COUNTLESS SKIES (GBR) – New dawn, 2016

Enlaces: Web Oficial Facebook Youtube Twitter BandCamp

countlessskies00En la música, como en las razas o civilizaciones, una de las cosas más maravillosas es la evolución. Sin evolución, no existiría la vida como la conocemos a día de hoy, y por supuesto, muchos de los estilos de música que más nos gustan tampoco.

La banda sobre la que hoy hablamos para someter a reseña su primer LP la conocí cuando sacaron su prueba de fuego en forma de EP homónimo. He de reconocer que por aquel entonces me gustaron, pero no me entusiasmaron, pero al enterarme que sacaban un larga duración no dudé un instante en comprobar si ya tenían algún adelanto colgado por la red, llevándome una grata sorpresa. Aquellos COUNTLESS SKIES que conocí hace dos años aproximadamente han madurado y de qué manera.

Su propuesta, más sólida y emotiva, va a conseguir sin ningún tipo de duda, plantar cara a los grandes de la escena melodeath actual. Para empezar, es totalmente innegable de dónde han mamado estos ingleses durante su proceso creativo o al menos, qué bandas han ejercido más influencias desde aquel Countless skies. Su sonido es, casi al noventa y pico por ciento escandinavo, y no me refiero únicamente al campo de la composición, ya que la producción es muy similar a la que presentan las bandas a las que recuerdan en este New dawn.

Incluso en temas de registros, como es el caso de la voz de Ross King, recuerdan mucho a los empleados por Niilo Sevänen en INSOMNIUM. Y ni que decir tiene que COUNTLESS SKIES derrocha venazos INSOMNIUM por doquier. Entre la voz, las melodías de guitarra y los medios tiempos y los tupa tupa intercalados, casi te dan la sensación en algunos momentos de estar escuchando el Shadows of the dying sun pt. II, y lo digo como algo exclusivamente positivo, ya que en todos y cada uno de los temas añaden ingredientes que hacen que puedas distinguirlos de los fineses. Como os decía, las melodías de guitarra, al igual que a los de Joensuu recuerdan casi a partes iguales a los también fineses OMNIUM GATHERUM, cosa que no es de extrañar, ya que comparten a Markus Vanhala como guitarrista entre sus filas.

Me ha encantado en este disco las atmósferas que crean con los fondos de teclados y samplers, que junto con las guitarras te hacen imaginar continuamente la portada del disco y sus colores, en movimiento, tornándose conforme se acerca el final del disco, a ese negro azulado que se puede percibir en el cielo las noches de luna llena. Es un puntazo a favor que un disco suene a la portada y que la portada refleje la música. Al menos para mí, es muy importante.

Algún que otro aire doomer (como por ejemplo en “Solace”) donde también recuerdan a IN MOURNING, con esas bajadas de ritmo tan pesadas, añadiendo más matices al disco, y con buenas maneras además, así que el enriquecimiento es más que obvio. En resumidas cuentas y sin pillarme los dedos, uno de los lanzamientos del año, dentro y fuera de su género, ya que es más que probable que guste incluso a los heavy metaleros más clásicos, ya que hay partes muy “heavylongas” a lo largo de este New dawn.

Si he de quedarme con un tema, escogería “Daybreak”, por sus melodías tanto instrumentales como vocales, totalmente emotivas y con gancho, demostrando además que se pueden incluir voces limpias que no suenen a niñato que llora porque le ha dejado su novia o porque sus padres le han regañado por suspender la mitad de las asignaturas del curso. Precioso tema, de un disco maravilloso.

2firmajabo

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS