CRUSTACEAN (Hol) – Greed, tyranny and sodomy, 2011

Enlaces:

Ocho años hemos tenido que esperar para que los holandeses CRUSTACEAN editaran su tercer disco. Su anterior álbum, «Insaniac» (2003) tuvo cierta repercusión en el underground (perdón, en el subterráneo…) internacional, sobre todo gracias a la distribución en su día de su sello actual, Xtreem Music, de Dave Rotten y cía. Los de Tilburg se formaron en 1994, y cuentan en sus filas con el ex-batería de ABHORRENCE Joris Camps y con los guitarristas JBR y Michel Meeuwissen (este último también formó parte de ACROSTICHON), ex-miembros de los míticos MASTER. Con energías renovadas, y sin los toques de Death Metal que tenían en el pasado, la banda ha editado un gran disco de puro Thrash Metal, con una producción muy superior a la de su anterior trabajo, y que nos ofrecen diez temas muy en la onda de SLAYER, quizás demasiado. Quiero decir con esto que aun siendo un estupendo disco, es posible que se hayan dejado llevar mucho por la influencia de los estadounidenses.

Además, en este nuevo álbum, CRUSTACEAN se alejan de cualquier sonido puramente europeo, ya que suenan en muchas ocasiones como un antiguo grupo de la Bay Area pero con sonido actual y limpio. Solos muy Hanneman / King y letras político-sociales que tanto usan muchos grupos de Thrash. Es complicado destacar alguna canción, ya que es un disco muy regular, sin apenas altibajos ni excesivas florituras, aunque sí resaltaría el tema que da título al disco y «Sadist international», donde dejan escapar un riff muy DESTRUCTION, en una de las pocas influencias de metal europeo que se distinguen en este «Greed, tyranny & sodomy». Está claro que a cualquiera que disfrute del Thrash estadounidense es imposible que no lo haga con este álbum; eso sí, sabiendo que hay capacidad musical, animaría al grupo a buscar un estilo más personal, ya que con un toque original, en lugar de puro entretenimiento thrasher estaríamos hablando de otra cosa mucho más potente. Aún así, y como digo, buen disco para mover la cabeza y para quien quiera escuchar Thrash ochentero «American way» pero adaptado a nuestros días.

 

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS