CRISIX – Against the odds, 2018

Enlaces: Facebook

En una época en la que todo parece efímero y lo que llamamos actualidad se limita a menudo a meros instantes, confunde pensar cuánto tiempo llevan en activo CRISIX. Parece que fue ayer cuando hablábamos de los catalanes como una nueva y prometedora banda de thrash metal con futuro. Y sin embargo los años pasan y CRISIX se han hecho mayores llegando a su décimo año en activo con su cuarto trabajo en larga duración. Lo mismo ha pasado con la tendencia que amparó su aparición, esa recuperación nostálgica del thrash metal ochentero que hoy, en pleno 2018, aún algunos llamamos «moderna».

A estas alturas creo que debemos aceptar que se está quedando obsoleta la idea del thrash metal del siglo veintiuno como un movimiento «retro» definido simplemente por el apego a las formas más clásicas. Muchas bandas alrededor del mundo están dando cuenta de ello, adaptando sus estilos a los tiempos actuales con nuevas aportaciones que demuestran por enésima vez la mutabilidad del estilo y su capacidad adaptativa. Tenemos ejemplos muy cercanos en España: ANGELUS APATRIDA por ejemplo se han vuelto más melódicos y épicos en los últimos años con resultados en mi opinión excelentes, y CRISIX abrieron la puerta en From blue to black a sonoridades propias de muchos géneros afines al thrash sin limitarse a reproducir formas ya conocidas.

Este cuarto disco, titulado consecuentemente Against the odds, da buena cuenta de este sano desdén hacia los procedimientos más encorsetados de lo que algunas personas (probablemente mal informadas) llamarían «thrash puro». Así, sigue la senda de From blue to black mostrando a unos CRISIX maduros que no temen mostrar con soltura su propia personalidad. Como en la citada tercera obra, Against the odds se permite unas intenciones compositivas más ambiciosas que las de los primeros discos del grupo, con estructuras más rebuscadas o complejas y con una mayor apertura de miras en la construcción de riffs. Así pues, es fácil encontrar en el disco partes más groove, otras que se parecen a breakdowns primitivos o riffs que suenan bastante más suecos que californianos. También vuelve a haber sitio para acercamientos más melódicos o armonías más expresivas, como en «Technophiliac» (una de mis favoritas) o la que podríamos considerar la composición «central» del disco en sentido temático, «Perseverance«.

Por otra parte, el disco recupera gran parte del carácter desenfadado que siempre ha caracterizado a CRISIX pero que en el álbum anterior dejaba algo más de espacio a momentos más oscuros. Esto no quiere decir que Against the odds no contenga igualmente momentos serios, sino simplemente que enfatiza más las partes directas y divertidas y no es tan rebuscado como su predecesor. Sí que mantiene no obstante ese balance entre las distintas intenciones temáticas del grupo, incluyendo las imprescindibles referencias a la cultura popular que son marca de la casa en «Xenomorph blood» (otra de mis favoritas), «Prince of Saiyans» o «The North remembers«, con la que de nuevo cierran el álbum en una nota solemne. El disco tiene nueve temas y en general se mantienen todos en un buen nivel, sin ninguna necesidad de sumar minutos a base de relleno.

Así las cosas, Against the odds es una más que digna adición al legado de CRISIX, una banda ya consagrada y con su propia personalidad que podemos considerar entre los dos o tres mejores grupos de thrash metal del país. Hay que decir que quienes hayan seguido al grupo desde sus inicios probablemente no encontrarán en Agains the odds tantas sorpresas como en anteriores trabajos, pero no creo que eso sea un problema significativo. CRISIX han conseguido mantener un nivel envidiable en cuatro obras consecutivas con un ritmo de edición bastante alto para los estándares actuales, están en un gran estado de forma y no muestran indicio alguno de cansancio o falta de ideas.

Comparte:

COMENTARIOS