CRESCENT (EGY) – The order of Amenti, 2018

Enlaces: Facebook BandCamp

Muchas son las bandas en el mundo del metal relacionadas con las culturas mediorientales. Buena prueba de ello es El alma de Canaán, artículo para el cual tuve el gusto de investigar y el placer de escribir, en el que nombraba un buen puñado de bandas relacionadas con estos sonidos. Ciertamente, no pude incluir de manera extendida a todas las bandas que me hubiera gustado, pero sí hice una mención especial para algunas que, a pesar de ello, merecían ser incluidas en el artículo aunque fuera de manera casi testimonial.

Entre estas estaba CRESCENT, una formación egipcia nacida en 1999 y con dos epés y un elepé en su haber, además de este nuevo redondo en larga duración sobre el que hoy hablamos, The order of Amenti, editado por Listenable Records. Hasta la fecha, tan sólo había podido disfrutar el primer álbum largo de estos egipcios, tremendo ejercicio de death metal al que le fallaba un poquito la producción, al menos para la potencia que transmitía su música.

Pues han hecho los deberes, ya que al contrario que en Pyramid slaves en este nuevo acto han conseguido dar ese saltito de profesionalidad que pedía su música, produciendo el disco con mucho más mimo y precisión. Primer punto para CRESCENT. Comparados a menudo con los todopoderosos NILE, la verdad es que algunas similitudes guardan con los americanos, amén de la temática egipcia. Aunque no son tan brutales y técnicos, el death metal de CRESCENT sí es cercano en muchas ocasiones al brutal death y esto hace que las comparaciones sean frecuentes. Yo por otro lado veo más importancia en las melodías inspiradas en escalas arabescas, así como el uso del tremolo picking de manera más similar a como se hace en el black metal o en el blackened death metal, con lo que mi percepción a la hora de compararlos con bandas se decantaría por la escuela polaca representada en esta ocasión por VELD, BEHEMOTH o LOST SOUL.

Eso sí; al contrario que las bandas mencionadas CRESCENT incluye fondos de teclados en este nuevo opus, haciendo que los trozos en los que los emplean, para enfatizar algunas melodías o riffs, todo suene mucho más grandioso y esto es otro punto a favor más, otra distinción más de esa evolución con respecto a Pyramid slaves. Hacen que por momentos pienses en otros grandes de Egipto, más sinfónicos que ellos, pero igualmente brutales, ODIOUS. Lo que está clarísimo es que continúan empleando como su arma principal, como khopesh, un death metal que acribilla tus oídos con brutalidad, dobles bombos a toda leche, golpes de caja que parece que te van a atravesar el pecho y como arma secundaria una fina y afilada mezcla de brutal death y black metal en forma de letal cuchillo. La verdad es que no ofrecen nada que no haya escuchado antes pero, ¿qué más da? Me encantan las bandas con tendencias mediorientales y que traten la mitología de su tierra en las líricas, así que me tienen más que ganado por todas partes. Además de esto, las voces no hacen más que recalcar esa brutalidad con la que imploran al Duat que engulla a Nut y traiga la eterna oscuridad para siempre.

Muy recomendado para seguidores de MAAT, SCARAB, ODIOUS, NILE o incluso MELECHESH u OBSIDIAN GATE.

Comparte:

COMENTARIOS