CORPORE – City of Infinity, 2011

Enlaces: Web Oficial MySpace Youtube

Como músico reconozco que cada día resulta más complicado hacer que tu música suene al menos “distinta” ya que por desgracia, hoy en día ya nada resulta original.

Con la incursión masiva de la electrónica en el mundo del Rock y Metal, muchos grupos encontraron el filón definitivo para desarrollar su creatividad y dar al mundo gran cantidad de buenos discos fruto de esa unión. Poco a poco, las ideas se fueron acabando y lo que un día resultó ser vanguardia, pasó a sonar gastado e insípido.

Sin embargo de un tiempo a esta parte, cada vez son más las bandas que vuelven a retomar la vieja fórmula y apuestan por incorporar a sus canciones elementos electrónicos propios de músicas ajenas a nuestro ámbito más ortodoxo. Pero al igual que ocurrió hace años con  la explosión de todos aquellos grupos, el simple hecho de añadir samples o sintetizadores no es suficiente para que una banda resulte “apetecible”,  y aunque en ocasiones sí sirvan para salvar algún tema insulso, en muchas otras, el no utilizar bien (o al menos, con cierto gusto y clase) estos elementos, desluce notablemente el trabajo de un grupo.

Dicho esto, me meto de lleno en “City of infinity”. Quizá haya sido esa portada con cierto olor a naftalina, más propia de grupos como KRAFWERK o algún cd recopilatorio del tipo “Synthesizer”, me haya dejado un tanto receloso, puede ser, pero desde el principio hay algo que no me encaja…

En los primeros compases del disco, parece que nos encontramos ante un grupo en la onda de nombres tan de moda como ENTER SHIKARI o SHOOT THE GIRL FIRST, pero esa sensación se desvanece a los pocos segundos, con la misma rapidez con la que el grupo cambia hacia un terreno totalmente opuesto, sonando como un mal intento de Heavy Rock ochentero con sintetizadores de fondo, llegando incluso a un punto máximo de electrónica discotequera.

Continúo mi recorrido y suenan “Ya no queda tiempo”, “Letal”, ”Restart” pero no consigo que ninguna me enganche totalmente, si bien es cierto que los temas está salpicados con buenos breakdowns y riffs metaleros, los constantes cambios de rumbo y esas melodías tan facilonas de voz y teclado, hacen que se pierda toda la fuerza, dejando una amalgama de estilos sin desarrollar por completo.

Involución” y “Demasiado tarde” son los temas más potentes del disco, con guitarras muy agresivas y estribillo a medio tiempo que esta vez, sí empasta con el resto del tema.Tras ellas la calmada e intensa “Mil recuerdos en tu soledad” y cerrando el disco, la enérgica “Corpore in sepulto”.

Para aquellos que gustan de etiquetar todo lo que escuchan, les diré que es complicado catalogar la música de esta banda. Los temas provocan una sensación de collage más que de pieza compacta, no llegan a ser Heavy, ni Groove, ni Dancecore, pero sí incorporan elementos de todos esos estilos, está claro que la mezcla así como la capacidad de su vocalista para interpretar textos tanto en inglés como en castellano (entremezclándolos en los temas) hacen que CORPORE suene a CORPORE y eso es algo que poca gente puede decir de su música, pero el cóctel de estilos además de atractivo, debe resultar convincente.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS