CHANID (POL) – Lucifer, 2018

Enlaces: Facebook BandCamp

Con un sonido potente, agudo y chirriante, nos encontramos con CHANID, una banda de black metal formada en la capital polaca, Varsovia, allá por el 2011 y la cual nos presenta su álbum debut.

Publicado por el sello ruso Casus Belli Musica (AURORA BOREALIS, CRYSTALMOORS, CLARET ASH…) y Beverina Productions (CRYSTALMOORS, HORDAK, MUST MISSA….) de Letonia, Lucifer está limitado a 300 copias y nos obsequia con siete canciones más intro, que se volatilizan en menos de media hora.

Furia y agresividad arraigada en lo que fueron los años 90 (mediados) en el género, respaldados por una producción más bien limpia (especialmente en lo que a la batería se refiere), es la bofetada inaugural que nos atiza nada más finalizar la apertura «Introit Lucifer» y a través del corte «Evocation of Lucifer» (queda claro quién es el principal protagonista de esta obra, ¿verdad?), que igualmente cuenta con algo de melodía (sin pasarse) y pequeños toques death metal. A continuación, aparece «Misterium II» con buenos cambios de ritmo y alguna parte más lenta y atmosférica, uno de los más destacados sin duda. Tampoco olvidaría señalar «Consummatum est!«, con un estribillo… pegadizo y contundente, que se incrustará en tu cerebro, y los dos últimos temas, «Ancient forces» y «Stagnant hours«, con punzantes medios tiempos que enriquecen la fórmula del grupo haciéndola más seductora. Las letras cuentan una historia conceptual (iniciada en su demo Misterium que vio la luz en 2014) sobre la soledad y el sufrimiento de Lucifer, desde un punto de vista diferente al habitual.

Grabación (en directo) y mezcla por Igor Brzeski (MERGE CONFLICT, AQUILLA, RUNIKA…) en los Sunstorm Studio y estupenda portada por Vladimir Prokofyev (Paint-It-Black), quien ha trabajado para bandas como LAUXNOS, IN TENEBRIZ, GMORK… La formación que grabó este álbum, por cierto que actualmente ha sufrido cambios, en aquel momento estaba compuesta por Burner of the Cross (B.O.T.C) a la batería, Sentiel a la guitarra, Forest voces y también a la guitarra y, por último, Necrofilip al bajo.

Poco más que añadir. Primer disco para CHANID con un estilo de black metal afilado y repleto de intensidad, que en ocasiones puede hacerte recordar a ENTHRONED o primeros DARK FUNERAL, SATYRICON… No es un mal estreno, pero realmente no hay mucho que lo haga sobresalir, lo que por desgracia puede que le condene a quedar vagando alrededor de las orillas del río Cocito durante un futuro no muy lejano.

Comparte:

COMENTARIOS