CEREBRAL TORTURE – Activated hybrid project, 2015

Enlaces: Facebook

cerebraltorture01Hagamos un poco de historia: CEREBRAL TORTURE nace, como nos cuenta el propio grupo, en forma de proyecto en solitario del que fuera cantante de HUMAN MINCER, Carlos Mejías, como una forma de expresión al margen de la actividad de la veterana banda madrileña de death metal. Más tarde el proyecto cambiaría su nombre por el de THIRST OF REVENGE, iniciando una etapa que dio como resultado los álbumes The beginning of the end (2010) y el muy interesante Annihilation of races (2011). Con el tiempo Carlos decidió recuperar la actividad bajo el nombre de CEREBRAL TORTURE incorporando un segundo miembro, Alex Iron, y dando como resultado el disco del que aquí hablamos.

La música de Activated hybrid project nace de unos principios básicos similares a los que pudimos escuchar en su momento en HUMAN MINCER y THIRST OF REVENGE, pero con algunas variaciones. Así, Activated hybrid project es un disco de brutal death moderno y variado. Abundan riffs oscuros y pesados que se combinan con algunas partes cercanas al slam de grupos como ABOMINABLE PUTRIDITY, potenciados por texturas armónicas extrañas en una mezcla que guarda cierto parecido con WORMED. Al mismo tiempo el grupo incorpora algunos fraseos de guitarra en ráfagas veloces y vertiginosas típicas del death metal técnico más limpio y preciso de bandas como ORIGIN, NECROPHAGIST y demás.

Los aspectos más técnicos del disco destacan porque no son excesivamente frecuentes. En general, CEREBRAL TORTURE tiende a gravitar inevitablemente hacia lo más pesado y brutal, y sorprende que los alardes de técnica se integren tan bien. Es Alex Iron quién se encarga de las guitarras y el bajo, mientras que Carlos Mejías ofrece unas líneas vocales muy potentes y muy en la línea de este estilo, guturales profundos y muy sucios que se funden perfectamente con los instrumentos. Las baterías son programadas y, si he de ser totalmente sincero, creo que no suenan muy realistas, pero curiosamente quedan bien. Les falta seguramente algo de groove, pero creo que el sonido sintético y mecánico encaja con el concepto que la banda parece buscar. Por lo demás el trabajo de producción ha conseguido un sonido muy pesado e intenso en el que parece que están tocando unas guitarras gigantescas.

Las letras de los temas y el concepto visual del álbum tienden hacia una especie de ciencia ficción oscura y abstracta. La presentación cuenta con una portada genial de Eduardo Maqueda, y el diseño en general es efectivo, aunque tengo que decir que en la versión que me ha llegado, la fuente que han elegido para las letras en el libreto, descoloca un poco.

Resulta poco común que un grupo de death metal combine de un modo tan homogéneo y natural vertientes como el brutal death más descontrolado, las partes técnicas, las más pesadas y la atmósfera. Sin embargo, todo tiene su sitio en CEREBRAL TORTURE, y esto no puede deberse más que a la madurez musical y la experiencia.

Por estos motivos Activated hybrid project gustará a todos los amantes de este tipo de death metal. Creo que es un trabajo cuyos autores se han tomado muy en serio, sin limitarse a editar lo primero que se les ha pasado por la cabeza, y eso se nota. No sé cuáles serán los planes de futuro de CEREBRAL TORTURE, si seguirán con este nombre o con THIRST OF REVENGE. En todo caso, mientras sigan sacando death metal de calidad, poco importa el nombre.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS