CRISIX – The Menace, 2011

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook Youtube Twitter

Ha llovido ya bastante desde aquella entrevista que realizamos a CRYSYS en nuestro webzine (cuando aún se llamaban así), en la primera mitad de 2009, cuando aún no eran actualidad en el panorama thrasher nacional y realmente eran una de las muchas bandas catalanas que, con tan solo una demo (Demonsthrashion), intentaban asomar la cabeza en la escena local y nacional. Desde entonces ha supuesto una alegría para nuestro staff (es lógico) comprobar el rápido crecimiento y éxito de la banda, que se traduce en su primer disco: The Menace.

Aquel 2009 fue un año de éxitos para el grupo. Resultaron ganadores de la WOA Metal Battle en España, y posteriormente ganaron la batalla mundial del festival, lo cual les facilitó actuar en Wacken al año siguiente.

Todo esto, en principio les iba a posibilitar grabar con Wacken Records, pero el sello les dejó con el culo al aire por falta de presupuesto, y la idea de grabar con el productor Waldemar Sorychta (SODOM, MOONSPELL, SAMAEL, LACUNA COIL…) se esfumó. Esa estrella que acompañaba en todo momento al grupo en 2009, se apagaba por culpa del infortunio en 2010.

Si todo esto fuera poco, el grupo se ve forzado a cambiar de nombre por temas legales relacionados con la compañía Sony (que comercializaba un juego llamado Crysis), pasándose a llamar CRISIX. No obstante, la estrella vuelve a comenzar a flamear con el fichaje por Kaiowas Records, y deciden grabar en Axtudios (Barcelona), mezclando y masterizando el disco Andy Classen en Alemania.

¿Y qué decir de este primer disco de CRISIX? The Menace puede considerarse una continuación, a la vez que maduración, del estilo y sonido de aquella ya lejana Demonsthrashion de 2009. Proceso enriquecido por unos interesantes arreglos de guitarra, unos riffs matadores marca de la casa y un gran y versátil trabajo vocal de Juli, con voz chillona pero también rasgada, incluso gutural.

De hecho esa continuación se palpa en Internal Pollution, Dead by the Fistful of Violence o Mummified by Society, temas que componían la maqueta de hace dos años, y que apenas sufren cambios significantes.

Por otro lado tenemos un fantástico tema inicial Ultra Thrash, repetido como bonus track al final del disco, que es lo mejor del cd con diferencia, diseñado para romper cuellos en los directos, y muy sabiamente hecho esperar tras la intro ASFH, con un regusto instrumental a METALLICA muy atrayente y sugestivo.

Esa similitud con los de San Francisco no es la única influencia que me viene a la cabeza. También pienso en TESTAMENT, ANNIHILATOR (con sonido más sucio) y OVERKILL. Por no dejarme en el tintero esa experimentación (por momentos) en Brutal Gadget, tan propia de ANTHRAX.

The Last Monkey es otro de los muchos temas que brillan con luz propia, engañando al oyente al principio con ritmos incluso hard rockeros, para rápidamente pisar el acelerador al máximo y convertirlo en ¡thrash! Flesh-Collector Machine contiene unos riffs pesados, lentos pero efectivos, que se mezclan con los coros que secundan el buen hacer de Juli, a lo Blitz Ellsworth. Mientras que también tenemos un tema muy ANNIHILATOR en su principio, como es Holy Punishment, corte menos afilado, más pausado y con unos riffs muy METALLICA en su parte inicial. Luego, como se dice vulgarmente, la cabra tira al monte, y CRISIX a la velocidad. Quizás sea el tema donde menos se vea el sello personal del grupo.

Spawn es un tema que me recuerda en partes a los mismísimos SLAYER (los primerizos), Unleash the Beast desencadena la bestia que todos llevamos dentro, con todas las señas de identidad del grupo agrupadas en una sola canción, mientras que Electric Possession es otro corte 100% METALLICA, situado con acierto antes del bonus track Ultra Thrash.

Quizás mi predisposición a la escucha fuera demasiado exigente y esperara más himnos como el bonus mencionado (puede ser el pequeño déficit del disco), o quizás sea pronto para que los nuevos temas se asienten en la cabeza como los pertenecientes a la maqueta. Pero no creo que sea precipitado juzgar este The Menace como lo que me parece a día de hoy: un muy buen álbum de thrash metal, que les confirma en la primera línea nacional del género sin ningún lugar a dudas.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS