuda a permanecer inmunes a la ola de negatividad y violencia que se nos viene encima. No solo los fans de VEKTOR pueden frotarse las manos, fans de bandas como CORONER y REVOCATION también tienen de donde rascar. Es por eso que temas con una rítmica impresionante como “Decypher”, “Death technology” (la más que posible referencia a VOIVOD no queda en el nombre del tema), “Trascendence” y “Flux divergence” (buen resumen de su sonido en términos generales) evolucionan y se apoderan de tu mente adaptándola para el futuro negro que está por venir. Enérgicamente asesinas y con unos coros desquiciantes, miran de cara a los males del pasado y del futuro. Rescatan todo lo bueno y miran todo el potencial que el género puede ofrecer todavía si siguiéramos vivos para entonces. Me encanta cuando el cantante tira de agudos a lo Tom Araya o Schmier para enfatizar su mensaje en ciertos momentos. Le da un toque aún más old school del que ya poseen y vuelve más simpática su música, si es que eso es posible.

La otra cara de la moneda se presenta en temas como “Prospect of immortality”, “Conjuring the egoist”, “Game of souls” o “Mindscape”. Temas en los que no se pisa el acelerador y los planetas chocan entre sí para ofrecernos estructuras muy basadas en medios tiempos. Es aquí donde tiran de la complejidad de la teoría de cuerdas para explayarse y ofrecernos temas que colapsan formando un bing bang que expande tu mente, sin renunciar a lo bueno que tenían los otros temas más tradicionales. Partes lisérgicas, cinematográficas y filosóficas te rodean los hombros en señal de desconsuelo. Con el otro brazo te mueven la cabeza mientras te obligan a mirar la extinción del mismo tiempo y tu patético lugar en él. Mucho adorno que a lo mejor no gustará a los que hayan disfrutado con su vena tradicional pero muy necesaria para entender su cambio musical y su visión de futuro, que promete bastante visto lo visto. Deseoso de ver mas evolución y orgulloso como fan de ver en qué se ha convertido DISTILLATOR. No es para menos, la verdad.

De momento es el mejor trabajo de thrash metal que llevo escuchado en lo que llevamos de año junto a lo nuevo de ANGELUS APATRIDA y el debut de PARANORM. Si en el 2021 se siguen presentando discos como este a lo largo del año promete muy buenos lanzamientos. No me sabría mal que la raza humana se fuera la mierda este año si puedo seguir disfrutando de este disco y otros de semejante calaña, la verdad. Perderíamos más si no quedara ningún tipo de registro de este disco, de hecho, lo digo totalmente en serio.

Comparte: