CORONER (CHE) – Autopsy, 2016

Enlaces: Web Oficial Facebook Twitter

coroner01En una época en la que cada vez es más común que grupos por largo tiempo desaparecidos decidan reunirse parece que hay pocos regresos que se nos presenten como noticias sorprendentes. En contra de lo que algunos puedan pensar, yo creo que es un efecto muy positivo. Las tecnologías y el fácil acceso a la cultura de nuestros días ha permitido que muchas personas que en su día no pudieron conocer a ciertas bandas, sobre todo personas jóvenes, se interesen por ellas ahora al margen de lo que las tendencias de cada época van marcando de cara a la proyección de cada grupo. Así, grupos a los que en su día nadie hacía ni puto caso y se acabaron separando han visto como se les ha hecho justicia muchos años después.

Pese a todo, el caso de CORONER es diferente. O tal vez sólo me lo parece a mí, que quizá tengo la objetividad distorsionada por ser un grupo que me gusta mucho, pero el caso es que antes de su reunión no recuerdo haber oído a mucha gente hablar del grupo. Siempre han parecido el ejemplo paradigmático de grupo de culto, por lo que la noticia de su regreso fue, para mí, una agradable sorpresa.

Estrictamente, Autopsy, subtitulado consecuentemente The years 1985-2014 in pictures, es un box set que cuenta con un extenso contenido audiovisual incluyendo un documental y un directo más una recopilación de algunos de los mejores temas de toda su discografía. En otras palabras, se trata de un repaso de la historia de CORONER muchos años después de que esa historia acabara… antes de ser retomada en nuestros días.

Dadas las especiales características de este lanzamiento le he estado dando bastantes vueltas a la decisión de cómo reseñarlo. Finalmente he decidido concentrarme en lo que creo que debería ser la intención primaria de una edición como esta: recoger la historia del grupo antes de iniciar su nuevo episodio.

En los ochenta CORONER fue, desde Suiza, una de las formaciones abanderadas de lo que ahora llamamos thrash metal técnico. Ellos representaban, junto con grupos como VOIVOD, WATCHTOWER, MEKONG DELTA y muchos otros, sin olvidar a sus compatriotas y claros referentes CELTIC FROST, la cara más atrevida y vanguardista del thrash metal, un género que aún hoy algunos se empeñan en considerar inmovilista o creativamente limitado. Esto los coloca en una posición de pioneros en la concepción posterior del metal extremo como un terreno propicio para las ambiciones progresivas y para la experimentación.

En los primeros tiempos de CORONER esta ambición se manifestó en su cercanía al sonido neoclásico, con los temas de su primer album RIP (1987, compárese con otros lanzamientos del mismo año) repletos de mareantes ejercicios melódicos. Punishment for decadence (1988) amplió aún más el uso de la técnica en sus composiciones, presentando estructuras erráticas y una increíble fluidez. Para el tercer disco, No more color (1989), la influencia neoclásica se redujo notablemente y los ejercicios de escalas dieron paso a una cada vez mayor experimentación rítmica y armónica. Esta tendencia pasó seguramente por su punto álgido con Mental vortex (1991), algo que probablemente podría decirse en general de toda la obra de la banda: muchos aún lo consideran su mejor disco y, una vez más, no deja de ser significativo que apareciera en un año en el que el panorama del metal en general sufriría cambios drásticos. Finalmente, Grin (1993) presenta su material técnicamente más simple hasta la fecha, acercándose a terrenos más modernos y psicodélicos. Después de eso, ya se sabe: el grupo se separó y sus miembros acabaron en bandas como KREATOR o APOLLYON SUN.

La cuestión es que aún hoy el material antiguo de CORONER resulta impactante pese a la tremenda diversificación estilística que ha sufrido el metal en todos estos años. No sólo eso, CORONER es de hecho uno de los motivos de esa diversificación y uno de los momentos importantes en la evolución del estilo, y es fácil identificar en su música ideas que después han sido exploradas por muchas bandas progresivas. Repasar estos temas antiguos nos permite además apreciar el grado de dominio instrumental de los músicos, a un nivel que no era demasiado común en el género en aquel entonces. Lamentablemente, para la reunión no ha vuelto el batería e ideólogo Marquis Marky, contando en su lugar con Diego Rapacchietti. Aparte de esto, dos grandes olvidados por gran parte del público cuando se habla de instrumentistas del género: el guitarrista Tommy T. Baron y el bajista y vocalista Ron Royce que es quizá de mis bajistas favoritos de todos los tiempos, especialmente por su interpretación en los primeros trabajos de la banda. El material en directo incluido es sin duda un buen modo de comprobar el actual estado de forma de estos músicos.

En cuanto a la lista de temas elegidos no hay realmente mucho que decir. Lo mismo pasa con el recopilatorio… Es un recopilatorio,sin más, y tanto en un caso como en el otro son temas de CORONER y son buenos, pero no creo que sea posible elegir una lista que satisfaga a todo el mundo. Aunque desorienta un poco encontrar temas de discos tan distintos, funcionan como primer acercamiento en no demasiada profundidad a la obra del grupo para quienes no lo conozcan, y en ese sentido creo que cumplen correctamente su cometido.

Parece claro que el propósito de Autopsy no es otro que anunciar el regreso de CORONER, y yo creo que lo cumple claramente. Para quienes ya conocieran a la banda se convierte en una excusa para recuperarla, y para quienes no, en un prefecto punto de partida para familiarizarse con el trabajo de una banda mítica a partir del cual meterse de lleno en una discografía redonda que no puedo dejar de recomendar. Más allá de esto, evaluar la música contenida en un lanzamiento como éste o su relevancia en relación a las ediciones de este año creo que estaría fuera de lugar. En vez de esto lo interesante será, opino, esperar a que editen música nueva. Centraremos nuestra atención entonces en un futuro nuevo disco que espero y deseo fervientemente que esté a la altura de la tremenda herencia que CORONER ha dejado al mundo del heavy metal.

firmaandrades

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS